Audiencia de fijación de medidas inició el miércoles anterior y concluyó la noche de este viernes

 5 noviembre, 2016
Desarticulación de banda dedicada al robo de contenedores.
Desarticulación de banda dedicada al robo de contenedores.

El Juzgado Penal de Limón impuso seis meses de prisión preventiva para cinco de las 18 personas detenidas el pasado lunes 2 de noviembre como sospechosos de integrar una banda dedicada al robo de contenedores.

La decisión la tomó la noche de este viernes en una audiencia privada que se venía realizaba en los Tribunales de Limón y que había iniciado el miércoles anterior. La decisión de fijar medidas cautelares se atrasó debido a la cantidad de imputados en este caso.

La orden de ir a la cárcel se aplica para cinco hombres de apellidos Acuña Soto, Sánchez Monge, Salazar Rojas, Sawyers Salas y Mora Umaña.

A los otros implicados, apellidados Baires López, Cordero Umaña, Salas Vargas, Alfaro Durán, Coto Romero, Fernández Campos, Masís Ureña, Meza Pérez, Paniagua Rivera, Murillo Arce, Jiménez Martínez, Vásquez Núñez y Mora Fonseca, se les fijaron medidas cautelares como firmar en un despacho judicial, no acercarse a testigos y se les prohibió salir del país.

La Fiscala Adjunta de Limón, Karolina Martínez, confirmó que la Fiscalía apeló solo el caso de Baires, pues se estima que esa persona debe permanecer recluido en una prisión debido al peligro de reiteración delictiva.

En tanto, en el caso de Jiménez Martínez, quien es oficial de la Fuerza Pública, además se le suspendió del cargo mientras dura el proceso judicial.

Antecedente

Todas estas personas fueron detenidas el pasado lunes en allanamientos que hicieron agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en el centro de Limón, La Guácima de Alajuela, San Isidro de Heredia y en San Rafael Abajo de Desamparados.

Michael Soto Rojas, subdirector interino del OIJ, dijo en aquel momento de que los delitos eran cometidos contra furgones que llevaban café de exportación, carne, mariscos, o que ingresaban al país con licores, cigarrillos o electrodomésticos.

Soto explicó que el líder del grupo, de apellidos Acuña Soto, tenía conocimiento del manejo del sistema Tica (programa que utiliza el Ministerio de Hacienda para registrar el ingreso y salida de mercancías). Así, el sospechoso dominaba la empresa importadora, el tipo de producto, el número de placa del furgón que transportaba los artículos, y la hora de salida del almacén fiscal.

El jefe policial manifestó que el grupo utilizaba varios métodos para actuar. En ocasiones trabajaba mediante asalto con armas de fuego y golpeando al chofer. En otros casos, el conductor era parte del grupo y simulaba el robo.

La Policía Judicial no disponía ayer del valor total de la mercadería sustraída, pero dijo que son montos muy elevados. Por ejemplo, citaron que un cargamento de café era valorado en ¢13 millones, uno de ropa en ¢20 millones, uno de camarón en ¢40 millones, y uno con colas de langosta en ¢280 millones.

A este grupo se le atribuyen nueve robos, entre ellos uno cometido el 20 de junio pasado, cuando se sustrajo un cargamento de latas de leche condensada valorado en ¢28 millones, el cual salió del muelle de Limón hacia San José. También, el 7 de agosto se habrían apoderado de un cargamento de carne cuyo valor era de ¢64 millones y que iba de San José hacia Moín.

Según Soto, los miembros del grupo desempeñaban diferentes funciones, pues mientras unos ejecutaban el robo, otros buscaban bodegas para guardar la mercadería y contactaban a dueños de supermercados para colocar los productos robados.