Kimberly Herrera. Hace 6 días
El Ministerio de Cultura advierte que su presupuesto se reduciría en un 13,4% de aprobarse las mociones, afectando programas como el Festival Internacional de las Artes. Foto: Diana Méndez/Archivo.
El Ministerio de Cultura advierte que su presupuesto se reduciría en un 13,4% de aprobarse las mociones, afectando programas como el Festival Internacional de las Artes. Foto: Diana Méndez/Archivo.

La diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) María Inés Solís; así como los legisladores del Partido Liberación Nacional (PLN) Gustavo Viales, Silvia Hernández y Ana Lucía Delgado presentaron ante la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa dos mociones diferentes para recortarle el presupuesto ordinario del 2021 al Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ).

La moción presentada por los diputados liberacionistas reduciría en ¢6.400 millones el presupuesto del MCJ para el 2021; mientras que la de la socialcristiana plantea un recorte de ¢4.126 millones.

El presupuesto planteado inicialmente por el Gobierno de la República para el MCJ correspondía a ¢47.484.9 millones y la eventual rebaja que proponen los legisladores representaría una reducción de hasta un 13,4%.

“Supone la absoluta reducción de acceso a la vida cultural que tendrá la población y la imposibilidad de apoyar la reactivación de un sector ya de por sí afectado por la crisis laboral generada por la pandemia” Sylvie Durán, ministra de Cultura y Juventud.

“Esta moción nos dejaría sin viabilidad. Resulta arbitraria y, muy probablemente, realizada con desconocimiento sobre el accionar del MCJ. Estamos analizando, incluso si contraviene el mandato constitucional que nos corresponde como a todos, que nos impide cumplir con planes operativos, responsabilidades altamente prioritarias en el Plan Nacional de Desarrollo”, explicó la ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán.

Las mociones afectarían el funcionamiento de instituciones como el Teatro Nacional, el Teatro Popular Melico Salazar, el Archivo Nacional, los diferentes museos, el Centro de Producción Artística y Cultural (Cepac), el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica, el Sistema Nacional de Educación Musical (Sinem) y el Centro Nacional de la Música, entre otras.

Además, provocaría la desaparición de muchos programas culturales, talleres, exhibiciones, pólizas, puestas en escena y afectaría la contratación de seguridad para salvaguardar edificaciones patrimoniales como el Teatro Nacional, Museo Nacional y Teatro Popular Melico Salzar.

“Dichas propuestas lesionan de manera directa la actividad sustantiva del Ministerio de Cultura y Juventud y todas sus instituciones adscritas; algunas quedarían incluso al borde del cierre técnico, como el caso de la Dirección de Cultura. Hemos sido absolutamente responsables con la situación en que se encuentra el país: nuestro ministerio había hecho ya todo el esfuerzo por contraer gasto y operar al límite en el cumplimiento de nuestros deberes", afirmó Durán en un comunicado de prensa.

La jerarca advirtió que si este recorte avanza “supone la absoluta reducción de acceso a la vida cultural que tendrá la población y la imposibilidad de apoyar la reactivación de un sector ya de por sí afectado por la crisis laboral generada por la pandemia”.

Moción del PUSC

La propuesta de la diputada socialcristiana María Inés Solís presentada ante la Comisión de Hacendarios el pasado jueves 15 de octubre, plantea un recorte de ¢4.126 millones.

De ese total, la legisladora solicita que se le rebajen ¢1.261 millones a las actividades centrales del Ministerio de Cultura que incluye becas, pago a los premios nacionales de literatura, pago para gastos de operación y mantenimiento del Parque La Libertad, así como dinero para el Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart).

También pide una rebaja de ¢231,4 millones al Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio; ¢197,3 al Museo Nacional de Costa Rica; ¢168,3 millones al Museo de Arte Costarricense; ¢65,5 millones al Museo Histórico Juan Santamaría; ¢10 millones al Museo Calderón Guardia; ¢7,2 millones al Museo de Arte y Diseño Contemporáneo; ¢5,3 millones al Centro Cultural José Figueres; ¢10,4 millones a la Casa de la Cultura de Puntarenas; y ¢285,4 millones a la gestión y el desarrollo cultural.

Además, plantea reducir ¢135,1 millones al Sistema Nacional de Bibliotecas; ¢107,9 millones a la promoción de las artes; ¢82,1 millones al Centro Nacional de la Música; ¢139,2 millones al Sistema Nacional de Educación Musical; ¢377,1 millones al Teatro Nacional; ¢349,6 millones al Teatro Poular Melico Salazar; ¢144,3 millones al Centro Costarricense de Producción Cinematográfica; ¢285,5 millones al Centro de Producción Artística Cultural; ¢137 millones a la Dirección General del Archivo Nacional; y ¢125,8 millones al Consejo de la Persona Joven.

Entre los programas que se verían afectados por los recortes propuestos por los diputados está el Sistema Nacional de Educación Musical. Foto: Rafael Pacheco.
Entre los programas que se verían afectados por los recortes propuestos por los diputados está el Sistema Nacional de Educación Musical. Foto: Rafael Pacheco.

La idea de la legisladora es que con el total de esos dineros se le rebajen ¢304 millones a la Emisión de Títulos Valores de Deuda Interna y se le aumente ¢3.822 a la Amortización de la Deuda Interna.

Moción del PLN

La segunda moción para recortar el presupuesto del Ministerio de Cultura proviene del PLN. Esta busca disminuir el presupuesto de la cartera de Cultura y Juventud en ¢6.400 millones para el 2021.

Los verdiblancos Silvia Hernández, Ana Lucía Delgado y Gustavo Viales plantean una reducción de ¢1.135,5 millones a las actividades centrales del Ministerio de Cultura; ¢161,4 millones al Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio; ¢524,5 al Museo Nacional de Costa Rica; ¢422,7 millones al Museo de Arte Costarricense; ¢165,3 millones al Museo Histórico Juan Santamaría; ¢22,6 millones al Museo Calderón Guardia; ¢42,5 millones al Museo de Arte y Diseño Contemporáneo; ¢18,9 millones al Centro Cultural José Figueres; ¢24,5 millones a la Casa de la Cultura de Puntarenas; y ¢873,2 millones a la gestión y el desarrollo cultural.

Además, proponen reducir ¢282,3 millones al Sistema Nacional de Bibliotecas; ¢248,6 millones a la promoción de las artes; ¢237,4 millones al Centro Nacional de la Música; ¢139,2 millones al Sistema Nacional de Educación Musical; ¢700 millones al Teatro Nacional; ¢609 millones al Teatro Popular Melico Salazar; ¢353 millones al Centro Costarricense de Producción Cinematográfica; ¢53,7 millones al Centro de Producción Artística Cultural; ¢337 millones a la Dirección General del Archivo Nacional; y ¢60,7 millones al Consejo de la Persona Joven.

La moción liberacionista plantea destinar esos ¢6.400 millones para la reducción en la emisión de títulos valores de deuda interna.

La ministra de Cultura, Sylvie Durán, advirtió que los recortes no ayudarán a que el sector artístico se pueda levantar de la afectación provocada por la pandemia. Foto: Albert Marín/Archivo.
La ministra de Cultura, Sylvie Durán, advirtió que los recortes no ayudarán a que el sector artístico se pueda levantar de la afectación provocada por la pandemia. Foto: Albert Marín/Archivo.

“Los recortes al presupuesto 2021 del Ministerio de Cultura y Juventud, afectan a una población urgida de sanar, mediante las artes, las repercusiones de una pandemia que ha golpeado nuestra estabilidad emocional y mental. A la vez, deja a las trabajadoras y trabajadores de la cultura sin posibilidad de reactivación económica personal y debilita la cadena de consumo que significa la creación de artesanías o la filmación de una película. Estos recortes son un golpe a la población en general”, dice Kyle Boza, representante de la Asociación de Grupos Independientes de Teatro Profesional (Agitep).

Igual de preocupado se mostró Álvaro Rojas, coordinador del Colegio de Costa Rica, que es la instancia del Ministerio de Cultura encargada de promover las artes literarias. “En este momento se encuentra en la Asamblea Legislativa una moción de recorte al presupuesto ordinario del ministerio que de aprobarse reduciría en un 100% el presupuesto del Colegio de Costa Rica. Prácticamente sería un cierre técnico. Ese presupuesto está dividido en ¢46.8 millones para becas y poco más de ¢21 millones para Premios Nacionales. Este último presupuesto es un compromiso de ley, la 9211”, explicó.

El año anterior, los diputados aprobaron una moción para recortar ¢255 millones al presupuesto del Ministerio de Cultura y Juventud, siendo el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica el más afectado, pues en esa ocasión se le recortaron ¢100 millones.

El Gobierno entregó el pasado 1.° de setiembre a la Asamblea Legislativa el proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario de la República del 2021, por un monto total de ¢11.448.570 millones.

La Comisión de Asuntos Hacendarios comenzará a discutir las mociones esta semana.