Cine

Daniel Craig y James Bond se separan...‘Sin tiempo para morir’ marca el adiós definitivo

En su quinta y última película como el agente 007, que ya se estrenó en los cines de Costa Rica, el actor se enfrenta a un supervillano con ansias de liquidar al famoso espía. ¿Logrará su sangriento cometido?

Llegó la hora del adiós para Daniel Craig. Aunque muy probablemente su personaje de James Bond continuará sus fantásticas aventuras, lo cierto es que al actor británico -al igual que sus predecesores-, se quitará el traje del agente secreto tras Sin tiempo para morir y su esperado estreno en cines.

Tras varios retrasos provocados por la pandemia, esta nueva producción ya está disponible en la cartelera costarricense y en las pantallas de todo el mundo. Se trata del filme número 25 de la saga del intrépido espía, así como el quinto y último para Craig, quien encarna este papel desde que relevó a Pierce Brosnan para protagonizar Casino Royale, en el 2006.

En estos 15 años y cinco filmes, el intérprete, de 53 años, se destaca por haber presentado al mundo un nuevo y más moderno Bond, incluso más humano y vulnerable. Su personaje no es infalible, tampoco un mito ni una leyenda, sino más bien un hombre que tiene mucho que aprender de sus ocasionales errores. “Es una mezcla de luz y oscuridad; si hace un comentario ingenioso, con frecuencia, encubre una amenaza”, destacan las notas de producción facilitadas por la distribuidora Romaly.

Este acercamiento al lado más íntimo de Bond no es casualidad. En los últimos cuatro filmes se tejió un hilo conductor que permitió al espectador explorar secretos y traiciones que enfrenta el agente, guiando la historia hacia un apasionante desenlace en Sin tiempo para morir, dirigida por Cary Joji Fukunaga (Jane Eyre, Sin Nombre, True Detective), el primer estadounidense en tomar las riendas de un filme de la franquicia.

“Lo que ha sido más interesante del Bond de Daniel es cómo ha enriquecido al personaje con capas de carácter, mismas que él le ha añadido”, aseguró el realizador.

“Hay complejidad, peligro y también vulnerabilidad. Estos elementos han estado presentes desde la primera película de Craig. La forma en que el personaje interpretado por Craig toma sus decisiones es interesante, debido a su ingenio, pero también a sus errores. En verdad, su historia es fascinante”, agregó Fukunaga.

Nueva aventura

En Sin tiempo para morir la acción empieza donde quedó el filme anterior Spectre (2015), en el que Bond se marchaba con Madeleine Swann (interpretado por la actriz Léa Seydoux) conduciendo un flamante Aston Martin DB5.

La pareja se encuentra ahora en Matera, una ciudad ubicada en una cima rocosa en el sur de Italia. Según el productor, Michael G. Wilson, el objetivo siempre fue retomar la relación entre Bond y Madeleine. “La interrogante era cuándo presentaríamos el desarrollo de su vínculo”, comentó Wilson.

“En Sin Tiempo para Morir nos enfrentábamos a una poderosa historia inconclusa, que necesitaba cerrarse, así como muchos cabos sueltos que resolver. En ese sentido, considero que hemos logrado contar la historia y redondearla”, expresó Craig en las notas de producción.

Sin embargo, siempre hay que recordar que estamos hablando de James Bond, a quien el peligro persigue, no importa si se encuentra en un romántico e idílico paseo por el sur italiano o en una isla paradisiaca del Caribe. Las persecuciones y tiroteos no faltarán. El amor puede esperar... los malos no.

En esta ocasión, un grupo de terroristas se encarga de interrumpir la paz del atribulado Bond, ya que roban una nueva arma biológica que tiene una capacidad de elegir a sus víctimas a través de su ADN. Es decir, que el mundo enfrenta un peligro nunca antes visto y alguien tiene que venir a salvarnos.

La nueva entrega de Bond no estaría completa sin un nuevo supervillano. En esta ocasión es el turno Rami Malek -flamante ganador del Óscar por Bohemian Rhapsody- de unirse a la franquicia encarnando al malévolo Lyutsifer Safin, un líder terrorista y científico que al igual que los enemigos anteriores vive obsesionado con acabar con el agente secreto.

Por otra parte, también regresan algunos personajes ya conocidos, como el agente de la CIA Felix Leiter (Jeffrey Wright), los miembros del MI6: M (Ralph Fiennes), Q (Ben Whishaw) y Moneypenny (Naomie Harris) y la aparición, una vez más, de Christoph Waltz como Blofeld, el villano líder de la agrupación criminal internacional Spectre, en el filme del 2015.

También se une al elenco la actriz cubano-española Ana de Armas (Entre navajas y secretos). Ella asume un rol pequeño en la cinta pero que resulta fundamental en la nueva misión del agente secreto.

Y aunque sin duda Bond domina al mundo del espionaje, con un ingenio más que sobresaliente y fascinantes habilidades, muchas veces reconocer las debilidades es un arma aún más poderosa. Daniel Craig nos mostró a ese hombre poderoso y débil a la vez, elevándolo un nivel que el cine aplaude y que los fans extrañarán. Por eso: -¡Gracias y adiós!-.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.