Hugo Solano C.. 3 julio, 2019
Los dos adultos quedaron este miércoles en audiencia después de la cual la Fiscalía pedriá contra ellos medidas cautelares ante el Juzgado Penal de Cartago. El caso de los menores lo verá el Juzgado Penal Juvenil. Foto: Rafael Pacheco
Los dos adultos quedaron este miércoles en audiencia después de la cual la Fiscalía pedriá contra ellos medidas cautelares ante el Juzgado Penal de Cartago. El caso de los menores lo verá el Juzgado Penal Juvenil. Foto: Rafael Pacheco

Cuatro sujetos que actuaban de forma violenta contra choferes de la aplicación Uber fueron detenidos este miércoles por la mañana, luego de cinco allanamientos dirigidos por la Fiscalía Adjunta de Cartago.

Se trata de dos adultos y dos menores a quienes se les investiga como sospechosos de ataques y robos contra dos choferes que dan ese servicio.

Los imputados son de apellidos Pérez Hernández y Méndez Montero, además de los dos menores, quienes tenían 15 y 17 años cuando ocurrieron los hechos.

El primer caso con el que se les relaciona ocurrió el 16 de enero, cuando los sospechosos solicitaron un servicio de transporte entre Curridabat y Cot de Cartago. En apariencia, al llegar al destino amenazaron al chofer con armas blancas y un arma de fuego, le taparon el rostro y lo golpearon.

Posteriormente, sustrajeron las pertenencias del ofendido, entre ellas dinero en efectivo y un celular, lo lanzaron a un precipicio y se llevaron el carro, que después abandonaron y quemaron, precisó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

El segundo hecho ocurrió el 1.° de febrero, cuando los sospechosos, en apariencia, solicitaron un servicio de Uber de Cartago centro a Tierra Blanca.

Esa vez, la Policía detectó que actuaron con una dinámica similar, pues los asaltantes golpearon a la víctima, lo hirieron con un cuchillo en una pierna y lo metieron en la cajuela del carro. Después lo bajaron del vehículo, lo apuñalaron en un costado y lo golpearon hasta dejarlo inconsciente, creyéndolo muerto, lo habrían lanzado a un precipicio.

En ambos casos, los imputados se llevaron las pertenencias del las víctimas y el carro, que luego quemaron. La Policía no descarta que estén vinculados a otros casos.

Tres de los operativos a cargo del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tuvieron lugar en El Bosque de Oreamuno y las otros en Paso Ancho y Blanquillo, en ese mismo cantón cartaginés. Además de las detenciones, en los allanamientos se decomisó evidencia relevante para la investigación.

Como el sospechoso de apellido Pérez no se encontraba en su casa al momento de la diligencia, fue capturado en una vía pública en barrio Cuba, San José.

De los detenidos solo Méndez registra antecedentes por robo agravado y daños.

El director del Organismo de Investigación Judicial, Wálter Espinoza Espinoza, afirmó que el perjuicio económico se calculó en ₡35 millones.

“Creemos que quemaban los carros para borrar las huellas”, afirmó.

Agregó que no descartan que a partir de las capturas se presenten más denuncias, ya que han detectado otros casos en los que el modo de operar es similar.

Durante las diligencias los agentes judiciales decomisaron los celulares que eran utilizados para pedir el servicio de transporte privado, así como diferentes prendas de ropa.

La investigación contra los adultos se desarrolla dentro del expediente 19-000185-058-PE y, en el caso de los menores, bajo la causa 19-002008-058-PE.

A los adultos se les tomará la declaración indagatoria en las próximas horas para, posteriormente, solicitar contra ellos medidas cautelares ante el Juzgado Penal de Cartago.

Por su parte, a los menores se les tomará los datos de identificación y luego serán puestos a la orden del Juzgado Penal Juvenil, para la respectiva audiencia.

Colaboró la periodista Eillyn Jiménez B.