Teleguía

'Godless': la serie 'western' de Netflix

Drama estará disponible en la plataforma 'streaming' el miércoles 22 de noviembre

Ambientada en 1880 en Nuevo México, Estados Unidos, Godless cuenta la historia del infame criminal Frank Griffin quien lidera a un grupo de asesinos proscritos que buscan vengarse de Roy Goode un protegido que traicionó a la “hermandad”, tras ser adoptado de un orfanato.

En la huida, Roy busca refugio con Alice Fletcher, una viuda que lo lleva a un pequeño y aislado pueblo llamado La Belle, gobernado completamente por mujeres luego de que una explosión minera atrapara a todos los hombres de ellas.

Alice es condenada al aislamiento, pero en Roy halló consuelo y una nueva amistad. Mientras él se recupera en su rancho e intenta crear una nueva vida, la sombra inminente de sus enemigos lo acecha.

La banda de la que Roy formó parte avanza en su búsqueda atemorizando y asolando pueblos contiguos a La Belle y con el solo objetivo de dar caza y muerte, a la misma vez, a su antiguo aliado.

Cuando en el sitio que se aloja Roy se corre la voz de que una banda de forajidos se dirige hacia ahí, las mujeres se alinearán para defender a su tierra. Como parte de ese trabajo, el sheriff del pueblo, Bill McNue se dispone a buscar a Griffin y detenerlo en seco antes de llegar a La Belle. ¿Lo logrará?

Godless es la novedad que llegará a Netflix este miércoles 22 de noviembre. La historia del Lejano Oeste fue concebida originalmente para la pantalla grande hace 15 años; sin embargo, el guion de Scott Frank experimentó una transformación significativa después de que él y el productor ejecutivo Casey Silver se asociaron con Steven Soderbergh, quien sugirió que presentarán la historia como una serie de televisión. Godless es la nueva creación de Soderbergh para tevé después de dejar al público alucinado con The Knick (2014).

Transformar en miniserie Godless le dio mayor oportunidad de desarrollar y consolidar la historia y sus personajes: como película, Godless sería un largometraje de tres horas; sin embargo, como serie de televisión, sería un programa de siete horas (una por episodio).

Para ello, la directora de reparto Ellen Lewis pudo encontrar actores talentosos que podrían dar vida a la historia y sus complejos personales.

Jeff Daniels fue seleccionado para interpretar a Frank Griffin, el líder la criminal pandilla. “Tiene algunos trastornos mentales graves. No es un tipo unidimensional; más bien fue un buen hombre que se arruinó”, comentó Daniels sobre su interpretación en la serie dramática.

Daniels ganó el Emmy en el 2013 a mejor actuación dramática por su participación en la serie The Newsroom.

Respecto a su participación en Godless el actor dijo: “La alegría de interpretar a alguien como Frank Griffin es que te vuelves completamente jodido. Te vuelves absolutamente loco”.

Parte de lo que hace que Griffin sea un personaje complicado es su relación con Roy Goode, interpretado por Jack O’Connell, de Unbroken.

En el transcurso de la serie y a través de flashbacks, los espectadores verán una camaleónica interpretación de O’Connell quien deberá pasar de un joven abandonado, proscrito y protegido de Frank Griffin a un hombre vulnerable y de buen corazón.

“Después de la adolescencia es cuando lo represento (a Roy), y tomé una decisión basada en lo que vi en la página que quería ser un poco socialmente reservado, muy atento, alguien quien no dice mucho. Es un personaje que, por una u otra razón, ha sido un poco destruido, pero tiene buenas intenciones”, opinó el actor sobre su interpretación.

A la viuda Alice le da vida Michelle Dockery de Downton Abbey. Del fuerte elenco también forman parte Merritt Wever (The Walking Dead), Thomas Brodie-Sangster (Game of Thrones), Jeremy Bobb (The Knick), Scoot McNairy (Batman vs. Superman: Dawn of Justice), Sam Waterston (Ley y orden), Kim Coates (Hijos de la anarquía) y Christiane Seidel (Boardwalk Empire).

El sitio donde se rodó la serie es el conjunto cinematográfico occidental más grande jamás construido en Nuevo México (el pueblo ficticio de La Belle). Fue construido en el Rancho San Cristóbal de 81.000 hectáreas sur de Lamy, Nuevo México.

El rancho es propiedad y está operado por la familia Singleton desde 1986.

El lugar fue transformado en un complejo de 28 edificios (incluyendo un hotel, salón, tienda de productos secos, cárcel y una mina) durante casi cinco meses, construcción en la que participaron alrededor de 130 hombres, según detalló Netflix.


Manuel Herrera

Manuel Herrera F.

Periodista en el suplemento de Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Univerdad Latina. Además, posee estudios en Diseño publicitario. Escribe sobre televisión, farándula y temas de entretenimiento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.