William Venegas. 27 enero
Margot Robbie, Nicole Kidman y Charlize Theron logran encarnarse en el filme político y didáctico. Foto: BALUN PARA LN
Margot Robbie, Nicole Kidman y Charlize Theron logran encarnarse en el filme político y didáctico. Foto: BALUN PARA LN

Con penetrante dinamismo dramático, el director Jay Roach se anima a entrarle sin temor al asunto del acoso sexual, manifestado como lacra machista en ciertos estamentos sociales: el de la conquista burda del “favor” femenino, obtenido por medio del chantaje masculino.

La película del caso se titula El escándalo (2019). Narra el desmadre habido en el 2016, cuando la periodista de Fox News, Gretchen Carlson, acusó de cacería sexual nada menos que a Roger Ailes, fundador del canal y uno de los ejecutivos de televisión más importantes de Estados Unidos. Eso era ponerle el cascabel al tigre.

Por supuesto que Roger Ailes negó los hechos y pasó a la carga contra la periodista, pero ella había abierto el difícil camino que significa para las mujeres señalar el acoso sexual, sobre todo en un medio poderoso ligado al caudillaje político de la derecha de dicho país.

Fue así como surgieron otras voces contra Ailes, quien no solo presionaba a las mujeres en términos sexuales, sino que mostraba también una perenne grosería de macho alfa contra ellas. Conducta comprensible desde una enfermiza misoginia.

La suma de denuncias femeninas, aunque no organizadas, provocó que Rupert Murdoch obligase a Roger Ailes a dimitir. Murdoch es un magnate australiano nacionalizado estadounidense, principal accionista de Fox News. El acusado, Roger Ailes, falleció un año después, en el 2017.

El logro de esta película es su exquisitez narrativa, con un ritmo que va y viene desde la prudencia del cálculo de los tiempos hasta un acelerado ritmo según convenga. Estamos ante un buen manejo del llamado “slow-burn”, esto es, el irremediable deterioro de una situación que parecía más simple al principio.

Como relato, El escándalo no solo busca entretener al espectador con autenticidad, sino que logra enriquecerse con arte didáctico o “impresivo”. Lo obtiene con creces: solazar y apuntar sobre lo ético. Lo hace de manera plausible mediante la construcción y la deconstrucción repetida del texto: expansión formal.

Las actuaciones femeninas son excelentes: no hay que buscarles pelos en la sopa, y la de John Lithgow riza el rizo (gran habilidad o destreza histriónica para sacar adelante un personaje de máxima dificultad). Es un elenco con talento y rigor en sus trabajos.

La película muestra el accionar de mujeres poderosas en un medio igual de poderoso. Cierto que “sacude”, pero el sistema sigue incólume, el filme lo dice con arrojo (incluso en términos político-partidarios). No hay disidencia más allá de lo narrado.

Lo que vemos en esta película es muy distinto a lo que escribe la boliviana Domitila Barrios, esposa de un minero y madre de siete hijos, quien afirma que la liberación de la mujer es inseparable de la liberación socioeconómica, política y cultural. Pero, igual, recomiendo que vean El escándalo.

EL ESCÁNDALO

Título original: Bombshell

Estados Unidos, 2019

Género: Drama

Director: Jay Roach

Elenco: Charlize Theron, Margot Robbie, Nicole Kidman

Duración: 108 minutos Cine: Nova, Cinemark, San Pedro, Cinépolis, Magaly

Calificación: CINCO estrellas ( * * * * * ) de cinco posibles