Víctor Fernández G.. 4 junio
'Rocketman' ya está disponible en todos los complejos cinematográficos del país. Paramount Pictures.
'Rocketman' ya está disponible en todos los complejos cinematográficos del país. Paramount Pictures.

Antes de ser caballero inglés, antes de ser un feliz padre de familia, antes de ser el amigo que lloró en el funeral de la princesa, Elton John era una estrella de rock. Y a su pasó sembró relámpagos.

Días atrás se estrenó en los cines del mundo Rocketman, filme basado en la biografía del legendario Mago de la Maquinita. La cinta ha sido un sonoro éxito con la crítica y la audiencia, y arroja una nueva luz sobre la obra y vida de un músico de talento extraordinario pero al que las generaciones más recientes recuerdan solo como un “señor”, un tipo de traje impecable que hizo las canciones del Rey León. Sin embargo, la época más deslumbrante de Elton fue en la década de 1970, y es ahí donde están las luces de Rocketman.

Acá le compartimos algunos datos curiosos y de interés para comprender en toda su dimensión el trasfondo del filme, tanto de contexto histórico como de producción cinematográfica. Y bueno, si bien se trata de historia real y documentada, no está de más advertir que encontrará spoilers, en caso de que aún no tuviese el gusto de sentarse, palomitas de maíz en mano, a ser recibido en la vida de Sir Elton.

1. El gran Bernie Taupin

Si bien la película se anuncia, con razón, como la biografía de Elton John, es justo reconocerle que mucha de la atención es compartida con otro personaje: el letrista, poeta y cantautor inglés Bernie Taupin, autor de la mayoría de la letra de los grandes éxitos de Elton.

Interpretado en el filme por el actor Jaime Bell (Billy Elliot), Taupin conoció a John en 1967 y de inmediato formaron una sociedad musical tremendamente productiva: Bernie le entregaba a Elton sus poemas y letras de canciones y este las musicalizaba, usualmente trabajando cada uno por su lado. El filme hace justicia al talento de Taupin, quien es el autor de clásicos de Elton John como Rocket Man, Tiny Dancer, Candle in the Wind, Goodbye Yellow Brick Road, Don’t Let the Sun Go Down on Me, y Your Song.

Si bien la mayor parte de su obra ha sido para Sir Elton, Bernie también ha sacado tiempo para escribir canciones a otros artistas como Alice Cooper, Rod Stewart, Kiki Dee, Red Hot Chili Peppers, Richie Sambora, Starship (We Built This City) y Heart (These Dreams).

La relación artística, profesional y de amistad entre Elton John (Taron Egerton) y Bernie Taupin (Jaime Bell) es ampliamente abordada en la película. Paramount Pictures.
La relación artística, profesional y de amistad entre Elton John (Taron Egerton) y Bernie Taupin (Jaime Bell) es ampliamente abordada en la película. Paramount Pictures.
2. “Hermana” de Bohemian Rhapsody

Es un ejercicio lógico (y casi inevitable) comparar a Rocketman con Bohemian Rhapsody, el filme biográfico de Freddie Mercury y su banda Queen, estrenado con gran pompa en el 2018 y que fue un sonado éxito, tanto de taquilla como en la pasada ceremonia de premios cinematográficos (cuatro Óscar incluidos). Esto aunque, tras verlos, es evidente que hablamos de caminos muy distintos para representar la vida de dos de los rockstars más grandes de la historia, con Rocketman decantándose por la vía del musical y la fantasía.

Aún así, hay múltiples cruces entre los equipos productores de ambas películas. El parentesco mayor se da por su director, Dexter Fletcher. El cineasta inglés asumió la dirección de las dos últimas semanas de rodaje de Bohemian Rhapsody luego de que su director original, Bryan Singer, fuera despedido en media producción (debido a reglas de la industria, Singer conservó el crédito de director en solitario y Fletcher fue anotado como productor ejecutivo).

View this post on Instagram

Elton, Dex and Freddie. @gavinbondphotography

A post shared by Taron Egerton (@taron.egerton) on

3. El infame John Reid

Además de que Rocketman y Bohemian Rhapsody cubren una ventana de tiempo similar de la escena roquera inglesa, ambos filmes además comparten un personaje notorio, pues el mánager y examante de Elton, John Reid, también fue representante de Queen. Reid inició una relación profesional y sentimental con Elton John en 1970; el noviazgo terminó cinco años después pero Reid continuó como mánager de John hasta 1998, y en ese período también manejó a Queen, entre 1975 y 1978.

En Rocketman, Reid es el villano de la película, no muy lejano a su rol real en la vida de Elton, pues el cantante lo llevó a los tribunales tras comprobarse los abusos de su parte en la administración de los recursos del artista. En cambio, su papel en Bohemian Rhapsody no parece tan siniestro, y de hecho es de los pocos mánagers que trató de orientar hacia la prudencia los pasos de Freddie Mercury (para mejores referencias, es el personaje al que Freddie obliga a bajarse de su limusina, en media calle).

El actor Richard Madden (derecha) interpreta al mánager John Reid en 'Rocketman'. Su relación profesional y sentimental con Elton John es uno de los ejes de la película. Paramount Pictures.
El actor Richard Madden (derecha) interpreta al mánager John Reid en 'Rocketman'. Su relación profesional y sentimental con Elton John es uno de los ejes de la película. Paramount Pictures.

En otra feliz coincidencia, en los dos filmes Reid es interpretado por exalumnos de la aún extrañada serie de HBO, Game of Thrones: en la nueva película el mánager es encarnado por Richard Madden (Rob Stark), mientras que en Bohemian le correspondió a Aidan Gillen (Petyr ‘Littlefinger’ Baelish).

4. I’m Still Standing: Parte 2

La estrella de Rocketman, Taron Egerton, demuestra sus dotes vocales a lo largo de todo el largometraje, pues el actor y cantante regrabó los principales éxitos de Elton John para la banda sonora del filme. Sin embargo, esta no es la primera vez que el joven actor se enfrenta al reto de cantar un clásico de Sir Elton.

Previo a grabar su versión de I’m Still Standing para Rocketman, Egerton ya lo había hecho en el 2016, cuando dio voz al gorilla Johnny en la película animada Sing. Johnny es un joven deseoso de dedicarse a la música pero no cuenta con el apoyo de su padre, jefe de una banda de gorilas criminales. Sin embargo, cuando en el desenlace del filme Johnny se luce con una versión demoledora del éxito de 1983, su papá reconoce la vocación del muchacho.

En otro cruce de caminos que hoy parece profético, Elton John tiene una divertida aparición especial en Kingsman: The Golden Circle, filme del 2018 protagonizado por Egerton, aunque no compartieron escenas.

5. El alucinante concierto en el estadio de los Dodgers

Una de las escenas pivotes de Rocketman se da ya pasada la mitad del filme, cuando el infructuoso intento de suicidio de Elton (empastillado a más no poder se lanza en la piscina de su mansión frente a decenas de invitados) da paso a uno de los conciertos más importantes de su carrera.

Si bien la escena está adornada con elementos fantásticos, la recreación del doble espectáculo que Elton ofreció en el Dodger Stadium, en 1975, es bastante apegada a lo que realmente sucedió. A mediados de los años 70, Elton John era sin duda el solista más popular del mundo y el 25 y 26 de octubre se consagró como un showman fuera de serie frente a más de 100.000 asistentes en el mítico estadio de béisbol de Los Ángeles.

El músico ha confirmado que aquellos recitales los dio en la etapa más intensa de su adicción a las drogas y el licor, pero el público lo que vio fue a un artista carismático como pocos, que efectivamente apareció con un uniforme de los Dodgers cargado en lentejuelas y que levantó a la fanaticada de sus asientos cuando desde lo alto de su piano bateó pelotas con un histrionismo perfecto.

6. Sexo, drogas y rock and roll

Elton John es uno de los productores ejecutivos de su película, lo cual le dio mucho control sobre el modo en que se representaría su vida. Siendo Elton uno de los hombres homosexuales más reconocidos del mundo, el filme no esquiva el tema, sino que más bien lo integra naturalmente dentro de la narrativa.

Cuesta creerlo, pero Rocketman es la primera película de gran presupuesto hollywoodense (blockbuster) en incluir una escena de sexo entre dos hombres. Y en este punto, la obra sobre Elton John saca tremenda ventaja a Bohemian Rhapsody, pues aquel filme –con tal de alcanzar a una calificación menos rigurosa de parte de la censura– se anduvo de puntillas para esquivar el abordaje de la sexualidad de Freddie Mercury. Rocketman es un ejercicio mucho más honesto, que no aspira a ser visto por menores de 13 años. Y eso se le aplaude.

La cinta también es transparente en su representación del consumo de drogas ilícitas, tanto por parte de Elton como también de buena parte de la escena artística de los años 70. Sin entrar en juicios de valor, Rocketman nos recuerda cómo los excesos eran la “normalidad” de la industria del entretenimiento.

7. La magia de The Troubadour

Ubicado en Hollywood, el club The Troubadour es uno de los escenarios más míticos de la costa oeste de Estados Unidos. Ahí fue donde Elton John hizo su debut en suelo americano, el 25 de agosto de 1970, sumándose a la extensa lista de estrellas de la música que guardan recuerdos especiales de ese recinto. Aquel explosivo recital de Elton es uno de los pasajes más emocionantes del filme, donde el fundador del recinto, Doug Weston, es interpretado en el actor Tate Donovan.

Fue ahí también donde Guns N’ Roses dio su primer concierto, en 1980; donde fueron descubiertos los comediantes Steve Martin y Cheech & Chong, y el sitio escogido por James Taylor, Carole King, Neil Diamond y Rise Against, entre muchos otros, para grabar conciertos que luego fueron editados en disco. Stone Temple Pilots se inclinó por The Troubadour para dar su primer concierto con su nuevo cantante, Jeff Gutt, y el legendario club (fundado en 1957) también vio la primera presentación de Guns N’ Roses tras el regreso de Slash y Duff McKagan.

En cuanto a Elton, su agradecimiento hacia The Troubadour ha sido grande, al punto de que en 1975 regresó –ya convertido en uno de los artistas más famosos del planeta– para dar una serie de conciertos conmemorativos.

8. Mi amiga Kiki Dee

Si bien muchos son los nombres de estrellas de la música que se mencionan a lo largo del filme (Mama Cass Elliot, Neil Diamond, John Lennon), solo la cantante inglesa Kiki Dee es reconocible en escena.

Protegida musical de Elton, Dee logró el mayor éxito de su carrera cuando grabó juntó a él el dueto Don’t Go Breaking my Heart, en 1976. Bernie Taupin, autor de la canción, dijo luego que la pieza nunca fue de su agrado pero que Elton insistió en grabarla, originalmente en colaboración con Dusty Springfield. Sin embargo, la diva no pudo participar de la grabación por motivos de salud, y en su lugar Elton invitó a Kiki, quien era una de las artistas firmadas por la disquera fundada por John, Rocket Record Company.

Dee ha tenido una carrera estable y constante, aunque sin alcanzar otro éxito tan memorable. Su vínculo con Elton se ha extendido por décadas y fue común que le colaborara como corista, tanto en el estudio como en concierto (incluso actuó a su lado en el mítico Live Aid, de 1985). Además, los dos amigos volvieron a grabar un dueto, en 1993, justo para el álbum de colaboraciones de Sir Elton que incluyó la más bailable versión de Don’t Go Breaking my Heart, al lado de Rupaul.

En el filme, la actriz Rachel Muldoon da vida a Dee, justo durante la grabación de su clásico.

9. Elton Timberlake

Nadie se queja del trabajo de Taron Egerton como John. Sin embargo, en honor a la verdad hay que decir que el músico tenía otro nombre en mente para que lo interpretara en la pantalla grande.

Rocketman empezó a gestarse desde el 2001. En aquel entonces estaba previsto que el director de la película sería David LaChapelle, conocido más por ser realizador de videoclips. Fue él quien dirigió ese año el video de This Train Don’t Stop There Anymore, sencillo promocional de John que llegó en una época en la que el músico no tenía deseos de aparecer en sus videos musicales, por lo que invitaba a otros artistas a protagonizarlos.

Justin Timberlake interpretó a un joven Elton John en el audiovisual de This Train Don’t Stop There Anymore. Aún faltaban unos años para que el ídolo pop consolidara una hoy respetable carrera de actor pero aún así su nombre fue el primero que se asoció con el eventual filme biográfico de John. Sin embargo, la película se empantanó por años y LaChapelle y Timberlake se alejaron del proyecto, dando espacio para que, en su momento, se dijera que Tom Hardy asumiría el rol estelar. Al final, casi dos décadas después del inicio del proceso, Egerton fue el favorecido.

10. Canciones para la ocasión

Las canciones de Elton John y Bernie Taupin cobran otra luz dentro de Rocketman, donde son puestas en boca de los personajes según las necesidades del guion. Por esto, los temas musicales aparecen en un orden de conveniencia y no cronológico, lo cual no es un problema. Así, por ejemplo, en el primer concierto de Elton en Estados Unidos la audiencia explota con Cocodrile Rock, aunque la canción en realidad se lanzó tres años después de esa presentación. Sin embargo, ¿quién se fija en esas pequeñeces?

El filme recrea con lujo de detalle los llamativos trajes que Elton John solía usar en sus conciertos. Archivo.
El filme recrea con lujo de detalle los llamativos trajes que Elton John solía usar en sus conciertos. Archivo.