Carlos Láscarez S.. 27 julio, 2018

Dos extranjeros fueron arrestados la mañana de este viernes como sospechosos de trasegar unos 1.200 kilos de cocaína en un semisumergible, el cual contaba con dos motores fuera de borda Yamaha de 75 caballos de fuerza, confirmó la Policía Judicial.

El caso fue descubierto en Alto Carona de punta Burica, en Golfito, Puntarenas, luego de que el jueves el OIJ de Corredores recibiera información confidencial sobre la presencia de una embarcación que contenía droga.

Policía Judicial junto a Guardacostas y Policía de Fronteras arrestaron a dos extranjeros con carga de 1.200 kilos de cocaína, los cuales estaban ocultos dentro de un semisumergible. Foto: OIJ para LN
Policía Judicial junto a Guardacostas y Policía de Fronteras arrestaron a dos extranjeros con carga de 1.200 kilos de cocaína, los cuales estaban ocultos dentro de un semisumergible. Foto: OIJ para LN

La detención de los foráneos, oriundos de Ecuador, estuvo a cargo de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Corredores en conjunto con oficiales de la Policía de Fronteras y del Servicio Nacional de Guardacostas (SNG).

Uno de los detenidos fue sorprendido cerca de la embarcación de unos 12 metros de largo, mientras que el otro en un punto más lejano. De momento sus identidades no han trascendido.

Hacia las 11 a. m. del viernes, la Policía Judicial extrajo del semisumergible 30 bultos que contenían cocaína, la cual fue trasladada a un sitio más seguro para su respectivo conteo y posterior cadena de custodia.

La embarcación descubierta contaba con dos motores que tenía los números de serie limados. Foto: OIJ
La embarcación descubierta contaba con dos motores que tenía los números de serie limados. Foto: OIJ
En la misma zona

El 5 de marzo pasado, otro semisumergible de 18 metros de largo fue localizado en la misma zona, a cuatro kilómetros de la costa.

El semisumergible estaba inundado, pero adentro había un radio de la marca Icom, un GPS, un compás y restos de comida, como atunes enlatados de marca ecuatoriana, galletas y agua embotellada colombianas, así como bebidas energéticas.

No había más indicios, pero se presume que al menos hubo 3 o 4 tripulantes. Todo apuntaba a que la nave provenía de Ecuador o de Colombia y fue abandonada luego de descargar la droga (que podría llegar a dos toneladas) en una lancha.

Las características de estas naves las convierte en muy difíciles de detectar en el agua, pues por el color se confunden con las olas y al no tener nada que sobresalga, no la divisan los aviones de reconocimiento, ni tampoco son identificadas por los radares.

Esta es la quinta embarcación de este tipo que es detectada en Costa Rica desde el 2005.