Hugo Solano C.. 26 agosto

“Todo está listo”, dijo el pasado viernes la viceministra de Ambiente y Energía, Pamela Castillo, quien afirmó que esta semana será la reapertura del Parque Nacional Volcán Poás.

La funcionaria afirmó que el acceso al público será el viernes siguiente a la inauguración, que solo depende de los últimos detalles del sistema electrónico de venta de entradas.

Añadió que la inauguración estará a cargo del presidente Carlos Alvarado y que será antes de que termine el presente mes de agosto.

Los cinco refugios están concluidos y ya se cuenta con cuatro sensores de medición de gases en tiempo real, que permitirán detectar niveles altos de ácido sulfúrico y otros potencialmente perjudiciales para el ser humano.

De darse una emergencia, se activaría un protocolo para movilizar a los visitantes hacia un lugar seguro, en donde se dispondrá de 70 cascos, 140 filtros de aire y 70 mascarillas para uso individual.

La reciente inversión ronda los ¢100 millones y permite tener todo listo para la reapertura del que era el segundo Parque Nacional más visitado de nuestro país, solo superado por el Parque Nacional Manuel Antonio, Quepos.

Se contará con una nueva logística de acceso que regulará la visitación y consiste en tiempo limitado de 20 minutos en el cráter para cada grupo de 50 personas. Se prevé una visitación máxima de 1.000 personas al día.

Por ahora solo se reabren los parqueos, servicios sanitarios y el acceso al cráter.

Más adelante, dependiendo del comportamiento del volcán se valoraría reabrir la cafetería, la tienda, anfiteatros, áreas familiares y demás senderos, incluido el de la laguna Botos.

Una nueva fisonomía del cráter podrán ver los turistas al finalizar este mes de agosto, según lo previsto por el Minae. Fotografia: Graciela Solis
Una nueva fisonomía del cráter podrán ver los turistas al finalizar este mes de agosto, según lo previsto por el Minae. Fotografia: Graciela Solis

La viceministra Castillo, recordó que están comprometidos con la seguridad de los visitantes y guardaparques del volcán Poás, por ello, la reapertura se hace de manera responsable y profesional.

Los recursos para la compra del equipo y la construcción de los refugios suman unos ¢77 millones provenientes del Segundo Canje de Deuda por Naturaleza EE.UU.- CR., administrado por la Asociación Costa Rica por Siempre y del Fideicomiso de Operación de Servicios y Atención al Turista, que administra la Fundación para el Desarrollo de la Cordillera Volcánica Central (Fundecor) con el Área de Conservación Central de Sistema Nacional de Áreas de Consevación (SINAC).

Esperanza renace

Lionel Araya, presidente de la Cámara de Comercio de la región Volcán Poás, afirmó que la reapertura los tiene muy contentos e incluso ya recibieron capacitación sobre la forma en que va a funcionar el sistema de reservación de entradas y que cada persona que ingrese puede adquirir un máximo de diez.

Además, con la ayuda de vulcanólogos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), de la Red Sismológica Nacional de la UCR y de personal del Instituto Costarricense de Turismo se capacitó a más de 500 guías que acompañarán a los visitantes para explicarles sobre características propias del volcán y les mostrarán efectos de la actividad volcánica, como tubos doblados por las piedras que lanzó el coloso y otras marcas de la actividad.

Mayela Céspedes, dueña de Comidas Típicas Doña Mayela, , confirmó que para quienes como ella se han mantenido en pie durante más de año y medio de crisis, la reapertura les devuelve la esperanza.

Lo anterior porque a quienes visiten el cráter se les va a sugerir completar esa experiencia con toda la región, que concentra una gran oferta de turismo rural, cultivos de fresas, alquiler de cabañas, pesca recreativa de truchas y otros destinos de cataratas cercanas.

Anterior estreno quedó pendiente

Como el acceso al volcán se cerró de forma indefinida a partir del 13 de abril (Jueves Santo) del 2017, debido a erupciones de gases, cenizas y enormes rocas, esa vez quedó pendiente una reapertura que estaba programada para el 28 de abril del año anterior.

Las erupciones obligaron a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) a dictar alertas en cinco cantones de Alajuela y el turismo comenzó a decaer hasta el cierre de varios negocios.

Fue imposible estrenar varias estructuras, valoradas en unos ¢763 millones, en cuenta ranchos multifamiliares y dos anfiteatros que seguirán cerrados en esta ocasión, ya que la reapertura de la semana entrante tendrá ciertas regulaciones por motivos de seguridad.

El costo de ingreso no varía, ya que está definido por decreto. Los turistas nacionales, así como residentes pagarán ¢1.000 y los extranjeros $15.

Si por alguna razón hubiera que cerrar el parque, las personas que hayan reservado pueden reprogramar su visita a cualquier parque nacional ese mismo día u otro, dijo la viceministra.

Se va a aprovechar la reapertura del principal atractivo de la zona para potenciar visitas a comercios y a otros puntos turísticos cercanos. /Alonso Tenorio
Se va a aprovechar la reapertura del principal atractivo de la zona para potenciar visitas a comercios y a otros puntos turísticos cercanos. /Alonso Tenorio