Seguridad

Asaltos y hurtos caen 60% en la capital durante arranque del 2021

Policía considera que fenómeno obedece, además de las restricciones por la pandemia, a los operativos para frenar la delincuencia

En los primeros 44 días del 2021, el Ministerio de Seguridad Pública reporta una disminución del 62% en los asaltos, hurtos y robos en el casco central de San José.

Por ejemplo, los asaltos a peatones bajaron de 255 entre el 1.° de enero y el 13 de febrero del año pasado a 102 en el mismo periodo del presente, para una disminución del 60% (153 casos menos).

En el distrito Hospital se registraron 65 casos menos; en Merced fueron 62 menos; en Catedral, 70; y en El Carmen, 51.

Rándall Picado, director de la Fuerza Pública en San José, aseguró que la tendencia a la baja se debe al trabajo integral y planificado que efectúan las autoridades.

Sin embargo, otros jefes policiales afirman que la restricciones al tránsito de vehículos y personas implementadas por la pandemia también tienen mucho que ver.

Un comunicado del Ministerio de Seguridad revela que en toda la provincia de San José hubo una baja del 44% en los delitos contra la propiedad (975 casos menos).

Entre ellas, la modalidad asalto fue una de las que más redujo (52 % menos).

Por otra parte, también hubo una caída del 44% (306 incidentes menos) en los reportes de hurto o sustracción de bienes por descuido o sin violencia de por medio.

En toda la provincia de San José, los lugares con mayor disminución de delitos contra la propiedad son San Sebastián y Escazú con un 58%.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detectó desde finales del año pasado una tendencia generalizada a la baja en los delitos contra la propiedad.

De hecho, en general las denuncias cerraron el 2020 con una reducción del 23 % al pasar de más de 100.000 denuncias en el 2019 a unas 80.000 el año pasado.

Para Wálter Espinoza, director del OIJ, la pandemia tuvo un impacto directo en los delitos contra el patrimonio, los cuales bajaron en un 34% en relación con el 2019.

Espinoza recordó que la emergencia obligó a fijar restricciones en el desplazamiento, implementar el teletrabajo y reducir las visitas a lugares comerciales, de recreo, turísticos y otros.

“El delincuente se percató de que ya no tenía facilidad de cometer los delitos tradicionales, que son los que implican algún contacto o algún encuentro y que generalmente afectaban a transeúntes”, dijo.

Por su parte, Marcelo Solano, director de la Policía Municipal de San José, afirma que los puntos de vista del OIJ y la Fuerza Pública no se contradicen, sino que se conjugan.

Solano estimó que la pandemia provocó que haya menos delitos porque menos personas circulan por el casco central pero, a su vez, destacó que también se ha hecho un fuerte trabajo interpolicial.

“Los centenares de cierres de salas de juegos, la regulación sostenida en los puntos de aglomeración de vendedores y traficantes de drogas, la intervención para desarmar a los habitantes de calle de armas con las que puedan intimidar” han sido, a juicio de Solano, de gran impacto.

Indicó que a lo anterior se une la instalación de cámaras de seguridad en más puntos de la capital y de su respectivo servicio de monitoreo.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.