Eillyn Jiménez B.. 3 julio, 2018
El juicio se sigue en los tribunales de Liberia. Foto: Archivo
El juicio se sigue en los tribunales de Liberia. Foto: Archivo

El Tribunal de Flagrancia de Liberia determinó que este miércoles 4 de julio, a la 1:30 p. m., dictará sentencia en el juicio que se sigue en contra de Ronaldi Sequeira Duarte, quien es sospechoso del crimen de su esposa, Mariana Leiva Fernández.

Los hechos que se le acusan ocurrieron en el residencial El Río, en barrio Capulín de Liberia, Guanacaste, el 5 de marzo de este año.

Durante este lunes se escucharon las conclusiones del representante del Ministerio Público, Ricardo Quirós, quien pidió 50 años de cárcel para el hombre, 35 por el delito de feminicidio y 15 por el del incendio.

La defensa del sospechoso, por su parte, argumentó este martes que "no hay duda de que nos encontramos ante un homicidio especialmente atenuado", al recalcar que su cliente, de 32 años, no recuerda nada de los hechos del día en el que murió Leiva.

Además, el sujeto dijo el lunes que Mariana lo quería subordinar y que incluso a veces lo dejaba encerrado en su casa.

El abogado de Ronaldi Sequeira pidió la pena mínima por el homicidio especialmente atenuado (cometido en estado de emoción violenta), cuya sanción es de uno a seis años de prisión. Además solicitó la absolutoria del hombre por el delito de incendio.

"Sobran argumentos para no imponer la pena máxima (...). Pedimos un fallo libre de presión mediática", afirmó el defensor en sus conclusiones.

El caso

El hecho que se está juzgado ocurrió la noche del 5 de marzo del 2018, cuando Sequeira, de 32 años, presuntamente degolló a su esposa con un arma blanca en un cuarto de la vivienda. Posteriormente, utilizó una sustancia acelerante para generar un incendio en ese aposento, que se extendió a otras partes del inmueble.

Cuando llegaron los bomberos, Leiva, de 36 años, tenía el 40% del dorso quemado. "Estaba irreconocible", afirmó el fiscal Ricardo Quirós durante sus conclusiones.

Poco después del hecho, Sequeira se presentó a la delegación policial de Liberia para ponerse a disposición de las autoridades y confesó el hecho.

De acuerdo con las investigaciones, no existían antecedentes de violencia doméstica, pero durante el debate salieron a relucir constantes discusiones entre Sequeira y Leiva.

La pareja se casó en mayo del 2013 y no tenían hijos; sin embargo, el sospechoso era padre de dos hijas menores de edad de otras relaciones.

Mariana Leiva era una ingeniera industrial graduada del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR). Le encantaba leer y amaba viajar, tanto que llegó a vivir un año en India en el 2008. Además, coleccionaba plantas y adoraba los caballos y los perros.

Ella tenía dos trabajos, pues aparte de ejercer como ingeniera, se encargaba del mantenimiento y la vigilancia de la maquinaria agrícola propiedad de su papá. En esas labores ayudaba a los peones a manejar las facturas, pues muchos no sabían leer ni escribir.

Mariana Leiva Fernández, Liberia, Guanacaste

Esta información fue redactada con base en la transmisión del juicio que realiza vía Facebook, radio Pampa.