William Venegas. 21 septiembre
El buen trabajo de la actriz Kaya Scodelario resalta en filme de suspenso. Fotografía: Rola para La Nación
El buen trabajo de la actriz Kaya Scodelario resalta en filme de suspenso. Fotografía: Rola para La Nación

El problema no es solo que haya tanta agua. Lo grave es que haya tantos cocodrilos por ahí nadando y con ganas de comer. Todo ello por culpa de una tormenta diluvial que nos hace pensar en que hasta el Arca de Noé se destrozó y que tan solo sobrevivieron los cocodrilos, tan viejos como el tiempo mismo y con vida semiacuática.

Ese es el nudo argumental de una nueva película de un director que, en el año 2010, nos dio otra semejante, pero con pirañas: Alexandre Aja. El filme que hoy les recomendamos se titula Infierno en la tormenta (2019), que con apenas 87 minutos es capaz de cargarnos de temor y de congoja palpitante.

El filme va hilvanando bien los elementos del suspenso. Primero, la muchacha especialista en natación. Así es, por algo nos la están mostrando tan capaz en una piscina. Luego, al salir ella del sitio, se anuncia una tormenta realmente apocalíptica, donde ha quedado atrapado el padre de la joven.

Ella se llama Haley y se va a buscar a su padre, por lo que se adentra en la fiereza de las lluvias huracanadas. Pronto vemos un cartel que nos dice que por ahí hay un criadero de cocodrilos. ¡Ahhh!, nos decimos todo suspicaces.

Lo que sigue es un buen trabajo de producción y una mejor dirección de arte para darnos un filme sobre la sobrevivencia humana. Arriba del nivel del agua está la tormenta. Abajo de ese nivel, las mandíbulas filosas de los reptiles arcosaurios.

Todo ese ambiente se convierte en espacio cerrado donde la emoción genera un tremendo lío que se acumula poco a poco. El filme cumple muy bien con lo suyo: hay buen oficio en lo que se narra y en el cómo se narra.

En medio del terror que produce el agua, al punto que se rompe el dique de la ciudad, así, para empeorar las cosas, y en medio de los reptiles que caracolean como fieras hambrientas, está la historia de la hija con su padre, especie de subtrama conceptual.

Los elementos fílmicos cumplen bien sus tareas: fotografía, música y montaje al servicio de un guion que podemos aceptar como de poca argumentación, pero que logra emocionarnos dentro de la tesitura del terror.

No puede uno dejar de mencionar la estupenda actuación de la actriz Kaya Scodelario, quien se muestra exacta con todos los matices de su personaje y nos lleva, con dichos matices, a sentir en carne propia la peligrosa aventura a la que se ve ella sometida.

Por su parte, el actor Barry Pepper sabe corresponderle muy bien en las difíciles condiciones en que ambos deben moverse con sus personajes, sea adentro o afuera del agua, aunque sobresalen las bien logradas secuencias bajo el agua.

Infierno en la tormenta es filme que se mueve y nos mueve de manera clásica como cine de sobrevivencia. Por eso, las acciones son más importantes que las palabras. El suspenso se genera plano a plano, secuencia a secuencia: es lo que domina –incluso– sobre los efectos especiales.

Película de corta duración, pero muy bien aprovechada, claustrofóbica en varios momentos para darle sustento a la angustia; su resultado es tan bueno que agrada recomendarla.

Ficha técnica

INFIERNO EN LA TORMENTA

Título original: Crawl

Estados Unidos, 2019

Género: Terror

Director: Alexandre Aja

Elenco: Kaya Scodelario, Barry Pepper

Duración: 87 minutos

Cines: Cinemark, Cinépolis, Nova, CCM, San Pedro

Calificación: Tres estrellas de cinco posibles