William Venegas. 17 agosto
Lo grotesco aparece por secuencias en filme producido por Guillermo del Toro. Mundo Cine para LN
Lo grotesco aparece por secuencias en filme producido por Guillermo del Toro. Mundo Cine para LN

Se siente la mano del productor mexicano Guillermo del Toro en la película Historias de miedo para contar en la oscuridad (2019), aunque el director noruego, André Øvredal, ya ha demostrado antes su oficio con filmes propios del terror.

El filme es una mezcla bien lograda de historias, mezcolanza que se basa en las novelas Scary Stories to Tell in the Dark, escritas por Alvin Schwartz e ilustradas por Stephen Gammell, que fueron realmente exitosas años atrás en Estados Unidos.

Dichos libros conformaron una trilogía en los años 1981, 1984 y 1991: unidad temática. Guillermo del Toro es el de la idea de recomponer una sola historia fílmica a partir de distintos momentos en los libros. En dicha tarea contó con la ayuda de Patrick Melton y de Marcus Dunstan.

Esta película se acerca al llamado cine “slasher”, aquel que cuenta con la presencia de un psicópata que asesina a jóvenes o adolescentes. Aquí, en Historias de miedo para contar en la oscuridad, está la presencia de ese psicópata, pero solo que este ejecuta sus actos tras el telón, con figuras sobrenaturales al frente.

En términos narrativos, ello le da al filme un sobresalto de suspenso, porque para los sujetos de la historia (adolescentes) no hay una explicación pronta de aquello que los mata o les produce un terror inclasificable. Las víctimas y la persona psicópata casi nunca están en el mismo plano, como sí sucedía, por ejemplo, en el cine de ese maestro del terror que fue Terence Fisher (¿lo recuerdan?).

El director André Øvredal sabe manejar las cámaras para impactar con una relación dinámica entre los adolescentes (los conflictos entre ellos), de estos con los seres que los amenazan (monstruos) y de todo junto ante el espacio físico donde se manifiesta el terror.

Lo mejor es ver cómo el tiempo fílmico exacerba el miedo de los personajes y cómo el suspenso aumenta con el ritmo narrativo (gran ayuda de la música). El terror de los adolescentes tiene otro que se expresa mediante noticias: la guerra de Vietnam, esto es, el mundo de las autoridades de Estados Unidos quienes invitan a una guerra que no quieren los jóvenes.

Hay otras historias paralelas donde los adultos son quienes generan el horror que, tarde o temprano, sufrirán los adolescentes de la historia. En lo actoral, destaca la jovencita Zoe Margaret Colletti, actriz en el papel primero. El resto es de signos tradicionales: la mansión gótica con sucesos peligrosos, la figura del Halloween y el decorado en general.

Historias de miedo para contar en la oscuridad es filme que vale la pena ver, porque, para recordar una idea del crítico argentino Emiliano Fernández, hay un terror que representa un humanismo que combina el realismo social con una iconografía tétrica.

Historias de miedo para contar en la oscuridad

Título original: Scary Stories to Tell in the Dark

Estados Unidos, 2019

Género: Terror

Director: André Øvredal

Elenco: Zoe Margaret Colletti

, Gabriel Rush

Duración: 111 minutos

Cines: CCM, Cinemark, San Pedro, Cinépolis, Citi, Studio, Nova

Calificación: TRES estrellas ( * * * ) de cinco posibles