Cultura

Julia Navarro explora en nueva novela el poder del origen de las personas

‘De ninguna parte’, la más reciente obra de la autora española, cuestiona si el lugar de donde venimos marca irreversiblemente nuestro futuro. El libro ya está disponible en nuestro país

¿Es posible que nuestro origen determine nuestra realidad? Esa es una de las preguntas que busca contestar la novelista y periodista española Julia Navarro en De ninguna parte, su nuevo libro.

“¿Qué es más difícil? ¿Morir o matar? Abir Nasr es un adolescente libanés que presencia impotente el asesinato de su familia, durante una misión del ejército israelí en el sur de su país. Ante los cadáveres de su madre y hermana pequeña, jura que perseguirá a los culpables durante el resto de su vida”, reza la sinopsis del libro, ya disponible en la Librería Internacional.

El libro también muestra a Jacob Baudin, un joven que participó como soldado en la fatal acción mientras cumplía con el servicio militar obligatorio y quien, noche tras noche, se despierta con la amenaza de Abir en su cabeza.

Después de la tragedia que cobró erróneamente la vida de su familia, Abir se traslada a vivir a Francia donde se encontrará con un mundo lleno de posibilidades. Tanta libertad amenaza con asfixiarlo.

En medio de esta batalla interna, el joven conocerá a Marion, una bella joven llena de vida de la que caerá profundamente enamorado.

Reflexión constante

La escritora confiesa que en De ninguna parte reflexiona sobre la condición humana, un tema que ya ha abordado en obras anteriores.

“Suelo decir que el último misterio que queda por desvelar en la Tierra es el ser humano. Para mí, escribir es intentar viajar al abismo del alma de los personajes. Una manera de intentar comprender el mundo, de buscar respuestas a todos esos porqués, que a veces es difícil hallar”, aseguró Navarro en una entrevista cedida por la Librería Internacional.

“Una de las preguntas que no dejo de hacerme es hasta qué punto nuestro origen nos determina, es decir, dónde están los límites de nuestra libertad o cómo esa libertad está condicionada”, añadió la novelista.

En De ninguna parte, la autora explora en esta obra temas muy presentes a lo largo de su carrera como la búsqueda de identidad, el desarraigo y el peso del pasado, todos contrapuestos contra un fondo de integrismo religioso.

En su libro Dispara yo ya estoy muerto, la española ya había hecho un retrato minucioso de la historia de la Palestina del siglo XX y la creación del Estado de Israel; sin embargo, en esta nueva obra se adentra al plano más íntimo, al escudriñar a quienes se ven obligados a elegir bandos.

“No quiero caer en el pesimismo del determinismo, ni tampoco justificar lo que hacemos en función de las circunstancias, siempre podemos elegir, pero tampoco podemos ignorar lo que cada cual lleva en la mochila”, reflexiona Navarro.

Los dos hombres protagonistas de la novela se ven obligados a vivir de acuerdo con identidades que no escogieron, pero de las cuales les es muy difícil escapar.

Responsabilidad mediática

Los medios de comunicación también están presentes en De ninguna parte y Navarro, como periodista, inserta la cobertura informativa como uno de los personajes de la novela.

Es así cómo aparece el personaje de Helen Morris, una reconocida periodista casada con uno de los hombres más importantes de la industria de la televisión. Ella será la responsable de mostrar la cara oculta de la información.

“La única línea roja de la libertad de prensa es la verdad. La obligación de los periodistas es contar lo que sucede, sea lo que sea, enfrentándonos con frecuencia a los que ostentan el poder, ya sea político, económico o social, que intentan que demos la versión de los hechos que más les favorece o que incluso no contemos aquello que les puede perjudicar”, destacó la autora en la entrevista.

En ese sentido, la novela lleva al lector hasta el corazón de una amenaza terrorista en el corazón de Europa, con el pulso de quien conoce los medios de comunicación desde dentro.

Navarro coloca a su audiencia en el centro de uno de los enclaves más importantes para el terrorismo islámico en Occidente, justo en medio de los detallados preparativos para un atentado que podría sacudir al mundo entero.

Pero sobre todo, De ninguna parte es un viaje hasta el interior de la conciencia de dos sujetos que son eternos exiliados de sí mismos y que viven en un permanente conflicto con su identidad.

Julia Navarro ha publicado otras siete novelas, de las cuales se han vendido millones de ejemplares en todo el mundo, entre las que se encuentran La hermandad de la Sábana Santa, La Biblia de barro y La sangre de los inocentes.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.