Yeryis Salas. 19 septiembre
34.237 hogares afirmaron en la Enaho 2018 haber sido víctimas de estafas por Internet. Foto: Archivo.
34.237 hogares afirmaron en la Enaho 2018 haber sido víctimas de estafas por Internet. Foto: Archivo.

La estafa por Internet fue el delito cuya incidencia más aumentó en el país en los últimos años, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La última Encuesta Nacional de Hogares (Enaho 2018) estimó que entre junio del 2017 y julio del 2018 se registraron 55.296 fraudes de este tipo.

Esto significa un aumento de un 242,86% con respecto a la Enaho del 2014, que calculó la cifra 16.128 casos.

En ese periodo, la cantidad de hogares perjudicados por este tipo de estafas pasaron de 14.101 a 34.237.

Los delitos por Internet pueden ocurrir, por ejemplo, cuando una persona ingresa los datos de su tarjeta en una página falsa de un banco (phishing) o cuando compra en páginas inseguras en la web.

La Enaho 2018 se completó con entrevistas en 13.440 hogares de todas las regiones del país, y los datos se recolectaron en julio del 2018.

Para poder estimar cuántos hogares en el país sufrieron algún tipo de delito, las cifras recolectadas se sometieron al método científico de factor de expansión, con el cual se interpreta a cuántas personas en la población representa una persona en la muestra.

Según INEC, entre más alto el nivel educativo de una casa, más posibilidad existe de que haya sufrido un fraude cibernético.

Precisamente, el último informe da cuenta de que las casas con un nivel educativo alto representaron un 49% del total de viviendas afectadas.

A este grupo le siguen las de nivel medio, con un 40%, y bajo, con un 10%.

“Tal vez resulte lógico pensar que en la medida que aumenta la penetración o cobertura de Internet en los hogares del país, aumenta el riesgo de la cibervictimización”, señala el documento.

“Pero si esta relación es aparentemente tan predecible, también deberían ser previsibles para un futuro no tan lejano las estrategias de control y prevención de cualquier forma de victimización en el espacio virtual”, agrega.

El estudio cita que Costa Rica fue el país latinoamericano con el mayor aumento en el número absoluto de hogares conectados por cada 100 hogares, con un incremento de 24 a 60 entre 2010 y 2015, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Más hogares sufren estafas por Internet

Acceso a la web propicia más fraudes.

FUENTE: ENCUESTA NACIONAL DE HOGARES, INEC.    || w. s. / LA NACIÓN.

Robo fuera de vivienda, el delito más común

Otro delitos que también incrementaron su incidencia desde el 2014 fueron: agresión, robo de motocicleta o bicicleta, robo en vivienda y robo de carro.

Aunque la cantidad de robos o asaltos fuera de la vivienda disminuyó en el periodo 2014-2018, siguen siendo los delitos que perjudicaron a más hogares según el Enaho 2018, al afectar a miembros de 97.938 casas.

En segundo lugar, se estimó que 74.999 hogares fueron víctimas de robos en sus instalaciones, y en tercer puesto, otros 39.929 resultaron afectados por intentos de robo a la vivienda, un carro o a un residente.

En total, con base en el factor de expansión, INEC afirma que 301.941 hogares sufrieron algún ilícito, un 19,3% de las casas del país.

De estos, un 32,7% se llevaron a cabo con violencia.

Asimismo, por cada agresión que ocurrió en área rural, ocurrieron 5,4 en zonas urbanas.

La región con más viviendas afectadas fue la del Pacífico Central, con un 21,4%, seguida por la Central, con un 20,5%.

En comparación con el 2014, el aumento más significativo en este rubro lo sufrieron las casas de la región Chorotega, que pasaron de 9% a 17,9%, mientras que las demás zonas mantuvieron cifras estables.

El estudio también arrojó que los quintiles con más ingreso per cápita son los más victimizados.

En el primer quintil (el de menor ingreso), fueron víctimas el 17,5% de los hogares, mientras que en el quintil más alto, los delitos tocaron 23,9% de las viviendas.