Cine

Los ‘machos’ también lloran en nueva película de Clint Eastwood

La legendaria estrella de Hollywood vuelve a colocarse al frente y detrás de las cámaras en ‘Cry Macho’, una conmovedora historia que asesta un golpe a la masculinidad tóxica y que ya se puede ver en los cines ticos

A sus 91 años Clint Eastwood demuestra, una vez más, que su energía fílmica es inagotable, su talento interpretativo un prodigio y su creatividad un tesoro.

En los complicados tiempos de la pandemia, el veterano cineasta estrenó Cry Macho (2021), filme que dirige pero que también protagoniza. En la cinta interpreta a Mike Milo, quien otrora fue una estrella del rodeo y un criador de caballos venido a menos.

De este modo, Cry Macho significa su retorno a las lides actorales, ya que en su anterior trabajo, Richard Jewell, solo se limitó a dirigir y producir.

De hecho, la última producción en la que el legendario intérprete apareció frente a las cámaras fue en La Mula (2018), filme que también dirigió y produjo, y en el que encarnó a un octagenario veterano de la Segunda Guerra Mundial que transporta droga para el cartel de Sinaloa.

Viaje personal

Cry Macho, filme que ya se puede ver en la cartelera costarricense, ubica su historia en 1979. En ese año Mike Milo acepta una misión que le encomienda su exjefe: que le traiga a su joven hijo desde México, para que así ambos se puedan reunir en Estados Unidos.

El hijo se llama Rafo y es interpretado por Eduardo Minett, un mexicano de 15 años que debuta en Hollywood con este filme.El adolescente se dio a conocer en papeles de la serie televisiva La rosa de Guadalupe.

Sin embargo, el camino para completar el trabajo estará lleno de obstáculos. Tanto Milo como Rafo se verán forzados a tomar una carretera secundaria para poder volver a Texas. En ese desconocido trayecto, esta inusual yunta de personajes se enfrentará a un viaje tan desafiante como inesperado.

Además, el viejo vaquero tendrá una valiosa oportunidad para redimirse.

El filme está basado en la novela del mismo título, publicada en 1975 por el escritor Richard Nash, la cual se intentó rodar en múltiples ocasiones con protagonistas como Pierce Brosnan y hasta Arnold Schwarzenegger.

Sin embargo es hasta ahora, de la mano de Eastwood, que por fin llega a los cines y también estará pronto en la pantalla de HBO Max.

En el filme, además de la travesía, el público se adentra en las intimidades de Milo, un hombre que a lo largo de su vida ha sufrido pérdidas muy dolorosas. Se trata de golpes que derribarían a cualquier hombre, pero no a él, que está acostumbrado ser el epítome de la hombría.

Atrás quedaron los años en los que Milo era una estrella del circuito de rodeo y un hombre de familia. Ya fuera que lo derribaran caballos ficticios o reales, siempre aprendió a levantarse.

Cada golpe lo forjó, pero también lo convirtió en una persona tosca, pero siempre comprometido a cumplir con el trabajo que se le encargara.

Reflejo íntimo

Para Clint Eastwood, la travesía de llevar Cry Macho hasta la pantalla fue muy similar al viaje que experimenta su personaje en el filme, con todo y sus desvíos.

La primera vez que se habló de rodar esta película fue en 1979, cuando Eastwood era una de las estrellas más taquilleras del cine, gracias a sus papeles de rudos vaqueros o imbatibles policías.

De hecho, fue hace cuatro décadas cuando el mítico productor de Hollywood Albert S. Ruddy le ofreció por primera vez interpretar el papel de Milo, pero en ese momento Eastwood lo rechazó.

“Soy demasiado joven para este papel, ¿por qué no la dirijo y buscamos a Robert Mitchum?”, fue su respuesta a la oferta, de acuerdo con notas de producción facilitadas por la distribuidora Rola.

Y agregó: “Así que (el filme) no sucedió y se quedó en el camino hasta hace unos dos años. La volvimos a sacar y pensé que era el momento adecuado para hacerla. Pensé que sería divertido”.

El productor Ruddy fue un elemento clave para que este filme se convirtiera en realidad, ya que se enamoró de los personajes creados por Nash y no se los podía sacar de la cabeza. Así que se resignó a esperar pacientemente hasta que las estrellas se alinearán y el filme pudiera ver la luz.

Ese momento fue en el 2019, cuando Ruddy por fin recibió una llamada de Eastwood en la que simplemente le preguntó si todavía tenía el guion.

El productor supo de inmediato que el veterano actor se refería a Cry Macho, ya que al igual que él, el legendario artista también guardaba la historia en un lugar especial de su cabeza. “Al igual que yo, él tampoco la pudo olvidar”, afirma Ruddy en las notas de producción.

Eastwood quería que la historia tuviera un tono polvoriento y áspero, para que coincidiera con la naturaleza directa del personaje, así como el momento difícil en el que se encuentra.

Cry Macho es un filme que nos muestra una aventura de un hombre que ha llevado una vida dura pero que no está dispuesto a caer hasta cumplir con su palabra. Para Mike Milo, simplemente, todo en la vida tiene un precio, menos el honor.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.