Alexánder Sánchez. 30 junio
Isabela Moner durante la premiér de la película en California. AFP
Isabela Moner durante la premiér de la película en California. AFP

Cuando no cumplía ni 15 años Isabela Moner, actriz estadounidense de ascendencia peruana, ya tenía mucho con que alardear ante sus amigos.

Compartió el set de filmación con Optimus Prime, Bumblebee y Mark Wahlberg durante las filmaciones de Transformers: el último caballero (2018), siendo una de las consentidas de la historia dirigida por Michael Bay.

Arrancar en Hollywood bajo el brazo poderoso de los Transformers fue un batacazo para la naciente carrera de Moner, pero no sería la única sorpresa en su todavía trance de adolescente. Un día de tantos el teléfono sonó y sus ojos se llenaron de ilusión al conocer la noticia: actuaría junto a Benicio del Toro y Josh Brolin en Sicario 2: el día del soldado.

En la nueva película, que se estrenó este fin de semana en los cines ticos, Moner encarna a la hija caprichosa de un narco mexicano. Ella tendrá un encuentro con el singular asesino Alejandro Gillick (Benicio del Toro), que le hará abrir su mente y cambiar muchos de sus malsanos paradigmas.

La cosa es sencilla, Alejandro debe cumplir con la tarea de raptarla con el fin de exacerbar una situación sumamente volátil. Al final, tanto Alejandro como Matt Graver (Josh Brolin), tendrán que jugársela para salvaguardar la vida de la niña.

Para Moner estar en la línea de juego "fue emocionante", pero no tanto como compartir el plató con Del Toro y Brolin. Para ella, quien en este momento esta por cumplir 17 años, la esperanza de seguir creciendo en la industria hollywoodense y llevar a la mujer latina a otro nivel en la pantalla grande, se agigantó enormemente con la película.

Isabela Moner flanqueada por Benicio del Toro y Josh Brolin. Este trío protagoniza Sicario: el día del soldado. AFP
Isabela Moner flanqueada por Benicio del Toro y Josh Brolin. Este trío protagoniza Sicario: el día del soldado. AFP

Usted es una chica estadounidense pero con raíces peruanas muy marcadas. ¿Qué significa para usted representar, a tan corta edad, el talento latino en Hollywood?

Como latina de primera generación, ya que mi madre es peruana, yo creo que estar aquí es muy importante. Lo pienso a cualquier nivel, ya sea detrás de la cámara, delante de la cámara, o a nivel ejecutivo. Yo siento la responsabilidad de hacer mi parte, para que otros latinos puedan tener la oportunidad de progresar en esta industria.

Yo, en realidad, me siento muy orgullosa de haber sido elegida para esta película y sobre todo de haber sido la primera latina en haber sido elegida en un papel protagónico en la película de Transformers, con Michael Bay.

En la película usted hace el papel de Isabela Reyes. Con sus propias palabras ¿podría describir quién es ella?

Buena Isabela es la hija de un narcotraficante que vive una vida muy alejada del mundo real. Ella no sabe de la pobreza de México, ni de lo que está pasando. Ella sí sabe que su papá ha asesinado a muchas personas y que tiene poder, por lo que se aprovecha de eso para hacer cualquier cosa, porque nadie le va a decir no.

Pero un día cuando se encuentra con el personaje de Benicio, ella abre sus ojos y se da cuenta lo que ocurre. Para mi como actriz fue importante eso, porque cuando leí el guión me percaté que Isabela Reyes tiene una evolución que es muy importante para la historia. Gracias al buen trabajo del director, Stefano Sollima, pude explotar lo mejor de mi talento y lograrlo.

¿Qué tal trabajar con estrellas como Benicio del Toro y Josh Brolin?

Trabajar con Benicio es graciosísimo. Él es muy divertido. Y tambien, Josh Brolin, es un payaso. Durante el rodaje habían muchas bromas entre nosotros que no puedo repetir (se ríe). Ojalá que pueda trabajar con ellos otra vez, por la verdad me dieron muchos consejos no solo de actuación en sí, sino de la vida. Ya lo sabes, tienen la experiencia que yo sueño tener algún día.

¿Qué fue lo más complicado de su trabajo Sicario: el día del soldado?

Yo nunca había actuado en este tipo de películas, es mi primera vez, por ende nunca había tenido la necesidad de cortar mi cabello. En otras producciones tuve cambios internos, emocionales, pero nunca tan físicos.

Entonces cuando tuve que cortar mi cabello fue muy dramático, pues yo apenas tenía 15 años cuando hice la película. Era un gran cambio, pero como era para una gran película al final no hubo problema y lo hice.

¿Qué espera lograr Isabela Moner en la industria? ¿Cuáles son sus aspiraciones?

Yo espero que mi amor por esta industria nunca se muera. Ojalá que me siga gustando como adulta, tanto como me seduce de niña.

Deseo, además, tener el poder de ayudar a que más latinos y latinas tengan oportunidades como las que yo tuve. En ese sentido todavía hay mucho trabajo por hacer. Creo que estamos avanzado bastante pero no se cuando va a existir una mayor inclusión, yo quisiera por ejemplo ser una superhéroe de Marvel y eso nunca se ha visto. Ojalá eso cambie.

¿Porqué los ticos deberían ver Sicario: el día del soldado? ¿Porqué la recomendarías?

Si a usted le gustan las películas tipo thriller, pero con buenas dosis de honestidad e inteligencia incluidas, estoy segura que les va a gustar este filme.

Además es muy intensa y singular, porque no es usual que una jovencita de tan corta edad, o sea como yo, salga en este tipo de película. Es una cinta sobre narco y violentos sicarios, pero tengo un papel importante allí y eso es diferente. Le da un toque especial.