Marco Marín. 19 diciembre, 2018
El sospechoso fue arrestado junto con otros dos hombres, de apellidos Hernández Scott y Martínez Meléndez, así como una mujer apellidada Torres López, la mañana de este miércoles durante unos allanamientos dirigidos por la Fiscalía de esta localidad. Foto: cortesía OIJ
El sospechoso fue arrestado junto con otros dos hombres, de apellidos Hernández Scott y Martínez Meléndez, así como una mujer apellidada Torres López, la mañana de este miércoles durante unos allanamientos dirigidos por la Fiscalía de esta localidad. Foto: cortesía OIJ

Un individuo de apellidos Mora Porras fue detenido como sospechoso de matar a Wilberth Foster Lindo, de 46 años, presuntamente por una deuda de ¢1.000.

El suceso ocurrió el 18 de abril, cuando Mora Porras, junto con otro sujeto aún no identificado, interceptaron a la víctima a un costado de la Iglesia católica de Matina y le dispararon tres veces en el abdomen.

Foster Lindo fue llevado a la clínica de Matina donde murió horas después.

(Video) Detienen a sospechoso de matar a hombre por ¢1.000

El sospechoso fue arrestado junto con otros dos hombres, de apellidos Hernández Scott y Martínez Meléndez, así como una mujer apellidada Torres López, este miércoles durante unos allanamientos dirigidos por la Fiscalía de esta localidad.

Todos ellos son los presuntos integrantes de una banda dedicada al narcomenudeo. La víctima del homicidio, al parecer, era uno de sus clientes y adeudaba dinero, informó el Ministerio Público.

Según la investigación, Hernández Scott era el líder del grupo y había tenido diversos conflictos con Foster Lindo, quien era consumidor de drogas. Al parecer, tras negarse a pagar los ¢1.000, el jefe habría ordenado darle muerte.

Las autoridades investigan a Hernández Scott y a Torres López, quien sería su pareja, como sospechosos de dirigir un búnker ubicado en el barrio El Precario y en el cual trabajaban tanto Mora Porras como Martínez Meléndez.

Durante los allanamientos, realizados en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), las autoridades lograron incautar dosis de crack y marihuana, así como celulares.

La investigación continúa bajo el expediente 18-000293-1103-PE.