Cine

Es hora de reír en el Club Magaly: cuatro filmes lo esperan

Una cinta cardinal de Woody Allen, una comedia infaltable de Billy Wilder y un esperado estreno que sacudió Venecia son parte del nuevo menú que ofrece el cineclub de barrio La California

No todo el nerviosismo es mala señal. Los finales de cada mes, la cinefilia tica se pregunta: ¿qué ofrecerán los cineclubes nacionales el próximo mes?

Club Magaly, uno de los espacios predilectos para la discusión del sétimo arte, ya lleva poco más de seis años de sembrar esta bien recibida duda. Ahora, su nuevo ciclo presenta infaltables clásicos (en este caso dos grabados en español) y un esperado estreno que, desde su proyección en el Festival de Venecia, ha generado expectativas. Todas estas cintas se proyectarán bajo la cobija de “El cine sonríe”, título que toma este nuevo ciclo.

Un ciclo de comedias

Woody Allen y Annie Hall parecen ser nombres inseparables. Aunque la extensa trayectoria fílmica del cineasta estadounidense no podría ser abarcada en una maratón de una tarde (Allen tiene más de 45 películas pues le fascina realizar una al año), el título Annie Hall de 1977 es inseparable a su nombre pues, a pesar del paso de los años, sigue siendo uno de sus filmes más celebrados.

Esta cinta, ganadora al Óscar por mejor película, mejor director, mejor guion original y mejor actriz principal, es una comedia romántica que relata la historia de un neurótico comediante (interpretado por el propio Allen) y su pareja sentimental, llamada Annie Hall (encarnada por Diane Keaton). Esta cinta ha sido aclamada por la forma en que rompe la cuarta pared, y ha alcanzado incontables homenajes y parodias desde su estreno. La película abrirá el ciclo el 2 de noviembre.

La programación continuará con Bienvenido Mr. Marshall, cinta española de Luis García Berlanga. En este filme, la ciudad es un personaje más pues, en Villar del Río nunca pasa nada. Es un pueblo rural, tranquilo, hasta que un día un evento pondrá de cabeza a los personajes que la habitan. La película se proyectará el 9 de noviembre.

El 16 de noviembre tendrá un lugar un filme que pocas veces se proyecta. Felipe Cazals dirige esta versión mexicana del relato español Las siete cucas, estrenada en 1981. En este estudio sobre la identidad de las comunidades latinoamericanas, la historia va sobre la familia de Cuco y su mujer Cuca María, quienes tienen seis hijas que son conocidas como las cucas. Tras el suicidio de Cuco, las hijas y su madre montan un prostíbulo para sobrevivir.

El 23 de noviembre se proyectará En bandeja de plata, un filme del respetado Billy Wilder quien, para 1966, se encontraba en su fase de comedias. El austriaco dirige a Jack Lemmon y Walter Matthau en esta comedia sobre unos sujetos que pretenden cobrar falsas indemnizaciones. Todo el embrollo surge después de que un camarógrafo de televisión sufre una conmoción cerebral a raíz de un choque involuntario con un jugador de fútbol americano.

“Rebosante de diálogos puntiagudos, con dobles lecturas, de situaciones sabrosas ricas en matices que sirven como torpedos contra nuestro mundo egoísta, un desarrollo cargado de cinismo y chispa que con más de medio siglo de su estreno sigue el metraje tan fresco y radiante como entonces”, escribió recientemente el crítico Tom Regan.

Finalmente, el ciclo terminará con el estreno de Historia de un matrimonio, el 30 de noviembre. El astuto guionista y director Noah Baumbach regresa al ruedo tras la bien recibida Los Meyerowitz: la familia no se elige, con esta historia protagonizada por los queridos Adam Driver y Scarlett Johansson.

La cinta presenta el peligro de extinción que corre un matrimonio entre un director de teatro y una actriz, cuyas dificultades emocionales afectan su trabajo creativo.

Todas las películas se proyectarán los sábados a la 1 p. m. en el Cine Magaly. La entrada general cuesta ¢2.700 y estudiantes y ciudadanos de oro pagan ¢2.000.

Jorge Arturo Mora

Jorge Arturo Mora

Periodista de cultura y sociedad para Viva, Áncora y Revista Dominical.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.