Narcotráfico

Extraños canales conectan finca de posible banda narco con el mar

Enrique Arguedas, jefe de la Fuerza Pública, asegura que características de la zona, en Pococí, habrían propiciado penetración de organización liderada por mexicanos

Unos extraños caños artificiales, que permiten el acceso a otros canales naturales con salida al mar, fueron parte de los principales hallazgos hechos por las autoridades durante un rastreo en una finca de unas 800 hectáreas en la comunidad de Sardinas de Colorado, en Pococí, Limón, en búsqueda de rastros de un supuesto grupo criminal que, al parecer, es liderado por una organización narcotraficante de México.

De acuerdo con los datos que trascendieron de la operación que se desplegó desde el viernes en la madrugada, se trataría de dos conductos, uno de los cuales fue abierto recientemente con maquinaria. Para llegar a hasta donde están los caños dentro de la propiedad existe un camino, que en la actualidad está en mal estado debido a que en los últimos días llovió mucho en la región. Sin embargo, esa trocha es factible pasarla durante los días de verano con un vehículo doble tracción. Incluso, la Policía halló un carro abandonado porque se quedó atascado en el barro.

Asimismo, las autoridades localizaron cerca de 40 cabezas de ganado, cuya mayoría de animales no tenía ningún tipo de marca, lo que hace presumir que pudieron haber sido traídos de contrabando desde Nicaragua, utilizando primero el río San Juan, luego el río Colorado y posteriormente, la red de canales. Los animales quedaron bajo la custodia de funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa).

Despliegue

La incursión policial empezó en la madrugada y participaron cerca de 150 de policías de la Fuerza Pública, del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS). Se utilizaron dos avionetas dotadas con radar, así como dos helicópteros, lanchas, drones y personal a caballo. Las autoridades peinaron la zona desde Sardinas hasta llegar a la comunidad de Colorado, así como al río Zapota.

“Desde hace mucho tiempo hemos estado realizado algunas labores de constatación de informaciones que se han estado recibiendo sobre la posibilidad de que algunos grupos criminales liderados desde México se hayan ubicado por estas zonas, buscando favorecer su actividad por la parte hidrográfica y por la zona montañosa”, explicó Enrique Arguedas, jefe regional de la Fuerza Pública y quien tuvo a cargo el operativo por parte de Seguridad Pública.

El jefe policial detalló, además, que la acción policial es la culminación de una serie de trabajos de inteligencia que se hicieron con anterioridad y que intentaban conocer posibles movimientos de delincuentes en la región. Según Arguedas, la zona tiene características especiales que favorecen el ingreso de lanchas con “material ilícito”.

Igualmente, a las agentes les llamó la atención que en el recorrido encontraron al menos unos ocho ranchos o casas, las cuales fueron desmanteladas. Una de las versiones que recibieron las autoridades fue que personas desconocidas, utilizando armas de fuego, obligaron a los ocupantes de esas casas a salir.

La oficina de prensa del OIJ en un comunicado detalló: “El operativo que se realiza en Sardinas de Pococí tiene como objetivo el conseguir diferentes datos que interesan a la Policía Judicial. También se trata de realizar labores de inteligencia, consultas de personas, así como otra índole de labores policiales. Es un operativo, no son allanamientos y sobre el tema no se va a suministrar ningún otro tipo de información”.

Esta acción se desarrolla en momentos en que las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública realizan en la región del Caribe un amplio operativo para tratar de reducir los asesinatos. Desde el lunes anterior el Ministerio de Seguridad Pública informó de que para evitar confrontaciones entre grupos de narcotraficantes se envió un fuerte contingente policial a los cantones de Siquirres, Guácimo y Pococí.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, señaló que los últimos crímenes ocurridos en esas zonas son provocados por ese enfrentamiento entre dos grupos liderados por dos individuos identificados como Alejandro Arias Monge, conocido como Diablo, y otro de apellidos Moreno Borbón, alias Pechuga.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Fátima  Jiménez Quirós

Fátima Jiménez Quirós

Estudiante de periodismo y comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe noticias de última hora nacionales e internacionales. Anteriormente trabajó en la sección de verificación de datos: No Coma Cuento.