Édgar Chinchilla, corresponsal GN, Yeryis Salas. 7 junio
El sospechoso fue capturado cuando intentaba salir de territorio costarricense. Foto: Migración
El sospechoso fue capturado cuando intentaba salir de territorio costarricense. Foto: Migración

Un falso odontólogo, de apellidos Portuguez Cordero, fue detenido este viernes en Tablillas de Los Chiles por la Policía de Migración.

Aunque al sujeto se le señaló en redes sociales por presuntas estafas, la captura obedeció a tres delitos diferentes: apropiación indebida, hurto agravado y hurto simple.

La captura ocurrió cerca de las 11:30 a. m. cuando Portuguez intentaba salir hacia Nicaragua; no obstante, fue rechazado por la policía migratoria de aquella nación, pues desde enero las autoridades nacionales emitieron una orden de captura.

El detenido quedó a las órdenes de la Fiscalía de Los Chiles, para que se determine su situación jurídica.

Audio y foto circularon en redes

La fotografía del arrestado circuló esta semana en redes sociales junto a un audio de cuatro minutos con 46 segundos, en el que una mujer afirma que Portuguez, supuestamente, la contactó para ofrecerle trabajo como recepcionista. Luego, la citó en un sitio público, pero ella no asistió porque tuvo desconfianza.

Ella asegura que llamó a un conocido que trabaja en el OIJ, quien le indicó que se trataba de una presunta estafa.

La Policía Judicial aún no ha recibido denuncias formales contra el sujeto por fraudes; sin embargo, sí informó que investigaba el asunto.

"Estamos tratando de localizar a esa persona (la mujer del audio) para que ella nos brinde la información de qué fue lo que sucedió, porque es un audio que está despertando la curiosidad de los ciudadanos”, manifestó este jueves Omar Brenes, de la Oficina de Planes y Operaciones (OPO) del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Brenes aseguró que el caso parece evidenciar que los consejos brindados para detectar una estafa, engaño o hecho ilícito dan resultados, pero reiteró el llamado a las personas para que denuncien ante las autoridades.

Asimismo, recomendó a la población ser más cuidadosa en la información que comparte en redes sociales, ya que eso le da oportunidad a los delincuentes de obtener datos sensibles como números telefónicos, tipo de bienes que se poseen, lugar de trabajo, entre otros.

Asimismo, detalló que el último caso de este tipo lo atendieron en el 2013, por lo que, de existir una denuncia, se abriría una investigación nueva seis años después.