Hugo Solano C.. 19 septiembre
Esta vivienda allanada por el OIJ en el 2017, fue donde irrumpieron los asaltantes este sábado en Atenas. Foto: Archivo/ Graciela Solís.
Esta vivienda allanada por el OIJ en el 2017, fue donde irrumpieron los asaltantes este sábado en Atenas. Foto: Archivo/ Graciela Solís.

Al amanecer de este sábado al menos cuatro asaltantes entraron a la casa del empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños y robaron celulares y algunas joyas.

Bolaños está desde hace casi tres años en arresto domiciliario en su vivienda, ya que la Fiscalía lo acusó por tres delitos de influencia contra la hacienda pública por un préstamo que recibió del Banco Popular y de Desarrollo Comunal y que está incluido en el caso del cemento chino.

El Organismo de Investigación Judicial confirmó el asalto, lo mismo que el abogado del empresario, Luis Fernando Vargas.

Según el informe preliminar de la Policía, los asaltantes vestidos de policías cortaron una malla y llegaron antes de las 7 a. m. primero a la caseta del cuidador de la finca, en Santa Eulalia de Atenas, donde el hombre estaba con su esposa y su hijo.

Luego de robarles los celulares, los encañonaron y los obligaron a ir hasta la casa de Bolaños y abrir.

Ya dentro de la vivienda, le exigieron dinero al empresario y encerraron a su esposa, empleada y varios hijos menores de edad en un baño.

Bolaños y su familia salieron ilesos pese a que los delincuentes iban armados y con pasamontañas. Fotografía: Archivo/José Cordero.
Bolaños y su familia salieron ilesos pese a que los delincuentes iban armados y con pasamontañas. Fotografía: Archivo/José Cordero.

Según el abogado Vargas, cuando Bolaños abrió la caja fuerte y los ladrones vieron que no había dinero, le amarraron las manos y tras despojarlo de su celular, solo se llevaron unas pocas pertenencias.

Entre lo robado están los teléfonos, un anillo y relojes inteligentes de Bolaños y su familia.

“Ellos están bien, porque no los maltrataron físicamente, pero están bastante nerviosos y con el trauma. Fue un evento fuerte, sobre todo para los niños. Ingresaron con pasamontañas y con camisas que al parecer decían OIJ y amarraron a Juan Carlos”, dijo el abogado.

Añadió que aunque en la vivienda habían pantallas, computadoras y electrodomésticos, los delincuentes llegaron exigiendo dinero y no se interesaron por esos otros bienes.

Al parecer los sujetos se comunicaban con alguien afuera, que los esperaba para huir.

Los delincuentes intentaron llevarse un carro de doble tracción del empresario, pero no pudieron controlarlo y colisionaron contra una cerca, por lo que lo abandonaron y escaparon a pie por las propiedades aledañas.

En el asalto nadie resultó herido, aunque los sujetos iban armados.

El abogado de Bolaños dijo que a raíz de lo ocurrido valoran solicitar más protección policial, a sabiendas de que hasta el 3 de noviembre su cliente sigue con arresto domiciliario.

El OIJ se hizo cargo de la investigación.