Hugo Solano C.. 19 enero
A las diez etiquetas de licor adulterado que el Ministerio de Salud dio a conocer el año pasado, se agregan dos más, conocidas como Wash &CO Alcohol Multiuso 80% y Alcohol Multiuso 80%. Foto: Jorge Castillo.
A las diez etiquetas de licor adulterado que el Ministerio de Salud dio a conocer el año pasado, se agregan dos más, conocidas como Wash &CO Alcohol Multiuso 80% y Alcohol Multiuso 80%. Foto: Jorge Castillo.

Un hombre de 65 años, identificado como José María Díaz Guido, podría ser la víctima número 11 de muertes por ingesta de metanol en los 19 primeros días de este año.

Según la Dirección de Vigilancia de la Salud, ya se contabilizan 15 casos sospechosos de intoxicación por metanol, 10 de los cuales han fallecido, el equivalente, a un fallecido cada dos días.

Se trata de siete hombres y tres mujeres de los cuales siete son de la provincia de Alajuela (tres en Upala, tres en San Ramón y uno en Alajuela) uno de Guanacaste (Liberia), uno de Cartago y uno de Heredia.

Las edades de las víctimas van entre los 25 a 76 años.

El caso sospechoso más reciente fue el de Díaz Guido, vecino y oriundo de Quebrada Grande de Liberia, Guanacaste, quien falleció este martes cuando era trasladado hacia el centro médico.

Seguidilla de muertes obliga a Salud a redoblar esfuerzos contra distribución de licor adulterado

Será la autopsia la que determine si el consumo de licor adulterado lo convierte en otra víctima más de esa sustancia química.

A estos decesos, se unen 41 hombres y siete mujeres que fallecieron por esa causa el año pasado, luego de registrarse 92 casos sospechosos de intoxicación.

Caso en investigación

En octubre del 2020 las autoridades intervinieron en varios locales de La Carpio, La Uruca, por una seguidilla de muertes de hombres y mujeres en ese asentamiento.

Además, trascendió que habría sido un empresario de nacionalidad rumana, quien trajo varias tanquetas de guaro desde Panamá y, después de envasarlo, lo colocó en 66 negocios de las seis provincias de Costa Rica.

La Policía Judicial, que avanza en una investigación junto con el Ministerio de Salud, determinó que ese alcohol estaba contaminado con metanol y fue parte del que se colocó en distintos comercios de la ciudadela La Carpio, en Uruca, San José.

El proveedor investigado es un hombre de apellidos Radulescu Radulescu, de 54 años, quien de acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), también es costarricense por naturalización.

“En primera instancia, se ubicó al proveedor de los centros comerciales de esa zona, quien a su vez se puso a la orden de las autoridades para colaborar con la investigación. Según su versión, él solo envasa el licor en el país, pues lo trae en tanquetas desde Panamá.

“En la investigación se determinó que el empresario reside en Granadilla de Curridabat, donde también tiene un negocio de venta de licores (...). En su vivienda se recolectaron 15.378 unidades que después de un análisis resultaron positivas con metanol.

“Posteriormente, el 16 de octubre anterior, se allanó el negocio del hombre, donde se decomisaron 7.450 litros de un líquido que, de igual forma, al ser analizado contenía metanol”, explicó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en un informe de prensa en aquella oportunidad.

Se suman más marcas adulteradas

En un comunicado divulgado este martes, el Ministerio de Salud informó de que además de las diez etiquetas incluidas en la alerta sanitaria vigente por licor adulterado, deben agregarse los alcoholes multiusos Wash & CO Alcohol Multiuso 80% y Alcohol Multiuso 80%.

Como recordamos, el año pasado se alertó para no consumir el producto con las etiquetas alusivas a los guaros Chonete, Cuerazo, Sacheto, Gran Apache, Montano y Fiesta Blanca.

La misma censura sigue vigente para las aguardientes Estrella Roja, Barón Rojo, Timbuka y Aguardiente Molotov.

El Ministerio pide a la población alertar al sistema 9-1-1 en caso de conocer establecimientos donde se distribuyan esos licores, así como cuando se encuentre a una persona intoxicada por su consumo.

Esa entidad intensificó las inspecciones en 28 establecimientos por posibles bebidas y alcoholes multiusos adulterados con metanol.

Hasta el momento han decomisado 264 productos, y se han muestreado 88 recipientes de bebidas alcohólicas y alcoholes multiusos.

De igual forma han dado seguimiento a 23 incidentes ingresados este año a través del 9-1-1, relacionados con posibles bebidas o alcoholes adulterados.

El siete de enero se informó sobre nueve casos sospechosos en Upala y Heredia, donde luego se comprobó la muerte de tres en el cantón alajuelense y uno en Heredia, el resto habrían sido por otras causas.