Hugo Solano C.. 5 septiembre
Portillo, de 32 años, tenía antecedentes por delitos contra la vida en otro país, por lo que fue devuelto a El Salvador horas después de que llegó al aeropuerto Juan Santamaría. Foto: Cortesía OIJ.
Portillo, de 32 años, tenía antecedentes por delitos contra la vida en otro país, por lo que fue devuelto a El Salvador horas después de que llegó al aeropuerto Juan Santamaría. Foto: Cortesía OIJ.

Un marero de 32 años, apellidado Portillo, fue devuelto luego de que llegó a nuestro país en un vuelo procedente de El Salvador ayer miércoles al mediodía.

Los agentes judiciales fueron informados por oficiales de la Policía de Migración de la llegada de este sujeto, quien se mostró nervioso y poco coherente cuando le preguntaron por el tiempo de estadía en Costa Rica.

De inmediato una investigación y determinaron que Portillo había sido procesado penalmente en otro país por un delito contra la vida.

El hombre tenía varios tatuajes, que fueron analizados por una investigadora judicial de la Unidad de Recolección de Información Policial (URIP), lo que permitió establecer que pertenece a la MS13 de El Salvador.

Con esos resultados, la Policía de Migración le rechazó el ingreso a nuestro país y fue custodiado hasta que abordó un vuelo que lo llevó de nuevo a su nación de origen.

El trabajo conjunto entre agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Policía de Migración impidió que el salvadoreño se estableciera en nuestro país, al determinar que era un pandillero del Triángulo Norte.

El viernes 30 de setiembre un lío entre mareros dejó tres personas fallecidas en una cuartería de barrio México, San José.

Las víctimas fueron identificadas por el OIJ como Kevin Flores, de nacionalidad salvadoreña y miembro de la mara Salvatrucha; una mujer identificada como Aleyda Ordónez, de 26 años, de nacionalidad hondureña, y Juan López Esperanza de 50 años, oriundo de Nicaragua. Este último era el administrador de la cuartería.

Por ese caso La Fuerza Pública detuvo a dos sujetos en Santa Cecilia de La Cruz, cuando intentaban escapar del país. Se trata de dos hermanos de apellidos Trejo Cruz.