Judiciales

Banda pagó a madres de escasos recursos para grabar pornografía con sus hijas

Víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual tienen de 4 a 16 años. Sus madres recibían entre $30 y $100 a cambio de facilitar las menores para los ilícitos.

Un costarricense de apellidos Ulate Picado figura como sospechoso de liderar un pequeño grupo de mujeres panameñas, quienes ofrecían a sus propias hijas y sobrinas, con edades de los 4 a los 16 años, para grabar material pornográfico. Asimismo, ellas se encargaban de contactar a otras madres de niñas y jóvenes, en su mayoría de escasos recursos económicos, y les ofrecían entre $30 y $100 (¢19.000 a ¢64.000) a cambio de que las menores fuesen explotadas sexualmente.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.