Fuerza Pública intervino a tiempo y evitó que vapulearan al conductor

Por: Hugo Solano C. 24 septiembre, 2016
La Fuerza Pública y la Policía de Tránsito atendieron el incidente.
La Fuerza Pública y la Policía de Tránsito atendieron el incidente.

Un conductor, que trabaja para la empresa de transporte Uber, estuvo a punto de ser vapuleado por decenas de taxistas formales que lo siguieron poco antes del mediodía de este sábado.

El hombre de apellido Saavedra, de 38 años y vecino de Cartago, fue auxiliado por la Policía.

De no haber sido por la intervención de la Fuerza Pública los taxistas habrían arremetido contra Saavedra, que conducía un automóvil Kia, el cual resultó con los parabrisas delantero y trasero quebrados, así como con daños en la tapa del motor, un guardabarro, la puerta del chofer y otros puntos de la carrocería.

Parte de los daños que sufrió el Kia en Esparza. Poco después del mediodía fue sacado del sitio en una grúa.
Parte de los daños que sufrió el Kia en Esparza. Poco después del mediodía fue sacado del sitio en una grúa.

De acuerdo con el oficial de Tránsito Rafael Jiménez Varela, a eso de las 11 a. m. recibieron la alerta de una persecución a un chofer y de varios vehículos chocados.

La persecución comenzó en Puntarenas y el chofer del Kía salió hacia Esparza, pero en el trayecto, como era seguido por unos 40 taxistas, colisionó contra un pick up de doble cabina blanco.

Jiménez afirmó que el chofer del Kia iba solo y, cuando llegó a Esparza, la Fuerza Pública lo tenía custodiado para evitar que lo golpearan.

A Saavedra se le hizo un parte por colisión y daños materiales, mientras que una grúa se llevó su carro hacia la delegación de la Policía de Tránsito de Esparza, para evitar que lo dañaran más.

A otros dos taxistas y al conductor del pick-up también se les confeccionó una boleta por la colisión.

Los taxis, a cuyos choferes se les confeccionó el parte, presentaban algunos golpes en los bumpers y costados.

El inspector de Tránsito no tenía certeza de que el conductor fuera de la empresa Uber, pero en apariencia eso fue lo que molestó a los taxistas que lo seguían.

Según Carlos Hidalgo, vocero del Ministerio de Seguridad, decenas de taxistas persiguieron a un conductor de Uber, quien dijo a las autoridades que los sujetos querían quemarle el carro.

"Donde ven la presencia policial los taxistas huyen", dijo Hidalgo, quien acotó que el carro del chofer de Uber quedó con daños severos.

La empresa Uber confirmó, por medio de un comunicado de prensa del domingo 25 de setiembre, que Saavedra trabaja como socio colaborador de esa empresa en Esparza.

"Uber condena enérgicamente cualquier acto de violencia que atente contra nuestros socios-colaboradores. Asistiremos en lo que sea necesario al socio para superar este momento tan difícil. Confiamos en que las autoridades tomarán acción inmediata en contra de los involucrados en este hecho sin precedentes", dijo Julie Robinson, Gerente de Comunicaciones de Centroámerica y el Caribe.

De igual forma, indicó que se pondrán en contacto con las autoridades, para brindarles cualquier información relevante a la investigación, con el objetivo de que esos actos violentos no queden impunes.

Información actualizada el domingo 25 de setiembre a las 10:30 a. m. con datos enviados por la empresa Uber.