Carlos Láscarez S.. 23 agosto

Un total de 1.101 paquetes de cocaína, nueve fusiles de asalto, incluidos subametralladoras AK-47; dos vehículos todoterreno y un cuadraciclo fueron decomisados la tarde de este jueves en una casa de playa allanada por agentes de la sección de Estupefacientes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

También se efectuó la aprehensión de tres hombres apellidados Cortés, Chaves y López, así como dos mujeres de apellidos Varisco y López, todos costarricenses y oriundos de Grecia y Cañas, los cuales al parecer integraban un grupo dedicado al tráfico de cocaína.

Al grupo narco desarticulado este jueves en Quebrada Ganado de Garabito le decomisaron 1.101 kilos de cocaína. Foto: OIJ para LN
Al grupo narco desarticulado este jueves en Quebrada Ganado de Garabito le decomisaron 1.101 kilos de cocaína. Foto: OIJ para LN

El operativo se realizó en calle El Cementero de Quebrada Ganado, en Garabito de Puntarenas, con el apoyo de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y oficiales de la Unidad Especial de Intervención (UEI).

Wálter Espinoza, director del OIJ, manifestó que el caso inició hace varias semanas, cuando los agentes confirmaron la existencia de un grupo que se dedicaba a trasegar de manera estructurada cocaína desde Costa Rica a terceros países, en especial a México.

“El grupo tenía relaciones y vínculos que les permitía colocar la droga que trasegaban. La sustancia ilegal que se trasladaba desde Costa Rica era clorhidrato de cocaína, el cual era recibido de otras organizaciones criminales que depositaban la droga en las costas costarricenses del Pacífico”, manifestó Espinoza.

Parte de los fusiles de asalto que las autoridades judiciales dentro de varios aposentos de la vivienda alquilada. Foto: OIJ para LN
Parte de los fusiles de asalto que las autoridades judiciales dentro de varios aposentos de la vivienda alquilada. Foto: OIJ para LN

Recibida la mercancía en la costa, era trasladada a la vivienda de Quebrada Ganado, que es alquilada a vacacionistas. Contaba con una amplia piscina, rancho y otros espacios de esparcimiento.

Los hoy detenidos fingían ser turistas que se dedicaban a actividades similares para evitar ser detectados por las autoridades policiales.

“En el interior de la vivienda localizamos 1.101 paquetes de cocaína, 9 fusiles de asalto, donde destacan AK-47, AR-15 y Galil, lo que demuestra que esa organización utilizaba ese sitio como área de almacenamiento, que utilizaban las armas para resguardar la cocaína que comerciaban y que además estaban fuertemente armados para repeler la acción de la Policía o de otros grupos rivales”, explicó el jerarca del OIJ.

Espinoza añadió que los vehículos decomisados eran empleados para el traslado de la droga que se recibía en las costas hacia la vivienda.

La Policía Judicial indicó que este viernes brindará más detalles sobre el caso, ya que la recolección de evidencia y revisión del inmueble continuaba la noche de este jueves.

Información en desarrollo.