Cine

Proyecto de Cinemateca Nacional es detenido por faltante multimillonario de presupuesto

Convertir el cine Variedades en la soñada Cinemateca costaría más de ₡5.000 millones y tan solo se cuenta con el 20% de ese presupuesto. Productores de cine acusan al Ministerio de Cultura de "mala planificación" de las obras y "mal uso de finanzas públicas".

Que el antiguo Cine Variedades se convierta en la nueva Cinemateca Nacional es un sueño que parece lejano, y en ocasiones imposible. El ambicioso proyecto que se inició hace 7 años está detenido en su ejecución por un faltante de más de ₡4.000 millones.

Así lo confirmó a La Nación Raciel del Toro, director del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica (Centro de Cine), tras una reunión que sostuvo el jerarca con Sylvie Durán, Ministra de Cultura, y varios representantes del sector audiovisual costarricense y del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

“Eso sí, quiero aclarar que el proyecto no está suspendido. Está detenido. Está en ese estado hasta que podamos conseguir el dinero que se necesita para la construcción del inmueble”, explicó Del Toro, quien apenas tiene 20 días como director del Centro de Cine.

En este momento, para su ejecución, el proyecto de la Cinemateca cuenta con ₡1.220 millones aprobados por la Contraloría General de la República, pues otros ₡380 millones ya fueron utilizados en la confección de los planes finales y el anteproyecto.

Sin embargo, el costo total de la Cinemateca Nacional es de ₡5.233 millones y, aún, no existe una estrategia concreta para amarrar los recursos faltantes.

“Estamos evaluando otras maneras de financiamiento conjunto. Tengo que buscar asesorías financieras porque por parte del Centro de Cine no se cuenta con la experticia en ese campo. Eso sí, nos estamos asesorando con la Unidad de Economía y Cultura del ministerio para buscar otras posibilidades”, comentó Del Toro.

“No tenemos algo concreto, pues la reunión (con la ministra Durán), apenas se realizó la semana pasada”, finalizó el jerarca.

Disgusto de productores

En un comunicado oficial, emitido este jueves, la Asociación de Productores Independientes de Cine de Costa Rica (APICC) mostró su descontento con el lento avance del proyecto y acusó al Ministerio del Cultura de “mala planificación” de las obras, “ausencia de dirección” y “mal uso de finanzas públicas”.

Para APICC el anuncio de que el proyecto de la Cinemateca este detenido - por falta de presupuesto- constituye una bofetada para sector audiovisual y casi que da por muerta la iniciativa.

“El proyecto de la Cinemateca Nacional es el proyecto de infraestructura más importante en la historia del cine costarricense. Con esta noticia no solo se derrumba el edificio, sino que se cae el fomento a la cultura fílmica más ambicioso de nuestro país”, comentó en el comunicado Marcelo Quesada, exdirector del Costa Rica Festival Internacional de Cine (CRFIC).

“Recibimos con sorpresa estas noticias, no solo porque contradicen lo que previamente se había comunicado a la prensa nacional, sino también porque frente a esta realidad, el Ministerio de Cultura nos indica que no cuenta con ningún plan de acción para concretar la etapa constructiva”, agregó Quesada.

Además, la APICC reclamó al Ministerio de Cultura que nunca se habría nombrado a una persona responsable del proyecto.

“Durante los seis años que la Sra. Ministra ha ocupado su cargo, no se ha podido realizar la remodelación del edificio. Más grave aún, nunca hubo una persona responsable del diseñar el proyecto de la Cinemateca”, dice el comunicado de la APICC.

“Nos preguntamos. ¿Cómo pueden definir las características de un edificio, si ni siquiera están definidas las particularidades y necesidades específicas de esta iniciativa? Subrayamos: el edificio es solo una parte del proyecto de la Cinemateca”, agrega la misiva.

Al respecto, Raciel Del Toro aseguró a La Nación que sí se realizó un estudio de factibilidad -el cual se centró en un posible funcionamiento de la Cinemateca-, y que además se efectuaron dos asesorías con la Cinemateca de Francia.

Sin embargo, Del Toro aceptó que ha faltado un modelo de gestión definido.

“Eso es cierto. Es algo que se tiene que trabajar y pensarse en conjunto”, comentó Del Toro.

Ministra se defiende

Sylvie Durán, jerarca de Cultura, rechazó las acusaciones hechas por la APICC y justificó el trabajo realizado en los últimos seis años, en los que su administración ha estado a cargo del proyecto.

“Yo me siento muy orgullosa de lo que se ha hecho con la Cinemateca, ha sido un proceso super diligente. Creo que de parte de algunos sectores hay falta de claridad de cómo avanza un proyecto y lo que ha significado este en particular”, expresó Durán.

“Yo entiendo la preocupación. Pero hay que considerar que el Variedades se compró sin evaluar lo que significaba adaptar ese espacio para colocar allí la Cinemateca, procurando que se respetara la parte patrimonial, fuera seguro para la gente y que cumpliera con todos los requerimientos. Si solo hubiera sido de restaurar el Variedades quizá en dos años lo hubiéramos tenido listo, pero ese no es el caso”, agregó.

Durán explicó que, tras presentar la primera propuesta de diseño, en el 2017, los primeros inconvenientes saltaron a la vista. Los estudios de suelo, requerimientos de seguridad y las observaciones patrimoniales, arrojaron que los trabajos necesarios para hacer realidad la obra incrementaron el presupuesto notablemente y obligaron a replantearse todo.

Con respecto a las fuertes acusaciones de APICC, Durán no quizo entrar en polémicas e invitó a dialogar al sector.

“Yo apostaría para que todos nos alfabeticemos bien con respecto a lo que supone el proyecto. Yo tengo certeza de que, con un poquito más de claridad e información compartida, vamos a encontrar los caminos para hacer esto realidad. Así que, sigamos conversando”, puntualizó la ministra.

Finalmente Durán no quiso ilusionar al sector con una fecha específica para construir la Cinemateca. Incluso -alegando el contexto de la pandemia y la crisis económica-, mencionó la posibilidad de que el proyecto no se concluya antes del 2022, cuando termine la administración de Carlos Alvarado.

Crónica de una pesadilla.

En octubre del 2013, el exviceministro de Cultura Iván Rodríguez anunció con bombos y platillos la compra del Cine Variedades para instalar allí la Cinemateca Nacional, pero hasta ahora no ha ocurrido nada con el edificio.

La compra del inmueble -que se hizo efectiva durante la administración presidencial de Laura Chinchilla-, tuvo un costo ₡1.000 millones.

El gobierno de Luis Guillermo Solís (2014-2018) mostró interés en darle continuidad al proyecto, pero no fue hasta junio del 2017 que hubo noticias de un posible avance. En esa ocasión el exdirector del Centro de Cine, Fernando Rodríguez, prometió poner la primera piedra de la Cinemateca en el 2018 y, pocos días después, el Ministerio de Cultura mostró cómo sería el edificio con imágenes y modelos ilustrados.

Sin embargo, el alto costo de la obra y objeciones del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, habrían terminado por botar la propuesta.

Las esperanzas de tener la Cinemateca revivieron en el 2018, cuando Ana Xótchil Alarcón tomó la batuta del Centro de Cine. En ese año, la exjerarca comenzó a trabajar en una nueva propuesta que, a la altura del 2020, ya estaría en planos, pero del que aún no se conocen detalles.

Dichos planos habrían sido aprobados en el 2019 y, con ellos, se habría estimado el costo final de la Cinemateca. Más de ₡5.000 millones que incluyen la construcción del edificio, equipos y mueblería.

Alexánder Sánchez

Alexánder Sánchez

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.