Judiciales

Sujetos usaban celulares específicos para pedir comida y asaltar a repartidores

Teléfonos fueron decomisados como evidencias de al menos cuatro atracos

Dos sujetos contaban con números de teléfonos celulares específicos, que utilizaban para ordenar comida a domicilio y asaltar a los repartidores o para establecer contacto con otras potenciales víctimas.

Así lo dio a conocer este jueves el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), luego de allanar dos casas ubicadas en el proyecto Manuel de Jesús Jiménez, en Cartago.

El objetivo de las diligencias era detener a los dos sospechosos; sin embargo, solo uno de ellos fue ubicado, por lo que el otro permanece en fuga.

Se trata de un hombre de apellido Chacón, de 30 años, quien en alianza con otra persona, al parecer, participó en al menos cuatro asaltos en un periodo de cuatro meses.

“Tres de los ofendidos eran repartidores de comida, que cuando llegaban al sitio eran despojados de sus pertenencias y hasta de su moto. La cuarta víctima es una persona que estaba comercializando un PlayStation y fue contactado por los sospechosos, quienes lo citaron y al verlo le quitaron el aparato y otras pertenencias”, explicó el OIJ por medio de su oficina de prensa.

Durante las pesquisas se decomisaron teléfonos celulares y tres armas de fuego, las cuales en apariencia eran para amenazar a los ofendidos.

La Policía Judicial detalló que las investigaciones van a seguir, con el objetivo de dar con el otro presunto implicado. Además, hizo un llamado a que si hay más víctimas de estos sujetos, denuncien, para que estas sean incorporadas al mismo expediente.

Una de las viviendas allanadas era usada como un búnker, que es un espacio en el que regularmente se venden drogas.

Chacón fue remitido al Ministerio Público con el informe correspondiente para que se defina su situación jurídica.

El Código Penal, en su artículo 213, establece penas de cinco a 15 años a quien utiliza armas al cometer un atraco.

Apenas el 16 de julio pasado, otros tres jóvenes fueron detenidos como sospechosos de ordenar comida a domicilio para despojar a los repartidores de sus motocicletas.

Para capturarlos, el OIJ allanó dos casas en San Rafael Abajo en Desamparados y una en Guadalupe de Goicoechea, San José.

De acuerdo con las autoridades, la investigación en contra de estos sujetos, de apellidos Nicholson Rojas (24 años), Chaves Aguilar (19) y Alpízar Osorno (18), comenzó luego de recibir una denuncia el pasado 7 de junio.

Al parecer, ese día, los sospechosos ordenaron comida en Desamparados y los repartidores llegaron a la medianoche a realizar la entrega. En ese instante, según los datos que se recopilaron después de los hechos, los sujetos despojaron a las víctimas de su moto y otras pertenencias.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.