Carlos Arguedas C., Marco Marín. 7 diciembre
Los abogados David Hernández y Joseph Rivera llegaron esta mañana a la Fiscalía de Pavas. Ellos representan a la familia de Carla Stefaniak, turista asesinada en el país. Foto: Alonso Tenorio
Los abogados David Hernández y Joseph Rivera llegaron esta mañana a la Fiscalía de Pavas. Ellos representan a la familia de Carla Stefaniak, turista asesinada en el país. Foto: Alonso Tenorio

El hotel Le Mas de Provence, en cuyo terreno fue localizado el cuerpo de la turista venezolana Carla Stefaniak, operaba sin patente municipal para prestar el servicio de hospedaje.

Así lo confirmó este viernes Carlos Bejarano Chacón, vocero de prensa de la Municipalidad de Escazú.

Bejarano indicó que, desde el jueves anterior, personal del Departamento de Inspecciones colocó rótulos con la leyenda de “clausurado” a la entrada el establecimiento, el cual se ubica en el distrito San Antonio.

Asimismo, al vigilante del local se le entregó la notificación del cierre. Ahora, los propietarios deberán presentarse al Ayuntamiento para explicar las razones por las cuales estaban operando sin permisos.

(Video) Municipalidad de Escazú clausura hotel donde mataron a turista venezolana

El hotel abrió su puertas el 3 de agosto del 2009 para brindar servicio de hospedaje pero renunció a la patente en el 2013.

Luego, presuntamente, continuó funcionando pero mediante la plataforma digital Airbnb, la cual permite alquilar habitaciones a extranjeros. Con este sistema, la Municipalidad no recibe impuestos, explicó Bejarano.

“El municipio llegó a cerrar algo que estaba cerrado por decisión de los dueños”, expresó al respecto Federico Jenkins, abogado colabora con los propietarios del hotel.

Agregó que la notificación que dejó la Municipalidad está dirigida a la empresa Adiantum Sociedad Anónima que no tiene relación con los dueños actuales.

El nombre de este hotel salió a relucir con la desaparición de la turista Carla Stefaniak, de 36 años, quien desapareció el 28 de noviembre. El cuerpo de la mujer fue localizado el lunes 3de diciembre a unos 90 metros de distancia del cuarto en el cual se hospedaba.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), detuvieron como sospechoso del crimen al guarda del establecimiento, de apellidos Espinoza Martínez y de 32 años.

Este hombre, de origen nicaragüense, permanecía de manera ilegal en el país. En su contra se dictaron seis meses de prisión preventiva.

Reunión con fiscales

Paralelamente, los abogados David Hernández y Joseph Rivera, representantes de la familia de Carla Stefaniak, acudieron la mañana de este viernes a la Fiscalía de Pavas para una reunión con los encargados de la pesquisa.

Hernández comentó que se trató de un primer acercamiento para determinar el ritmo de la investigación, en un caso que describieron como “muy complejo”.

“En estos momentos estamos enfocados en el estado de la investigación. Es importante destacar esto en relación con lo manifestado por parte de don Carlos (Caicedo padre de la fallecida) de que él siente que el Estado no brindó la seguridad correspondiente para que su hija pudiera terminar su viaje”, explicó Hernández.

El abogado aseguró que, de momento, no consideran una demanda contra el Estado, sino en determinar el avance de la investigación.

Agregó que el Ministerio Público quedó de remitirles en las próximas horas, una copia del contenido actual del expediente.

"Están escaneando todos los informes que ha realizado la Policía Judicial, la autopsia y, además, las directrices que ha venido generando el Ministerio Público, pero como no tenemos la información no podemos indicar qué tan avanzado está el caso.

“Sí creemos que hay bastantes elementos de probabilidad para sostener que la persona que está detenida está vinculada con el homicidio de la ofendida.

"(...) Quiero que quede claro que si después de analizar la documentación, determinamos que tenemos que sugerir alguna dirección en la investigación pues la sugeriremos”, manifestó Hernández.

Los representantes explicaron que el padre de la extranjera fallecida abandonó Costa Rica la tarde de este jueves.

Su hijo, Carlos Alberto, permanece en el país para finalizar los trámites de repatriación de los restos de su hermana, quien fue cremada y cuyas cenizas serán llevadas a Estados Unidos para los servicios fúnebres correspondientes.