El Universal/GDA. 7 diciembre

Ciudad de México. El mercado de los videojuegos para dispositivos móviles no ha dejo de crecer en los últimos años. La disponibilidad y variedad de juegos que se ofrece a los usuarios es brumadora. A la vez, día a día, se desarrollan nuevos gadgets para mejorar la experiencia de juego, buscando un mayor acceso, intuición y comodidad a la hora de jugar.

Sin embargo, el mayor impedimento para muchos gamers, es la falta de un mando. Uno que les brinde el manejo que les ofrecen los controles de las consolas. Para sanear esa falta, es posible conectar un control Dualshock de PlayStation 4 a los dispositivos móviles.

Un mando de consola otorga al jugador mayor comodida y manejo a la hora de jugar en un dispositivo con el tamaño de la pantalla tan reducido. (Foto: Shutterstock)
Un mando de consola otorga al jugador mayor comodida y manejo a la hora de jugar en un dispositivo con el tamaño de la pantalla tan reducido. (Foto: Shutterstock)

El primer paso, consiste en ir a los ajustes de Bluetooth del teléfono y activar la conexión. En cuanto al Dualshock, se deben mantener presionados los botones de “Share” y de inicio (el botón con el logo de PlayStation), hasta que la barra de luz comience a parpadear.

Seguidamente, desde el teléfono se activa “Buscar" en los ajustes de Bluetooth y seleccionar la opción de “Wireless Contorller”. Es común que tarde un par de segundos en vincularse los dispositivos, sin embargo, marcará como “Conectado".

El último paso, consiste en verificar las configuraciones de los controles para que se adapten a las necesidades de cada jugador y ¡A disfrutar se ha dicho!