Carlos Arguedas C.. 15 octubre
Los pacientes afectados por licor contaminado ingresaron entre martes y el miércoles al William Allen. Uno de ellos fue remitido al Hospital Max Peralta, de Cartago, donde murió. Foto: Rafael Pacheco
Los pacientes afectados por licor contaminado ingresaron entre martes y el miércoles al William Allen. Uno de ellos fue remitido al Hospital Max Peralta, de Cartago, donde murió. Foto: Rafael Pacheco

Tres vecinos de Turrialba se convirtieron en las nuevas víctimas del consumo de licor adulterado con metanol.

Las muertes las confirmaron la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), con lo cual ya suman 15 las personas fallecidas por esta causa en las últimas dos semanas.

Los fallecidos de Turrialba vueron identificados como Rodrigo Carmona Castro de 65 años, quien vivía en Lomas del Río, en barrio San Rafael de Turrialba, quien luego de ser chequeado en el William Allen de Turrialba lo remitieron al Hospital Max Peralta, de Cartago, donde poco después perdió la vida..

Las otras dos víctimas son los hermanos Marco Tulio y Fernando Leiva López, de 75 y 72 años, respectivamente. Ellos eran vecinos de Pavones de Turrialba. Ellos murieron en el hospital de Turrialba.

María Eugenia Villalta, directora del William Allen, indicó que las tres personas llegaron en condición muy grave, asociada al consumo de licor que podría estar adulterado con metanol.

"Este miércoles, entre cuatro a cinco de la tarde, se presentaron dos pacientes en condición muy grave, cuya condición clínica se fue deteriorando rápidamente y lamentablemente ambos fallecieron.

“Estamos preocupados y queremos hacer un llamado a toda la población para que tome medidas preventivas para evitar la ingesta de este licor adulterado que está produciendo luto en las familias de la población de Turrialba”, dijo Villalta.

Recuento

Estas tres muertes en Turrialba se suman a los ocho vecinos de la Ciudadela La Carpio, en la Uruca, que murieron por una causa similar entre el martes y miércoles pasados.

Cinco de ellas perdieron la vida en casas particulares ubicadas en esa comunidad y las tres restantes fallecieron en el Hospital México.

Anteriormente, habían fallecido cuatro personas en el Hospital San Juan de Dios.

Según datos de la CCSS, en total se han recibido un total de 31 personas en centros médicos con síntomas de intoxicación por el consumo de guaro adulterado, de los cuales fallecieron 10.

Entre los atendidos figura una mujer que estaba embarazada y que se dio a la fuga luego de dar a luz en el Hospital San Juan de Dios.

En el México,10 personas están en el área de observación, y seis fueron internadas. De estos últimos, tres están en cuidados intensivos. Otro permanece en el Hospital Calderon Guardia.

En medio del aumento de muertes, las autoridades han iniciado un control más estricto para detectar la venta de licores adulterados. En La Carpio cerraron dos establecimientos.

Hay que recordar que hasta octubre del año anterior, se registraron 79 personas intoxicadas por guaro adulterado con metanol.

De ellas, 29 fallecieron: 22 hombres entre los 36 y 87 años, y 7 mujeres entre los 32 y 61 años.

Guaro dañino

El consumo de guaro adulterado con metanol produce falla a nivel ocular, renal y al final multiorgánica.

El metanol aparece en la fase de destilación del alcohol, cuando este se produce en condiciones inadecuadas y sin control. Es un producto altamente tóxico.

La intoxicación con guaro con esa sustancia inicia con mareos, dolor intenso de cabeza, cambios en el comportamiento de las personas y pérdida de estabilidad para caminar.

Las complicaciones progresan a un fallo sistémico causado por acidosis metabólica, un exceso de ácido en todos los órganos del cuerpo que puede llevar a la muerte de manera fulminante.