Seguridad

Más de 1,6 millones de unidades de pólvora ilegal se decomisaron en los últimos cuatro años

En el 2019 las autoridades incautaron 1.160.437 unidades pirotécnicas, la cifra más alta en el periodo

Un total de 1.160.437 unidades de pirotecnia ilegal se decomisaron en los últimos cuatro años en todo el territorio nacional. La mayoría de los artículos incautados consistieron de cuartos de dinamita, triquitraques, volcanes y espantasuegras que fueron confiscados tras una serie de pesquisas realizadas por los agentes de la Fuerza Pública y la Policía de Fronteras.

La época del año con el mayor número de decomisos suele darse entre los meses de diciembre y enero, debido a las celebraciones de Navidad y año nuevo. Las unidades incautadas suelen estar compuestas por dispositivos pirotécnicos ilegales, sin permiso de venta, y productos que son fabricados de manera clandestina.

Según los datos de la Sección de Análisis y Estadística (SAE) de la Fuerza Pública, en el 2018 hubo 206.282 unidades pirotécnicas decomisadas. Durante el 2019 se observó el incremento más alto de los últimos años con 1.160.437 decomisos, mientras que en el 2020 la cifra bajó a 61.421. Por último, en el 2021 se registraron 220.977 unidades de pólvora incautadas por la autoridades policiales.

La Dirección General de Armamento (DGA) reportó haber destruido alrededor de 418.300 unidades pirotécnicas durante ese mismo periodo. A saber: 78.353 unidades en el 2018, 107.122 en el 2019, 111.304 en el 2020, 104.659 en el 2021 y ya van 16.862 unidades quemadas en los primeros meses del año.

‘’La Policía de Fronteras de Costa Rica efectivamente incrementa sus esfuerzos, principalmente en los últimos meses con el tema de la contención de la pólvora, para prevenir que estas lleguen a manos de niños, adolescentes y que así provoquen una quemadura o un daño mayor’', indicó Bryan Quirós, oficial de la Policía de Fronteras.

Las operaciones para detectar pólvora ilegal tienen doble propósito, por un lado frenar el comercio clandestino y la evasión al fisco y, evitar eventuales accidentes mortales.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.