Sucesos

Ráfagas de hasta 100 km/h azotaron Costa Rica en 12 horas

Las ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora que azotaron Costa Rica en un lapso de 12 horas, provocaron la caída de árboles y de rótulos, el cierre de algunas carreteras, el reporte de cortocircuitos y varias casas destechadas.

Hasta las 3 p. m. de este lunes, el Cuerpo de Bomberos había atendido 300 incidentes (en las últimas 24 horas) causados por los fuertes vientos que afectan Costa Rica desde el domingo.

Además, el empuje frío ocasionó que dos casas fueran destechadas en Grecia, de Alajuela, y en Tibás, San José.

Héctor Chaves, director de Bomberos, indicó que, en su mayoría, esas emergencias se presentaron en las provincias de San José, Alajuela, Heredia y Cartago. Unas pocas fueron reportadas desde el Caribe.

Las lluvias, por su parte, provocaron inundaciones en Paraíso, Puntarenas, Pococí, Matina y Talamanca, según la Comisión Nacional de Emergencias (CNE); además del desbordamiento del río Sixaola.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) confirmó que los efectos del empuje frío que impacta el país persistirán al menos hasta la noche del martes, por lo cual durante la noche y madrugada los fuertes vientos persistirán en el Valle Central, Pacífico norte, Caribe y zona norte.

LEA: Lluvias persistirán hasta este martes por influencia de empuje frío

Asimismo, las lluvias mantendrán una intensidad variable en la zona norte y el Caribe.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que se dio la muerte de un hombre, quien cayó de un árbol que estaba en una de las zonas más golpeadas por las ráfagas, en la zona de Oriente de Pejibaye de Turrialba, en Cartago.

El accidente, donde murió Francisco Cristóbal Barboza Rivera, de 37 años, ocurrió a eso de las 10:45 a. m. de este lunes.

El suceso aconteció cuando en la zona se mantenía bajo el mal tiempo, pues había una constante lluvia y fuertes ráfagas. Las notificaciones que este lunes tenían las autoridades daban cuenta que Barboza se subió al árbol y cayó a una quebrada. Cuando llegó la Cruz Roja, ya había muerto.

Los Parques Nacionales volcán Poás y Rincón de la Vieja se encuentran cerrados por los fuertes vientos y caída de ramas.

La ruta 32 (San José-Limón) está completamente cerrada. Hay cierre parcial de la ruta 10 (vía alterna a Limón, por Turrialba).

TAMBIÉN: Ruta 32 cerrada por derrumbe

El cierre en la carretera que comunica San José con Limón se mantendrá al menos hasta el martes, de acuerdo con el reporte de las autoridades.

"Las condiciones climáticas imperantes en la zona, además de los diferentes puntos de la ruta con caída de material (que vuelve a caer producto del viento) impiden abrir la ruta esta noche", detalló el el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Árboles en vías, ráfagas fuertes de viento y lluvia constante fue la constante en las comunidades en la zona norte de Cartago.

Allí hubo daños en invernaderos de las fincas en Tierra Blanca, San Juan de Chicuá y la entrada al Parque Nacional Volcán Irazu, el cual está abierto pero con neblina.

Por otra parte, la Policía de Tránsito anunció, el cierre total de la ruta 141, que comunica Zarcero con Ciudad Quesada de San Carlos, por caída de material.

También, la caída de un árbol cerca del puente de la "platina", en la autopista General Cañas, mantuvo cerrada la vía por unos minutos; sin embargo, antes de las 9 a. m. se habilitó de nuevo el paso.

Además, el MOPT detalló que al menos 10 sistemas de semáforos en Santa Ana, el Alto de Guadalupe, Tibás y La Valencia de Heredia se han visto afectados.

La institución hizo un llamado para que la población reporte las averías que observen, con el objetivo de atenderlas lo más pronto posible.

En algunas comunidades el servicio eléctrico se vio interrumpido por algunas horas.

Hasta 80.000 personas se quedaron sin electricidad debido a interrupciones causadas por los fuertes vientos que soplan sobre todo el país.

ADEMÁS: Hasta 80.000 personas estuvieron sin luz por ventoleros

En tanto, en Bribí las autoridades habilitaron un albergue para un grupo de 44 personas.

El empuje frío provoca lluvias y vientos en la zona del Caribe, donde hay aguaceros importantes, mientras que en el Valle Central la lluvia será intermitente, sobre todo en las zonas montañosas.

Esta condición podría provocar crecidas y desbordamientos en los ríos Sixaola, Chirripó y Sarapiquí en el Caribe, según el IMN.

El Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) advirtió que la aceleración del viento en el Caribe está generando mar picado en esa zona y en el Pacífico norte.

La temperatura máxima descendió entre 2 y 3 grados con respecto a los máximos registrados en un día típico de enero, lo cual es normal, según los expertos.

Noticia actualizada a las 10:41 p. m.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.