Manuel Herrera. 9 agosto
Elisabeth Moss, Tiffany Haddish y Melissa McCarthy protagonizan ‘The Kitchen’. Fotografía: Rola para LN.
Elisabeth Moss, Tiffany Haddish y Melissa McCarthy protagonizan ‘The Kitchen’. Fotografía: Rola para LN.

Rara vez se asocia a la mujer como un miembro más de las bien armadas estructuras mafiosas, salvo si ellas actúan como premios, amantes o esposas sacrificadas en el cuidado de sus hijos.

Tradicionalmente, han sido los hombres los que han liderado e integrado esos grupos delictivos, que tejen en la clandestinidad sus fechorías más aberrantes y operan por años a la sombra de la ley.

Pero Kathy, Ruby y Claire le cambiarán la cara a esa moneda. Las tres son esposas de mafiosos quienes aceptaron el mismo trato cuando se casaron: ellos las cuidarían pero ellas se harían cargo del ilícito negocio.

Cuando firmaron el “acuerdo” ninguna se percató de que la historia les podría cambiar de la noche a la mañana, porque en el momento en que sus maridos caigan en prisión, ellas quedarán desprotegidas y prontamente todo comenzará a ir en su contra.

La historia de este trío de osadas mujeres se relata en Las reinas del crimen, un crudo drama femenino que se estrenó esta semana en las salas de cine costarricense.

El filme es protagonizado por Melissa McCarthy (Kathy), Tiffany Haddish (Ruby) y Elisabeth Moss (Claire) y fue escrito y dirigido por Andrea Berloff, nominada a un premio Óscar en la categoría de guion original por Straight Outta Compton (2015).

“Las películas de la mafia son de mis favoritas, pero más allá de eso, la oportunidad de contar una historia acerca de estas tres improbables capos que empiezan sin nada y aprenden no solo a sobrevivir, sino a prosperar en un mundo que no es el suyo y en el que no son bien recibidas, se sintió fresca y estimulante”, dijo la directora sobre el largometraje de New Line Cinema y BRON Creative.

The Kitchen –como se titula la cinta en inglés– está basada en la serie de historietas Vertigo, de DC Entertainment, creada por Ollie Masters y Ming Doyle.

El largometraje está ambientado en el Nueva York de 1978, cuando las 20 cuadras de tiendas de empeño, palacios de pornografía y bares ubicados entre la 8th Avenue y el Río Hudson estaban dominados por la mafia irlandesa.

Hell’s Kitchen, como se le conocía a ese sector, nunca fue el sitio ni más fácil ni más seguro para vivir; sin embargo, Kathy, Ruby y Claire desafiaron esas inseguridades al tiempo en que sus esposos fueron enviados a la cárcel por el FBI y ellas tomaron el negocio en sus manos, dirigiendo las estafas y eliminando, literalmente, a la competencia.

“Se trata de personas a las que nunca tomaron en serio, que se dan cuenta de que ya no pueden sentarse y dejar que las cosas les sucedan; tienen que hacerse cargo y tomar acciones a lo grande”, agregó la directora del proyecto Andrea Berloff.

“Lo que motiva a estas mujeres y la forma en que toman el control es emocionante y aspiracional, y algo que creo que cualquiera puede entender. Acaparan el negocio de sus esposos y terminan dirigiéndolo con más eficacia… y más despiadadamente”, agregó Berloff.

En el largometraje el personaje de Kathy Brennan (Melissa McCarthy) será tan despiadado como quiera cuando se trate de proteger lo suyo o de lo que quiere hacer suyo; mientras que Ruby O’Carroll (Tiffany Haddish) canalizará en el filme la ira de una mujer que es constantemente desestimada e insultada, y que finalmente tiene la oportunidad de demostrar lo que realmente puede hacer.

Claire Walsh (Elisabeth Moss) también se reivindicará y decide ser tan fuerte como quiera para salirse con las suyas.

“Claire, Kathy y Ruby no son superheroínas o villanas. Lo que me encantó de la idea de esta cinta es que trata de tres mujeres muy distintas que no son estereotipadas y que cada una tiene sus fortalezas y debilidades, a su propio modo. Tienen defectos y son reales. Estas mujeres nunca fueron realmente amigas. Sus maridos eran íntimos: bebían juntos, se apoyaban y dominaban las calles. No fue hasta que salieron de escena que Kathy, Ruby y Claire empezaron a verse de una nueva forma… como aliadas”, explicó Elisabeth Moss.

En los roles masculinos, la película es protagonizada por Domhnall Gleeson (Star Wars: The Last Jedi), James Badge Dale (Only the Brave) y Brian d’Arcy James (Spotlight).