Redacción . 27 julio
De acuerdo con la investigación de la Fiscalía de Nicoya, García Ortega se aprovechó de la vulnerabilidad de la niña y, después de violarla por primera vez, la siguió llevando a su casa para mantener relaciones sexuales con ella. Foto: LN
De acuerdo con la investigación de la Fiscalía de Nicoya, García Ortega se aprovechó de la vulnerabilidad de la niña y, después de violarla por primera vez, la siguió llevando a su casa para mantener relaciones sexuales con ella. Foto: LN

Un hombre identificado como Osvaldo Danilo García Ortega, de 47 años, fue condenado a 32 años de prisión como responsable de cometer un delito de violación calificada y “cinco relaciones sexuales con persona menor de edad”.

Los hechos tuvieron lugar entre octubre del 2010 y enero del 2011 cuando la niña tenía 12 años y el imputado tenía 40 años. En apariencia, García Ortega es tío político de la víctima y sacó provecho de esa posición para cometer los crímenes.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía de Nicoya, García Ortega se aprovechó de la vulnerabilidad de la niña y, después de violarla por primera vez, la siguió llevando a su casa para mantener relaciones sexuales con ella.

Según la información del Ministerio Público, el 3 de enero del 2011 tuvo lugar el último incidente ya que la menor decidió contar lo que ocurría y fue acompañada a interponer la denuncia respectiva ante la Fiscalía. El caso se tramitó bajo el expediente 11-000023-0414-PE.

García deberá cumplir seis meses de prisión preventiva, mientras la sentencia adquiere firmeza.

Los casos de violaciones, abusos sexuales, relaciones y otros crímenes similares con menores de edad no han cesado de incrementarse en los últimos años. Entre el 2004 y el 2017, las denuncias por ese tipo de conductas aumentaron un 74%, según datos del Poder Judicial.

En el 2004, la tasa de delitos sexuales denunciados era de 120,8 por cada 100.000 habitantes y para el 2017 dicho indicador subió a 178,2.