Narcotráfico

Banda narco ligada al cartel de Sinaloa operaba en Costa Rica e intentó sobornar policías

La Policía de Control de Drogas (PCD) detuvo a 14 personas que supuestamente conformaban una banda dedicada al narcotráfico en Costa Rica y vinculada al cartel de Sinaloa.

Las detenciones fueron realizadas tras 24 allanamientos en Alajuela, Guanacaste, Puntarenas y San José entre martes y miércoles.

La estructura está integrada en su mayoría por costarricenses, pero también incluye a dos ecuatorianos y un colombiano.

El líder principal es un costarricense de apellidos García Carrillo, alias Negro, de 41 años, quien fue aprehendido este martes en las inmediaciones del puente Juan Pablo II, en La Uruca.

Gustavo Mata, ministro de Seguridad, manifestó que García intentó sobornar a los oficiales cuando fue abordado y les ofreció $1 millón para que lo dejarán escapar. Al no acceder, García Carrillo les dijo que los iba a matar.

Este hombre tiene antecedentes por robo de vehículo, cinco estafas, portación de arma, asociación ilícita, receptación y uso de documento falso.

De acuerdo con las autoridades, al hombre se el decomisaron dos cargadores, dos armas de fuego, una cédula de identidad nicaragüense con su fotografía y el nombre de otra persona y $16.680.

Investigación

Mata explicó que la investigación de este grupo se realiza desde el 2014. Durante dos años, la estructura compró propiedades y construyó pistas clandestinas, muelles y bodegas.

Después de que la droga llegaba por la vía marítima desde Ecuador y Colombia, la organización la enviabapor aire, tierra y mar a otro destino.

El jerarca agregó que a esta organización se le ha incautado tres toneladas de drogas y $1,7 millones.

La incautación más reciente fue el sábado 5 de noviembre, cuando una avioneta iba a recoger un cargamento en Bagaces.

DEL ARCHIVO: Policía encuentra 18 pacas con cocaína que avioneta iba a recoger en Bagaces

Este día, la Policía encontró en dos vehículos tipo pick-up 18 pacas con 432 kilos de cocaína en un aeropuerto clandestino, así como varios bultos en el piso, uno de los cuales contenía cerca de $1,6 millones.

Los paquetes de droga tenían el logotipo con la leyenda "ZEBI", unos con carita feliz amarilla y otros con cinta adhesiva con el troquel "RX-1".

Colaboró Eillyn Jiménez.