Reiner Montero, corresponsal GN, Eillyn Jiménez B., Carlos Arguedas C.. 8 mayo
El OIJ allanó seis viviendas en Guápiles de Pococí, Limón. Ocho integrantes de una banda narco fueron detenidos. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
El OIJ allanó seis viviendas en Guápiles de Pococí, Limón. Ocho integrantes de una banda narco fueron detenidos. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

Una banda dedicada a la venta al menudeo de crack y marihuana, que fue desarticulada este miércoles en la Emilia de Pococí, Limón, contaba con un pequeño arsenal conformado por una granada de fragmentación, pistolas y revólveres.

El hecho lo resaltó Wálter Espinoza Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al dar a conocer la detención de ocho integrantes de la organización, la cual era investigada desde diciembre pasado.

"Vemos que este grupo tiene acceso a este tipo de artefacto explosivo (la granada) que es sumamente peligroso. Esto significa que (...) está pensando en tener un método violento, de muy alto nivel de impacto, en casos en los que requiera defenderse o atacar a un rival o a quien pretende detenerlos.

“Nos habla también del interés de las organizaciones en armarse a pesar de que operen en zonas rurales. Este grupo está en una fase de crecimiento. Tenía perspectivas de ampliación (...), venía trabajando bastante fuerte. Le encautamos ¢3,8 millones (durante los allanamientos de este miércoles)”, manifestó el jerarca.

La Policía Judicial identificó a los detenidos como de apellidos Allen García, de 34 años (conocido como Cisco y señalado como el líder del grupo); Jiménez Cordero, de 30; Rojas Chaves, de 20; Jiménez Cordero, de 39; Sancho Hernández, de 25; Arias Varela, de 19; Centeno Osorio, de 30 y Barquero Mendoza, de 18.

Vendían en las casas

Según la versión suministrada por las autoridades, el grupo tenía el centro de operaciones en la Emilia, en un lugar que es conocido como el Rialengo y utilizaban las casas como los puntos de ventas.

Espinoza dijo que además tenían otros puntos en vía pública para la venta de las drogas. Esta organización vino a ocupar el lugar que dejó otra banda desarticulada en diciembre del 2017. En esa oportunidad se detuvo en total a nueve personas.

Sin embargo, el director de la Policía Judicial dijo que no se ha podido determinar que la banda capturada este miércoles sea una ‘célula’ que salió de la organización anterior.

“En principio este grupo no tiene relación con el que se había detenido hace un par de años”, agregó Espinoza.

A siete de los integrantes se les abrirá un proceso penal por el delito de tenencia y venta de drogas. Así como tenencia de armas.

En tanto a Allen, además de los anteriores cargos, se le atribuye un intento de homicidio.

El caso ocurrió el 27 de mayo del 2018, en las afueras de un bar en la Emilia. En esa ocasión, informó el OIJ, Allen durante una riña sacó una arma de fuego y presuntamente disparó contra un hombre de apellidos Pastora Granados, quien resultó herido en el brazo izquierdo.

La oficina de prensa del Ministerio Público informó de que este caso se mantiene en investigación bajo el expediente 19-000646-066-PE.

Las autoridades judiciales resaltaron que la investigación se abrió luego de que se recibieron informes confidenciales sobre el incremento de las ventas de drogas en la Emilia.

Esas alertas las suministraron vecinos que estaban preocupados por la inseguridad en la comunidad, dijo Wálter Espinoza.

Durante los operativos realizados este miércoles se decomisaron ¢3,8 millones, así como crack y marihuana. Foto de OIJ
Durante los operativos realizados este miércoles se decomisaron ¢3,8 millones, así como crack y marihuana. Foto de OIJ