Juan Fernando Lara. 26 junio
Un individuo que labora como peón en una granja avícola en Puriscal fue detenido por obtener fotos desnudas de tres menores de 12, 13 y 14 años de edad. Foto de OIJ
Un individuo que labora como peón en una granja avícola en Puriscal fue detenido por obtener fotos desnudas de tres menores de 12, 13 y 14 años de edad. Foto de OIJ

Un peón agrícola sospechoso de amenazar a tres menores para que le enviaran fotos desnudas tiene prohibido, por orden de un juez, acercarse a Grecia, donde ellas residen.

Esa es una de las medidas cautelares que dictó el Juzgado Penal del cantón alajuelense contra un hombre de apellidos Leal Mora, a quien se le abrió causa por los delitos de seducción o encuentro con persona menor de edad y amenazas personales.

Leal, además, tiene prohibido comunicarse, acercarse, amenazar, perturbar o molestar a las presuntas víctimas y testigos por cualquier medio. Además, debe mantener su trabajo y domicilio actualizado,y firmar en un juzgado cada 15 días.

Todas las medidas que fueron solicitadas por la Fiscalía, rigen por un plazo de seis meses mientras continúa la investigación.

El individuo quien labora como peón en una granja avícola en Puriscal, San José, fue detenido este martes por obtener fotos de tres menores desnudas. Las víctimas tienen 12, 13 y 14 años.

El arresto lo ejecutaron oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Grecia en el sitio de trabajo del imputado de 25 años, quien no registra antecedentes judiciales.

Según la Fiscalía, el hecho comenzó a investigarse a finales de mayo, luego de que las afectadas interpusieran las denuncias.

Supuestamente, del 29 de abril al 23 de mayo de este año, el implicado contactó a las víctimas por medio de una red social y se hizo amigo de ellos.

Una vez que se ganó la confianza de las menores, logró obtener más información personal de las perjudicadas y de sus familias.

La Policía Judicial informó de que Leal, aprovechándose de la amistad, les pidió a las menores que le mandaran fotografías desnudas.

Empero, inicialmente las menores se negaron, razón por la cual el sospechoso, presuntamente, las amenazó con hacerle daño a sus familias, para lo cual precisó nombres y otras datos personales de los parientes, que el sujeto había obtenido mediante medios electrónicos.

Las menores, por temor, accedieron y suministraron las imágenes, revelaron las autoridades.

El día del arresto, la Fiscalía dirigió un allanamiento en la casa del imputado que permitió el decomiso de 11 indicios electrónicos, entre ellos, dispositivos tipo USB, tarjetas para teléfonos celulares y discos compactos.

Por el delito de seducción, según el artículo 167 bis del Código Penal, se establece una pena de prisión de uno a tres años “a quien, por cualquier medio, establezca comunicaciones de contenido sexual o erótico, ya sea que incluyan o no imágenes, videos, textos o audios, con una persona menor de quince años o incapaz”.

En tanto, el delito de amenazas fija una sanción de 15 a 70 días de prisión, según el artículo 195 del Código Penal y finalmente la extorsión es castigada con prisión de cinco a diez años de cárcel, cuando “la conducta se realice valiéndose de cualquier manipulación informática, telemática, electrónica o tecnológica”, según el artículo 214 del Código Penal.