Carlos Arguedas C.. 16 febrero
La droga estaba en 202 maletines, todos de color negro. En total habían 5.048 paquetes, que se estima en total penas 5.800 kilos. Foto de MSP
La droga estaba en 202 maletines, todos de color negro. En total habían 5.048 paquetes, que se estima en total penas 5.800 kilos. Foto de MSP

La inteligencia policial fue el factor primordial que permitió descubrir un cargamento de 5.800 kilos de cocaína ocultos en un contenedor en la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), Limón, la noche del 14 de febrero.

El dato lo proporcionó este domingo el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas, según el cual además, “se dieron otros elementos” que indujeron a los oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) a revisar en el escáner de la empresa APM-Terminals, solamente cuatro carretas de la cientos que salieron ese viernes.

“Recuerde que mensualmente salen 24.000 contenedores del puerto de APM. Es imposible y ningún puerto del mundo escanea todos sus contenedores (...). Se decide pasar unos tres o cuatro al escáner y uno de salió positivo, donde muestra algo extraño. Luego se pasa al cuarto frío para conservar el producto con temperatura fresca y cuando se hace la apertura es que se logra encontrar esto”, explicó el ministro.

La droga estaba en 202 maletines, todos de color negro, los que contenían en total 5.048 paquetes. Cada uno de esos paquetes pesa más de un kilo, por lo que las autoridades estiman que se trata de unos 5.800 kilos. Iban camufladas entre plantas ornamentales con destino a Holanda.

Este fue el mayor decomiso de cocaína en la historia realizado en suelo tico.

Por este caso solo está detenido un hombre de apellidos Rodríguez Méndez, de 45 años. Se trata del conductor del tráiler que trasladó el contenedor desde una planta empacadora en algún lugar de San Carlos (la Policía no informó dónde la cargaron) hasta el puerto de Moín.

Michael Soto dijo que la presunción de las autoridades es que durante el traslado, el camión se detuvo en algún sitio para introducir la droga en el depósito.

Precisamente, este domingo el Juzgado Penal de Limón impuso tres meses de prisión preventiva para este hombre que es vecino de Búfalo, del distrito de Río Blanco de Limón. El delito que le atribuyen es tráfico internacional de drogas.

De acuerdo con datos del Registro Nacional, Rodríguez es dueño de dos tráileres, pero las autoridades de Seguridad Pública no precisaron este domingo si el que llevaba el estupefaciente era propiedad de este hombre o pertenece a alguna compañía de transportes.

Pequeños detalles

Al ahondar en el trabajo policial, Michel Soto fue enfático en que el descubrimiento de este alijo no es obra de la casualidad sino del trabajo profesional que desarrolla la Policía.

“En algunas ocasiones hemos recibido críticas por contenedores con drogas que salen de Costa Rica y los atrapan en otros puertos, pero lo que no se sabe es que nosotros hemos dado las alertas a esas otras policías para que revisen esos embarques”, añadió Soto.

El jerarca precisó que con base en todos los antecedentes sobre decomisos se sabe cuáles son los productos que se contaminan con drogas y cuáles son los puertos de destino de esos cargamentos.

“Hemos tenido algunas situaciones con puertos en Holanda, Alemania y España, y esos se revisan con un poquito mas de cuidado", manifestó.

Los 5.800 kilos de cocaína hallados el viernes iban en un contenedor cuyo destino final era el puerto de Róterdam en Holanda.

En agosto del año pasado, la Policía de Holanda decomisó en ese mismo puerto un cargamento de 3.000 kilos de cocaína en un contenedor que salió desde Costa Rica.

Según medios de comunicación de aquel país, esa droga iba camuflada en una exportación de azúcar y otra parte del estupefaciente oculto en pulpa de banano.

Debido a ese descubrimiento, diversas organizaciones exportadoras urgieron al Gobierno a la instalación de escáneres en los puertos para la revisión de los contenedores.

El temor de los exportadores es que cuando se descubre un alijo de drogas, los países importadores incrementan las revisiones y muchas veces los productos se pierden.

Sobre los presuntos responsables del envío de los 5.800 kilos de cocaína, el ministro adviertió que la investigación apenas comienza y por ahora solo se tiene un imputad, que es el conductor del tráiler.

El funcionario no quiso dar mas detalle, no obstante, otras fuentes judiciales no descartaron que en las próximas horas las autoridades judiciales ordenen el allanamiento de algunas instalaciones ubicadas en la zona norte y en el Caribe.

La cocaína decomisada fue producida en Suramérica y trasladada a Costa Rica, probablemente por vía acuática a través del Pacífico sur. Luego la metieron en bodegas hasta que la cargaron en el contenedor con plantas ornamentales.

Los 5.800 kilos de cocaína es el cargamento más grande que ha decomisado Costa Rica. Foto de MSP
Los 5.800 kilos de cocaína es el cargamento más grande que ha decomisado Costa Rica. Foto de MSP