Víctor Fernández G.. 7 noviembre
En esta nueva película, Danny Torrance (Ewan McGregor) es un adulto tan dañado como lo fue su padre, Jack. Los viejos fantasmas volverán a acosarlo. Fotografía: Warner Bros Pictures
En esta nueva película, Danny Torrance (Ewan McGregor) es un adulto tan dañado como lo fue su padre, Jack. Los viejos fantasmas volverán a acosarlo. Fotografía: Warner Bros Pictures

La pregunta volvía de tanto en tanto a Stephen King: “¿Qué pasó con el chico de El resplandor?”. Algunas veces quienes se la planteaban eran sus lectores, otras lo hacía él mismo, todos igual de intrigados sobre cómo sería la vida adulta del niño con habilidades psíquicas cuya infancia se resumió en una palabra: trauma. ¿Sería feliz? ¿Lograría desmarcarse del destino fatal de su padre? ¿Los fantasmas seguían acorralándolo en sus sueños?

Mike Flanagan también estaba intrigado, pero por otra clase de preguntas: ¿Sería posible alguna vez conciliar las versiones de King y Stanley Kubrick para El resplandor? ¿Cómo reconocer el valor de la novela del primero sin demeritar la adaptación cinematográfica del segundo, sabiendo que ambos genios tuvieron desencuentros insalvables sobre la visión del otro para una misma historia? ¿Era mejor la novela de King o la película de Kubrick inspirada en ese libro y que cobró vida propia al alejarse despreocupadamente del insumo original? ¿Se puede quedar bien con dos progenitores divorciados que no se quieren?

King fue el primero en contestar su pregunta con Doctor Sleep, su novela del 2013 que sirve de continuación a El resplandor. El filme que lo adapta se estrena esta semana en las salas de cine y es dirigido por Flanagan, quien al parecer logró lo que parecía utopía: tender un puente entre la novela de Stephen y la película de Stanley, dejando felices a todos en el proceso.

Dos clásicos del terror

Una historia originada en la década de los 70 que recibe una inesperada continuación 40 años después, El resplandor es una obra maestra, tanto de Stephen King como de Stanley Kubrick. La novela fue publicada en 1977, y adaptada para el cine en 1980. Se trató apenas del tercer libro de King, quien ya empezaba a cotizarse como un maestro de la literatura de terror, tras saltar a la fama con su primera novela, Carrie. Kubrick, por su parte, buscaba reponerse de un sonado fracaso de taquilla y se propuso hacer una película de terror de alto presupuesto. Tras revisar y desechar decenas de libros, el temperamental cineasta quedó cautivado por El resplandor y se lanzó en un extenuante rodaje de un año, en el que llevó al borde del colapso físico y mental a todos los involucrados.

Tanto en el libro como en la película los aspectos básicos son los mismos: Jack Torrance es un profesor alcohólico con aspiraciones de escritor, quien es contratado para cuidar durante el invierno el majestuoso hotel Overlook, en las montañas de Colorado, donde se instala junto a su esposa Wendy y su pequeño hijo Danny. El chico posee capacidades mentales sobrenaturales desconocidas para sus padres que lo hacen especialmente sensible a la maldad que habita en el hotel, una edificación con vida propia y que arrastra a sus ocupantes hacia la locura y la muerte.

A medida que el invierno recrudece y los Torrance quedan aislados por la nieve, Danny es perseguido por los fantasmas del hotel y Jack pierde la razón ante la influencia paranormal, poniendo en riesgo la vida de su esposa e hijo. En auxilio de Danny está Dick Hallorann, el cocinero del Overlook y quien también posee las mismas habilidades psíquicas que el niño. Dick llama a ese poder El resplandor y guía a Danny para controlarlo.

En la trama de 'Doctor Sleep', el culto conocido como The True Knot será parte esencial de la trama, ya que se aprovecha de los niños con poderes para permanecer inmortal. Fotografía: Warner Bros Pictures
En la trama de 'Doctor Sleep', el culto conocido como The True Knot será parte esencial de la trama, ya que se aprovecha de los niños con poderes para permanecer inmortal. Fotografía: Warner Bros Pictures

Hasta aquí llegan los rasgos en común, dado que Kubrick se tomó enormes libertades creativas y cambió o ignoró aspectos cruciales de la novela, al punto de que su película termina con un final muy distinto al del libro. El filme es considerado indispensable en la filmografía de Kubrick y uno de los clásicos absolutos del cine de terror, pero King nunca se tomó a bien lo que el cineasta hizo con su historia y ha criticado duramente la película, al punto de compararla con un carro que se ve espectacular por fuera pero que carece de motor.

Hay que entender que El resplandor es una obra muy personal para King, quien inspiró la tragedia de Jack en sus propias vivencias de adicción y alcoholismo, y los riesgos que él trajo para su esposa e hijos en aquellos años miserables.

Entre las curiosidades derivadas del diferendo entre los dos genios destaca la oposición de King a que Jack Nicholson fuese el protagonista, mientras que Kubrick insistía en lo contrario. A criterio del escritor, el público vería la demencia en Nicholson desde su primera escena, mientras que en el libro su personaje inicia como un hombre sensato y preocupado por su familia que desciende gradualmente a la locura. Al final, el director ganó el pulso.

Una de las escenas más icónicas y que marcó 'El resplandor' fue el de las gemelas. Varios pasajes de aquel filme se recrearon para 'Doctor Sleep'. Fotografía: Warner Bros Pictures
Una de las escenas más icónicas y que marcó 'El resplandor' fue el de las gemelas. Varios pasajes de aquel filme se recrearon para 'Doctor Sleep'. Fotografía: Warner Bros Pictures

A Kubrick se le reconoce que hizo una apropiación del texto e introdujo cambios sobresalientes. Su filme incluye decenas de aspectos originales ausentes de las páginas de King que hoy se nos hacen indispensables para cualquier representación de El resplandor, como la sangre que brota del elevador, las gemelas tétricas, el laberinto y la más icónica frase que Jack Nicholson ha dicho en el cine.

King insistió en perseguir su visión de cómo debía adaptarse la novela al audiovisual y en 1997 se estrenó una miniserie de la cadena ABC con guión suyo y dirigida por Mick Garris, un frecuente colaborador del novelista. Esta versión de El resplandor –100% apegada a la historia original– tuvo el visto bueno de la crítica, pero pronto pasó al olvido, imposibilitada de siquiera acercarse a la importancia de la película de Kubrick, elevada ya para ese momento a objeto de culto y estudio.

¿Qué fue de Danny?

Los años pasaron y en el 2009 King anunció su intención de darle continuidad a Danny Torrance, convertido ya en un hombre de 40 años. En el 2013 se publicó Doctor Sleep, novela que ignoró los cambios introducidos por Kubrick y en la que King trae de vuelta a Danny y sus tormentos. Este texto sirve de base al filme que llega este 2019 a las salas de cine, protagonizado por Ewan McGregor, Rebecca Ferguson y Kiliegh Curran.

Rose (Rebecca Ferguson, izquierda) es la líder del True Knot, culto que persigue a la joven Abra (Kyliegh Curran). Las dos son poderosas telépatas. Fotografía: Warner Bros Pictures
Rose (Rebecca Ferguson, izquierda) es la líder del True Knot, culto que persigue a la joven Abra (Kyliegh Curran). Las dos son poderosas telépatas. Fotografía: Warner Bros Pictures

La nueva película es dirigida, escrita y editada por Flanagan, cineasta con quien King sostiene una recíproca admiración. Mike ya había adaptado un texto del veterano escritor, la versión de Netflix para Gerald’s Game, y también se hizo notar por la adaptación del clásico The Haunting of Hill House, una de las series de terror más exitosas de Netflix y que fue alabada una y otra vez por King.

Empeñado en conciliar y respetar las versiones de Stanley y Stephen para El resplandor, el guion de Flanagan para Doctor Sleep sigue lo establecido en las novelas de la saga pero también reconoce el universo en el que se ubica la película, amarrando los cabos sueltos necesarios para conectar ambos productos. Al final, su propuesta obtuvo tanto el visto bueno de King como de los herederos de Kubrick, quien falleció en 1999.

Después de los eventos de 'El resplandor', Danny Torrance –ahora adulto– conoce a Abra, una adolescente con poderes similares a los de él. Fotografía: Warner Bros Pictures
Después de los eventos de 'El resplandor', Danny Torrance –ahora adulto– conoce a Abra, una adolescente con poderes similares a los de él. Fotografía: Warner Bros Pictures

Doctor Sleep nos aclara lo sucedido con Danny y Wendy después de escapar de los horrores del Overlook. De adulto, Danny es un nómada que ha caído igual que su padre en el alcoholismo, hasta que encuentra estabilidad como enfermero en un hogar para adultos mayores, donde ayuda a los pacientes moribundos en su tránsito de muerte, por medio de sus habilidades psíquicas. La aparición en su vida de una ingeniosa adolescente que posee el resplandor más fuerte que se ha conocido lleva a Danny de vuelta a un mundo de horrores que creía haber dejado atrás, enfrentando no solo a una antigua tribu de vampiros que se alimenta del Resplandor de niños, sino también al hotel maldito que acabó con su padre y casi lo consume a él.

Sin ánimo de arruinarle las sorpresas (pues en el nuevo filme abundan), solo le contamos un detallito que podría gustarle saber de antemano: durante la escena del partido de béisbol infantil póngale atención a los dos hombres que conversan, pues uno de ellos es Danny Lloyd, quien 40 años atrás interpretó a Danny Torrance en el filme original. Su carrera de actor se limitó a El resplandor y a sus 47 años es un muy querido maestro de escuela.

Muchas de las escenas más recordadas de 'El resplandor' fueron recreadas para 'Doctor Sleep'. Fotografía: Warner Bros Pictures
Muchas de las escenas más recordadas de 'El resplandor' fueron recreadas para 'Doctor Sleep'. Fotografía: Warner Bros Pictures

Doctor Sleep, la película, logró lo imposible: tender un puente entre Stephen King y Stanley Kubrick. Lo invitamos a cruzarlo de de la mano de Danny Torrance y sus demonios.

Ficha técnica

Nombre: Doctor Sleep

País: EE. UU.

Género: Drama-Terror

Director: Mike Flanagan

Elenco: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran y Cliff Curtis

Cines: CCM, Cinemark, Cinépolis, Novacinemas.

Esta película solo es para público mayor de 15 años.