Cine

El filme costarricense ‘Clara Sola’ tendrá su estreno mundial en el Festival de Cannes

La ópera prima de la directora Nathalie Álvarez formará parte del programa Quincena de Realizadores, que se realizará del 7 al 17 de julio de 2021.

Costa Rica volverá a figurar en el Festival de Cannes. En esa oportunidad será la película nacional Clara Sola, de la directora costarricense-sueca Nathalie Álvarez, la que llevará el nombre de nuestro país a la más afamada cita del cine mundial, que tendrá lugar del 7 al 17 de julio del 2021.

Así lo anunció este martes la productora Pacífica Grey, la cual reveló que la ópera prima de Álvarez formará parte de la prestigiosa Quincena de Realizadores, de dicho festival.

“¡Estamos demasiado felices todo el equipo! Es un honor que podamos representar a Costa Rica con la peli. Hay tantas películas increíbles que han iniciado su recorrido justo en esta sección del festival y nos alegra que Clara también pueda comenzar su viaje ahí, antes de seguir a otros lugares del mundo”, destacó Álvarez por mensaje de texto, ya que se encuentra filmando un nuevo proyecto fílmico en Suecia.

La realizadora, además, confía en que esta noticia le brinde mayor impulso para llegar a más público.

“Espero que también despierte curiosidad por el cine centroamericano e implique un empuje del cine en Costa Rica. Que se vea que lo que se invirtió en cultura, porque parte del financiamiento vino del fondo tico El Fauno, da resultado”, resaltó.

“La película va a despertar interés internacional por Costa Rica y al final el país termina ganando. Es super importante no olvidarse de que la cultura genera mucho, lo digo por que se que lamentablemente han habido muchos recortes”, añadió.

Con respecto al estreno en suelo costarricense, aún no hay fecha definida.

“Estamos ansiosos de compartir la película con todo el equipo que la hizo posible y con el público local, y es por eso que ya Pacífica Grey está evaluando panoramas con los cines. La idea es lanzarla en el segundo semestre del 2021, sin embargo esto dependerá de la evolución de la pandemia, ya que la prioridad siempre será que la película llegue a la mayor cantidad de gente posible en un contexto seguro”, puntualizó Álvarez.

La historia de la película se ubica en un pueblo remoto de Costa Rica. En ese lugar vive Clara, una mujer retraída de 40 años que experimenta un “despertar sexual y místico”.

Ese ‘despertar’ se da al emprender “un viaje para liberarse de las represivas convenciones religiosas y sociales que han dominado su vida”, detalla la sinopsis del filme.

El espacio de la Quincena de Realizadores, de Cannes, creado en 1969, es una reconocida plataforma para impulsar las carreras de cineastas debutantes de todo del mundo, quienes presentan en esta sección sus primeras películas. Entre algunos de los nombres que han iniciado su carreras ahí se encuentran Martin Scorsese, Damien Chazelle, Jim Jarmusch, George Lucas, Spike Lee, Sophia Coppola, Michael Haneke y Chloe Zhao, la reciente ganadora del Premio Óscar a mejor película, por Nomadland.

Clara Sola será la primera película costarricense seleccionada para formar parte de esta sección del festival. Anteriormente, otros proyectos nacionales han participado en Cannes en la sección de Semana de la Crítica. Tal es el caso de filmes como Ceniza Negra y Lucía en el limbo, así como el corto Selva.

Sin duda, en la Quincena de Realizadores, Nathalie Álvarez tendrá una oportunidad única para consolidarse en el universo del cine internacional.

Recordemos que Álvarez es una guionista y directora que realizó estudios de actuación, mimo, dirección y guion en Costa Rica, Suecia y Estados Unidos. Sus cortometrajes se han proyectado en festivales de cine de todo el mundo.

Álvarez coescribió el corto Entre tú y Milagros, ganador del Premio Orizzonti al Mejor Cortometraje en el Festival de Cine de Venecia 2020 y actualmente trabaja en su segundo largometraje, The Wolf Will Tear Your Inmaculate Hands.

Talento tico

Entre febrero y marzo de 2020 el filme Clara Sola se rodó enteramente en Costa Rica, en locaciones en Vara Blanca de Heredia y Poasito de Alajuela. Es protagonizado por la bailarina costarricense Wendy Chinchilla, Premio Nacional de Danza Mireya Barboza.

La producción involucró a empresas de cinco países: Hobab (Suecia), Pacífica Grey (Costa Rica), Need Productions (Bélgica), Resolve Media (EE.UU.) y Laidak Films (Alemania).

Este el segundo largometraje de ficción producido por la distribuidora y productora nacional Pacífica Grey, liderada por los productores Marcelo Quesada Mena y Karina Avellán.

En Costa Rica, la película de Álvarez obtuvo apoyo del Fondo para el Fomento Audiovisual y Cinematográfico El Fauno. Asimismo, contó con el respaldo de institutos y programas estatales de cine de Suecia y Bélgica y de los fondos internacionales Hubert Bals Fund y Berlinale World Cinema Fund. Además contó con el apoyo de empresas e instituciones como Universidad Veritas, Cinehouse Costa Rica, Costa Rica Film Commission, ICT y Economy Rent a Car.

Título: Clara Sola

Duración: 1 hora 46 minutos

Género: Drama y realismo mágico

Directora: Nathalie Álvarez Mesén

Guion: Nathalie Álvarez Mesén & Maria Camila Arias

Actores principales: Wendy Chinchilla (Clara), Daniel Castañeda (Santiago), Ana Julia Porras (María) y Flor Vargas (Fresia).

Dirección de fotografía: Sophie Winqvist Loggins

Editora: Marie-Hélène Dozo

Música original: Ruben De Gheselle

Sonido: Erick Vargas Williams, Valéne Leroy, Charles De Ville y Aline Gavroy

Concepto artístico y diseño de producción: Agustin Moreaux

Diseño de producción y directora de arte: Amparo Baeza

Vestuario: Patricia Alvarado Hurtado

Maquillaje y peinados: Goga Riveros

Empresas productoras: Hobab (Suecia), Pacífica Grey (Costa Rica), Resolve Media (Estados Unidos), Need Productions (Bélgica), Laidak Films (Alemania).

Agente de ventas: Luxbox (Francia)

Se cree que Clara, de 40 años, tiene una conexión especial con Dios. Como “sanadora”, sostiene a una familia y un pueblo necesitados de esperanza, mientras encuentra consuelo en su relación con el mundo natural. Después de años de ser controlada por el cuidado represivo de su madre, los deseos sexuales de Clara se ven avivados por su atracción por el nuevo novio de su sobrina. Esta nueva fuerza lleva a Clara a un territorio inexplorado, lo que le permite cruzar fronteras, tanto físicas como místicas. Fortalecida por su auto descubrimiento, Clara se libera gradualmente de su papel de “santa” y comienza a curarse a sí misma.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.