Cine

Will Smith, el protagonista de los Óscar 2022 en los que hubo golpes y estatuillas

Por su parte, la cinta ‘CODA’ sobre una familia sorda se llevó el premio a mejor película, dando la sorpresa de la noche.

Will Smith se convirtió en el verdadero protagonista de la edición número 94 de los premios Óscar, entregados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood... para bien o para mal.

El actor se quedó con el premio a mejor actor por su papel de Richard Williams, en la cinta biográfica King Richard. Visiblemente emocionado, el experimentado actor subió al escenario para recibir su reconocimiento.

“Richard Williams fue un hombre muy valiente, defensor de su familia. En este momento de mi vida estoy abrumado por lo que Dios me pide que haga y que sea en este mundo. Al hacer esta película pude proteger a una de las más fuertes y delicadas personas que he conocido. Pude proteger a las actrices que interpretan a Venus y Serena. Fui llamado en mi vida a amar a las personas, me están pidiendo que las proteja y que sea un río para mis personas.

“Sé que al hacer lo que hacemos debemos aceptar el abuso, que la gente hable locuras sobre tí. En este negocio tienes personas que te faltan al respeto y debes sonreír y hacer que todo está bien. Hace unos minutos estuve en el momento más alto y debo tener cuidado porque es cuando viene el diablo”, continuó entre lágrimas.

El emotivo discurso se dio minutos más tarde de que Smith protagonizara el momento más incómodo de la gala, cuando se levantó de su asiento y subió al escenario a abofetear a Chris Rock, luego de que el comediante se burlara de su esposa Jada Pinkett-Smith por su calvicie, una condición que según ha explicado Jada, es debido a la alopecia.

La escena parecía digna de una película; sin embargo, en un principio no se sabía si era en serio o si era una broma. Fue el mismo actor quien con sus palabras dejó claro que nada de lo que hizo fue actuado.

“Quiero disculparme con la Academia (...). Espero que me vuelvan a invitar después de esto”, dijo el actor.

Pero como se trataba de una noche de sorpresas, CODA, que significa Hija de padres sordos, se quedó con el premio más codiciado de la noche a mejor película. La cinta narra la historia de Ruby, quien es la única integrante de su familia que puede oír. Su familia es dueña de un negocio de pesca que se ve amenazado y ahora ella se encuentra en una encrucijada, pues debe decidir entre su amor por la música y sus padres a quienes teme abandonar.

El filme de Apple TV recibió ovación de pie por parte del público y aunque no figuraba entre las favoritas, se dejó la estatuilla. Con este premio, la película se llevó un total de tres premios Óscar, incluido el de mejor actor de reparto (Troy Kotsur) y mejor guion adaptado.

De hecho, Troy Kotsur protagonizó uno de los momentos más conmovedores de la noche al ganar el premio a mejor actor de reparto por su papel. El actor se convirtió en el primer hombre sordo en obtener un Óscar por actuación.

“Es fantástico estar aquí. Gracias a todos los de la Academia por reconocer mi trabajo, es maravilloso que la película haya llegado a todo el mundo, hasta a la Casa Blanca”, comunicó el actor de 53 años en lenguaje de señas.

El trofeo lo recibió de manos de Youn Yuh-jung, quien fue la ganadora a mejor actriz de reparto en el 2021 por Minari y quien se mostró muy emocionada por las palabras de Kotsur.

En las demás categorías principales Jessica Chastain se dejó el premio a mejor actriz por su papel en The Eyes of Tammy Faye. Mientras que El poder del perro triunfó en la categoría de mejor dirección, siendo Jane Campion la única mujer nominada.

Pese a la estatuilla de Campion, la cinta de Netflix fue la gran perdedora de la noche, pues de las 12 nominaciones solo obtuvo un premio. Por su parte, Dune se llevó seis de los 10 galardones.

Atrás quedaron las mascarillas y el distanciamiento, al menos eso era lo que se podía ver en el imponente Teatro Dolby en Los Ángeles, California que estaba repleto de estrellas. Lo que sí se mantuvo este año (al igual que en la ceremonia del 2021) fue la obligatoriedad de la vacuna contra la covid-19 para poder asistir a la esperada gala.

Tal y como lo había adelantado la Academia, este 2022 la ceremonia sería diferente y desde el primer minuto de la gala fue así. En punto a las 6 p. m. (hora Costa Rica), aparecieron en pantalla las hermanas Venus y Serena Williams para presentar un espectacular show protagonizado por Beyoncé.

Como si se tratara de un concierto al aire libre, rodeada de bailarines y una banda vestida completamente de verde la artista dio un verdadero espectáculo al interpretar Be Alive, tema de la película King Richard con el que estaba nominada a mejor canción original.

Tras una interrupción en el escenario de DJKhaled, Wanda Sykes, Regina Hall y Amy Schumer, las anfitrionas de la premiación aparecieron en el centro del escenario, con una amena y divertida conversación en la que se burlaban de los asistentes, los no nominados, los nominados y hasta de los Globos de Oro. Esta es la primera vez que una gala de los Óscar tenía tres mujeres anfitrionas y obvio el trío hizo mofa de eso. De hecho, las comediantes hicieron bromas de todo lo que pudieron.

Los ganadores del Óscar, Daniel Kaluuya y H.E.R. subieron al escenario para presentar la mejor actriz de reparto, premio que se dejó Ariana DeBose actriz quien interpretó a Anita en la más reciente versión de West Side Story, de Steven Spielberg.

Con una escenografía que recreaba a la perfección los paisajes colombianos de la película de Disney Encanto, Sebastián Yatra apareció en el centro del escenario para interpretar Dos Oruguitas, obra de Lin-Manuel Miranda, con el que estaba nominado a su primer Óscar.

El colombiano dio paso a las tres “princesas” de Disney, de los live actions Naomy Scott (Jazmín), Lily james (Cenicienta) y Halle Balley (La Sirenita) quienes aparecieron frente al micrófono para presentar la cinta ganadora en la categoría mejor película animada, que como se esperaba fue Encanto.

Continuando con la gala, la película japonesa Drive My Car, dirigida por Ryusuke Hamaguchi se dejó el premio a mejor película internacional.

Mila Kunis apareció frente al escenario para introducir un homenaje al pueblo ucraniano, que estuvo a cargo de Reba McEntire quien interpretó Somehow You Do de Four Good Days. Al terminar su presentación, la pantalla del televisor se puso en negro y una leyenda en letras blancas pedía apoyar a Ucrania de la forma que fuera.

De pronto todo el Teatro Dolby se tiñó de colores y Carolina Gaitán y Mauro Castillo aparecieron entre el público interpretando We Don’t Talk About Bruno (versión en inglés de No se habla de Bruno) el exitoso tema de Encanto que Disney no mandó a competir por el Óscar. A los colombianos se le unió Becky G y Luis Fonsi para convertir la gala en una verdadera fiesta latina.

Wanda Sykes, Regina Hall y Amy Schumer, siguieron haciendo de las suyas cada vez que podían: de repente Amy estaba en el aire vestida del Hombre Araña; Regina llevándose a los galanes solteros a hacerles “pruebas rápidas de covid-19″ detrás del escenario; mientras Wanda caminaba sobre el escenario vestida como Richard Williams.

Las verdaderas sorpresas de la noche fueron Belfast y CODA al ganar las categoría a mejor guion original y mejor guion adaptado, respectivamente. Si bien eran parte de las nominadas, no figuraban precisamente entre las favoritas de su categoría.

La música nuevamente se apoderaba de la gala. Billie Eilish y su hermano Finneas estaban sobre el escenario interpretando el tema No Time To Die de la cinta del mismo nombre. Un par de minutos más tarde estaban sobre el escenario nuevamente pero recibiendo el premio a mejor canción. La emoción de los hermanas fue evidente y contagiaron a quienes estaban en el teatro.

Tan pronto los reflectores se posaron sobre Al Pacino, Francis Ford Coppola y Robert de Niro, los aplausos de pie de todo el público en el teatro se hizo presente. La obra El Padrino cumplió este mes de marzo 50 años de haber llegado al cine.

Mejor película: CODA

Mejor dirección: Jane Campion por El poder del perro

Mejor actriz: Jessica Chastain por The Eyes of Tammy Faye

Mejor actor: Will Smith (King Richard)

Mejor película internacional: Drive My Car dirigida por Ryusuke Hamaguchi

Mejor actor de reparto: Troy Kotsur (CODA)

Mejor actriz de reparto: Ariana DeBose (West Side Story)

Mejor película animada: Encanto dirigido por Byron Howard y Jared Bush

Mejor corto animado: El limpiaparabrisas de Alberto Mielgo

Mejor documental: Summer of Soul de ‘Questlove’ Thompson

Mejor corto documental: The Queen of Basketball, de Ben Proudfoot

Mejor canción: No Time To Die de Billie Eilish y Finneas O’ Connell

Mejor banda sonora: Hans Zimmer por Dune

Mejor guion adaptado: Sian Heder por CODA

Mejor guion original: Kenneth Branagh por Belfast

Mejor diseño de vestuario: Jenny Beavan por Cruella.

Mejor maquillaje y peinado: Linda Dowds, Stephanie Ingram y Justin Raleigh por Los ojos de Tammy Faye

Mejor efectos visuales: Paul Lambert y Trystan Myles por Dune

Mejor fotografía: Greig Fraser por Dune

Mejor sonido: Mac Ruth, Mark Mangini, Theo Green, Doug Hemphill y Ron Bartlett por Dune

Mejor edición: Joe Walker por Dune

Mejor diseño de producción: Patrice Vermette y Zsuzsanna Sipos por Dune

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

Jessica Rojas Ch.

Jessica Rojas Ch.

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.