El Mercurio, GDA. 20 noviembre, 2019
En 'Game ot Thrones', Emilia Clarke encarnó al personaje de Daenerys Targaryen. Archivo
En 'Game ot Thrones', Emilia Clarke encarnó al personaje de Daenerys Targaryen. Archivo

El Mercurio (Chile, GDA). Los desnudos en las escenas de Game of Thrones no fueron del todo agradables para la actriz Emilia Clarke, pues ha suscitado que otros cineastas y directores le pidan hacer lo mismo en otras producciones.

Según Clarke, para presionarla, los realizadores le habrían señalado que la razón es sencilla: “no decepcionar a los fanáticos” de la serie de HBO.

Sin embargo, la actriz no se ha dejado convencer y ha rechazado con firmeza los ofrecimientos.

“Soy mucho más inteligente. Hago las cosas con las que me siento cómoda y con lo que estoy de acuerdo. He tenido peleas en el set antes, después y ahora, donde digo: –'No, la sábana se queda arriba', y tras las presiones correspondientes yo digo: ‘vete a la mierda’", contó la actriz.

Confesiones.

Al podcast Armchair Expert, la intérprete de 33 años confesó que durante la primera temporada de Game of Thrones no puso en duda las escenas que contemplaba el guion, debido a su inexperiencia en este tipo de megaproducciones.

″Acepté el trabajo y luego me enviaron los guiones y los estaba leyendo, y dije ‘¡Ah, ahí está la trampa!’. Pero entonces lo enfoqué como un trabajo: si está el guion, entonces es claramente necesario, esto es lo que es y va a tener sentido", comentó la intérprete, que encarnó a Daenerys Targaryen en la serie.

De acuerdo a sus palabras, no tenía idea de qué hacía en los primeros episodios y solo se vio desnuda “con toda esa gente ahí y no sabía a lo que estaba destinada a hacer ni lo que se esperaba de mí”.

Sin embargo, avanzada la serie, entendió que debía mostrar su incomodidad, algo en lo que fue fundamental el apoyo del actor Jason Momoa.