Cine

‘Green Book’: un libro de rechazos, cariño y locura

Nominada a cinco premios Óscar –incluído el de mejor filme, mejor actor y mejor actor de reparto–, la cinta es una oda a la amistad y una fina y conmovedora mirada al racismo de los años 60

La estupidez humana suele sorprendernos.

Hoy día tenemos Waze para ubicarnos en las calles y TripAdvisor para cenar y alojarnos en los mejores hoteles, pero se imaginan una app para que las personas negras no se sientan rechazadas, humilladas o golpeadas mientras comen en un restaurante.

En Green Book (2019), cinta nominada a cinco premios de la Academia, somos testigos de algo parecido. No es una app, pero sí un libro, y se utiliza a diario con la naturalidad de quien toma un celular para hacer una llamada.

En la convulsionada época de los años 60 se desarrolla la historia de Green Book, cinta protagonizada por los actores Viggo Mortensen y Mahershala Ali. Es tiempo de segregación racial y de leyes que oprimen a los afroamericanos en Estados Unidos.

En ese contexto conoceremos a Tony Lip (Mortensen), un ítalo-estadounidense que es contratado para conducir y proteger a Don Shirley (Ali), un virtuoso pianista que se embarca en una larga gira de conciertos. Parece un trabajo normal, pero es exponencialmente peligroso.

Para que la misión sea exitosa y la gira no sufra interrupciones, ambos tipos deberán confiar en ‘El libro verde’, una guía de viaje con opciones seguras de alojamiento, comidas y negocios para los afroamericanos.

La idea es hallar, a toda costa, espacios en los que Shirley no sufra el odio descontrolado de una sociedad blanca, enferma y confundida.

Tales precauciones parecen exageradas, pero no. Las leyes de Jim Crow, que regían en ese tiempo, restringían todo lo que un negro podía hacer. Incluso determinaban qué baños podían usar los afroamericanos o la hora en que los miembros de esa comunidad podía andar en la calle.

“El arresto fue lo menos terrible que podía pasar si te pillaban", expresó Peter Farrelly (Tonto y más tonto), director del filme.

Pero además de dicho periplo, ya de por sí atrayente para cualquier cinéfilo, la cinta pone un fuerte acento en la amistad de estos hombres.

“(Ambos) Deberán hacerle frente al racismo, pero se sentirán reconfortados por la generosidad, la bondad y el sentido del humor de cada uno. Juntos desafiarán las suposiciones de larga data, superarán sus diferencias aparentemente insuperables y aceptarán su humanidad”, detalla la sinopsis oficial de la cinta.

De esta manera lo que inicia como un viaje obligado por las circunstancias, esculpirá una amistad que no morirá con los años. Lo mejor es que no es ficción todo lo que hablamos, el guion está basado en hechos de la vida real.

De hecho Nick Vallelonga, el hijo mayor de Tony, es uno de los coguionistas de la cinta. Él mismo soñó con que la historia saliera algún día a flote y que el mundo entero la valorara tal como él hizo por décadas.

“Ésta era una historia que tuve en mi mente básicamente toda mi vida desde que era niño", dijo el escritor, productor y cineasta.

"Era parte de la tradición familiar, pero también sabía de que era una historia importante sobre dos personas muy diferentes que se juntan, generan un cambio en la vida de cada una y en el modo en que ven a los demás. Es una historia tan importante e intensa hoy como siempre”, agregó Vallelonga.

El destino de dos hombres.

Lo que son las cosas. En el 2013, después de más de 50 años de amistad, Tony Lip y Don Shirley murieron con casi tres meses de diferencia.

Tony murió el 4 de enero, a los 82 años, y Shirley murió el 6 de abril, a los 86 años. Al partir los dos, de forma tan sincronizada, para Nick Vallelonga no hubo dudas de que esta historia había que contarla.

Eso sí, nunca imaginó Vallelonga que su relato iba a estar nominado a mejor guión en los Óscar, que iba a ganar un Globo de Oro ni que iba a encontrar una dupla de actores tan compenetrados con la cinta que soñó. Pero así fue, tanto que Mortensen va por la estatuilla dorada a mejor actor y Ali es favorito absoluto para adueñarse de la misma en la rama de reparto.

Otra vez, dos hombres de distinta etnia, habían logrado hacer lo que los personajes originales: un contubernio de arte, talento y solidaridad plena.

“Ambos hombres son peces fuera del agua. Al comienzo no tienen nada en común, nunca deberían haberse conocido, ni deberían estar juntas. Pero su historia demuestra que personas muy diferentes pueden entenderse y respetarse mutuamente”, comentó Ali, quien ya ganó el Globo de Oro y el SAG por este papel.

Rodar Green Book fue un gran reto para Ali, quien ya ganó el Óscar por la cinta Moonlight, en el 2016. Un personaje tan singular como Don Shirley merecía una profundidad especial, pues no solo el contexto que vivía era complejo, él mismo era complejo.

"Creo que la audiencia encontrará que (don Shirley) no encaja en ningún mundo”, comentó Ali.

“Era altamente instruido y culto y vivió y se formó en Rusia y en Londres. Debido a que era afroamericano, no era alguien que iba a ser aceptado en el mundo clásico, y puesto que tenía una formación clásica, sinceramente no quiere tocar la música popular, llamada ‘música negra’ de la época", agregó.

Mortensen, por su parte, no se creía el indicado para hacer el papel de Tony. Sin embargo, la esencia del personaje terminó por seducirlo.

"Así de tosco y, tal vez, de violento como parece al principio, demuestra ser un hombre de palabra y esencialmente decente. Es un caballero... Es un personaje con carisma natural y una persona con mucha determinación”, expresó Mortensen, quien trabajó muy duro para recrear a Tony en todos sus vértices.

El resultado fue un Tony Lip encarnado casi a la perfección. Tanto así, que Nick Vallelonga asegura que no puede creer que se parezca tanto a su padre.

Alineados así en una misma road movie Mortensen y Ali “roban risas y corazones”, asegura la revista Fotograma, garantizando a todos un deleite en la butaca.

Green Book se proyectará en todos los cines del país. La cinta, que tiene calificaciones de lujo en todo el mundo, puede ser vista por toda la familia.

Ficha técnica.

Green Book

Género: Drama

Director: Peter Farrelly

Elenco: Viggo Mortensen y Mahershala Ali.

Duración: 130 minutos

Cines: Cinépolis, Cinemark, Novacinemas, Citicinemas, CCM y Magaly.

Alexánder Sánchez

Alexánder Sánchez

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.