Móviles

Apple presenta sus nuevos ‘juguetes’: iPhone Xs, iPhone Xr y un renovado Apple Watch

Apple Watch revoluciona como ‘protector del corazón’ y permite hacer electrocardiogramas; iPhone Xs cuenta con 512 Gb de capacidad y ofrece mayores definiciones para las fotografías; pueden comenzarse a encargar desde este viernes

Los fanáticos de Apple tienen nuevos productos para disfrutar de la experiencia de comunicarse, entrenerse y hasta cuidar su salud. La compañía estadounidense presentó este miércoles sus teléfonos celulares iPhone Xs y iPhone Xs Max, iPhone Xr y la serie 4 del Apple Watch. La ceremonia se realizó en el auditorio Steve Jobs en Cupertino, California, Estados Unidos.

“Innovamos al servicio del usuario”, dijo Tim Cook, director ejecutivo de Apple, al comenzar la presentación.

En un evento lleno de música, videos y demostración de lo que cada aparato puede hacer, la empresa anunció también los precios y formas de adquirir estas novedades.

La nueva generación de los teléfonos

Apple presentó tres tipos de teléfonos el Xs, su versión más avanzada Xs Max y un teléfono más básico –y por ello más económico– llamado Xr.

El iPhone Xs tiene un tamaño de 5,8 pulgadas y un peso de 177 gramos. Por su parte, la pantalla del Xs Max tiene 6,5 pulgadas, el dispositivo pesa 208 gramos.

Ambas versiones vienen en dos colores: “gris espacial” y plateado. La versión Max también puede obtenerse en dorado.

Una de las características principales de ambas presentaciones es que tiene una memoria interna de hasta 512 GB, algo muy superior a lo visto en las ediciones anteriores (64 GB y 256 GB).

La línea visual no cambia mucho, aunque se muestra un teléfono de tamaño menor pero con más espacio de pantalla.

Apple lo define no solo como un medio para comunicarse con las personas, también para el entretenimiento de todo tipo: ver películas en alta definición, jugar videojuegos y hasta participar con otra gente en juegos de realidad aumentada.

Dentro de las características que más se destacaron dentro de la presentación están las cámaras, que prometen ayudarle a tomar fotografías y videos con carácter profesional.

Este iPhone Xs tiene una “cámara doble” de 12 x 12 megapixeles en donde también hay un lente gran angular y de mayor capacidad, lo que permite hacer mejores retratos. También tienen estabilizador para evitar fotos borrosas. Además, brinda la posibilidad de editar fotografías desenfocadas una vez tomada la imagen. Por su parte, la cámara delantera es de 7 megapixeles.

Otra de sus particularidades: tanto la versión Xs como la Xs Max pueden ser sumergidos en agua –o cualquier otro líquido– hasta por 30 minutos.

Además, se promete una batería de 21 horas de duración en llamada y 12 en navegación.

Tanto el Xs como Xs Max permiten tener doble SIM, de manera que la persona pueda tener dos líneas telefónicas en un mismo dispositivo.

En cuanto al procesador, la empresa indicó que el “cerebro” detrás de estos dispositivos es el chip Apple A12, fabricado con un proceso de 7 nanómetros, lo que promete más potencia y menos consumo.

Además, cuenta con una nueva generación del Neural Engine. La compañaía asegura que el chip Apple A12 puede procesar hasta 5 billones de operaciones por segundo.

En cuanto a la seguridad, Apple sigue apostando por el reconocimiento facial.

Los precios son de $999 (cerca de ¢582.000) en la versión Xs y de $1.099 (unos ¢640.000) la Xs Max.

La versión económica

Apple no quiso quedarse atrás en competir también con modelos más baratos y presentó el iPhone Xr. La compañía define este dispositivo como un teléfono que reúne lo mejor de los iPhone de alto costo, pero con algunas diferencias que representan un ahorro.

Su pantalla es de 6,1 pulgadas y sus creadores la denominan “retina líquida”. Una de las diferencias con sus “hermanos mayores” es que la resolución de esta pantalla es menor.

Otra de las diferencias es que su cámara trasera solo tiene un sensor y no el doble, como las del Xs y Xs Max.

Sin embargo, sí mantiene otras de las ventajas de los teléfonos más caros, como el procesador Apple A12 y la posibilidad de un doble SIM.

Este dispositivo viene en seis colores diferentes y su precio inicia en $749 (aproximadamente ¢436.000).

Un reloj que podrá hacerle un electrocardiograma

La serie 4 del reloj inteligente Apple Watch. Su propósito va más allá de mantenerlo conectado y en constante comunicación desde su muñeca, también busca ser un arma para mejorar la salud de las personas e incluso salvar vidas en quienes puedan sufrir problemas del corazón.

Anteriormente, este dispositivo ya tenía un monitor cardíaco para detectar cuando la frecuencia de latidos del corazón estaba más alta de la cuenta, pero esta vez dieron varios pasos adelante. Esta cuarta generación de Apple Watch también puede detectar cuando el corazón está con un ritmo muy débil y lento.

“Usualmente asociamos tener las pulsaciones bajas del corazón con buena salud, pero cuando estas pulsaciones son muy bajas, pueden ser señales de problemas de salud que debemos atender”, destacó Jeff Williams, jefe de operaciones de Apple, al presentar el producto.

El dispositivo también detecta los ritmos cardíacos irregulares. Esto es importante, pues puede ser señal de una condición llamada fibrilación auricular. Esta enfermedad es la forma más común de arritmia cardíaca, y se caracteriza por un ritmo irregular del pulso y los latidos del corazón, así como un riesgo más elevado de que la sangre se coagule. En los casos más graves, esto se puede traducir en un riesgo mayor de accidente cerebrovascular (derrame cerebral).

El dispositivo también será capaz de saber cuándo la persona se cae. Para ello, el dispositivo contiene un acelerómetro y un giroscopio de última generación. Esto se combina con algoritmos creados específicamente para identificar las caídas bruscas. Así se mide la trayectoria de la muñeca y la aceleración del impacto. Si el dispositivo no detecta movimientos después de 60 segundos de la caída se mandará una alerta a los servicios de emergencia y además enviará avisos a médicos o personas de confianza –que la persona estableció previamente– para que pueda ser atendida.

Pero tal vez la parte más novedosa de esta nueva versión del Apple Watch es la posibilidad de realizar electrocardiogramas que dan el resultado en 30 segundos. ¿Cómo es esto posible? La corona digital del reloj tiene electrodos que, con solo que la persona los toque con su dedo índice, le brindará información. El reloj también le permitirá compartir esta información con su médico.

Este dispositivo ya fue aprobado con esta función para electrocardiogramas por la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

La empresa informó de otras novedades para este dispositivo. Dentro de ellas, la pantalla es un 30% más grande y permite ver mejor las imágenes. Además puede personalizarse para los nuevos accesos directos u opciones de información en la pantalla principal, ya sea de contactos, de información de algún lugar o de datos de la salud. Asimismo, tiene un GPS incorporado que le permitirá al usuario obtener información del lugar donde se encuentra.

El Apple Watch tiene dos presentaciones, la regular, que se venderá en $399 (unos ¢232.000) y también está la opción de tener –al menos para quienes vivan en Estados Unidos– su propia red de telefonía (para no depender de un teléfono), esta versión tiene un costo de $499 (unos ¢290.000).

Aunque no se sabe cuándo llegará a Costa Rica, las personas pueden encargar este dispositivo a partir de este viernes 14 de setiembre.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.