Narcotráfico

Banda convertía cocaína en ‘crack’ para venderla en Matina y Cieneguita con altas ganancias

Policía desarticuló grupo que estaría, además, relacionado con dos homicidios

Una banda narcotraficante desarticulada este miércoles se dedicaba a adquirir cocaína para procesarla y luego venderla como crack con un alto margen de ganancia.

El grupo compraba, por ejemplo, un kilo de cocaína, que puede costar $3.500 (poco más de ¢2 millones), que al agregarle amoníaco y bicarbonato de sodio lo convertían en crack.

Así podían obtener unas 7.000 piedras, que en el mercado se venden a ¢500 o más, cada una. Esto significa que por cada kilo de cocaína obtenían cerca de ¢3,5 millones.

La banda también comercializaba marihuana, detallaron este miércoles el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y el Ministerio Público luego de un operativo realizado para desmantelarla.

Un total de nueve allanamientos permitieron a las autoridades la detención de once sospechosos de conformar la organización.

La investigación comenzó en enero del 2020. Otros tres miembros del grupo ya estaban presos por otros hechos.

“Este es un golpe muy importante para el OIJ, que esperamos tenga impacto en la criminalidad. Además, nos permitió incautar drogas, dinero en efectivo, armas de fuego y prueba adicional que vincula a los sujetos detenidos con el tráfico de drogas y los eventos de homicidios”, aseguró Wálter Espinoza, director de la Policía Judicial.

De acuerdo con la investigación, el grupo tenía dos proveedores de droga, así como varias personas que se dedicaban a la venta directa y a otras tareas.

Las autoridades identificaron al proveedor de droga como un colombiano de apellido Portocarrero

Espinoza dijo que en la casa de este sujeto se decomisó una prensa para troquelar droga, instrumento que permite darle forma e identificar cada uno de los paquetes de cocaína que generalmente pesan un kilo.

“Esto significa que es muy probable que este sujeto estuviese vinculado con organizaciones criminales de mas alto nivel que operan de forma internacional”, agregó.

En el informe policial se detalló que las ventas en Cieneguita, presuntamente, estaban a cargo de un individuo de apellidos Jiménez Marín, de 44 años.

Mientras, una pareja conformada por un hombre apellidado Sandoval Morales (23 años) y una mujer apellidada Gutiérrez Vallejos (19), aparentemente, realizaban la misma labor en Matina.

Jiménez está preso desde el 2020 y en enero pasado lo condenaron a 28 años de cárcel por dos delitos de violación y otro de abuso sexual en perjuicio de su hija menor de edad.

En tanto, Sandoval está en la cárcel desde el 23 de abril del 2020, pues figura como principal implicado en el homicidio de Daniel Vallejos Ramírez, perpetrado un día antes de su captura en B-Line de Matina.

El sospechoso fue detenido por la Fuerza Pública cuando viajaba en un vehículo cerca de una gasolinera en el centro de Matina.

Al parecer, tras su arresto su compañera sentimental se hizo cargo del negocio.

Como supuestos vendedores de drogas fueron aprehendidas tres mujeres de apellidos Hines Thomas, Méndez Vallejos y Cerdas Vallejos, así como tres hombres apellidados Cortés Bustos, Espinoza Morales y Baltodano Funes.

A Baltodano las autoridades lo señalan como sospechoso de matar a balazos a un hombre identificado como Ronaldo Sosa Marín, el 1° de enero de este año, en Estrada de Matina. Asimismo, en la balacera otra persona resultó herida.

El Ministerio Público informó de que la investigación del homicidio se tramita en la causa 21-0000001-1103-PE y el móvil se relaciona con asuntos de narcotráfico.

Finalmente, hay otro integrante del grupo de apellidos Mora Carrillo, que estaba detenido desde hace algunos meses pero no fue posible conocer el motivo de su captura en aquel momento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.