Judiciales

Más de 900 presos participaron en motín para protestar contra cierre de cárcel de Alajuela por brote de paperas

Autoridades identificaron a 15 reos que presuntamente lideraron el movimiento y quemaron colchones y un estañón con basura; Policía tardó una hora en controlar situación

A la cárcel Gerardo Rodríguez Echeverría, en San Rafael de Alajuela, nadie puede entrar desde el 12 de setiembre, salvo que sea un funcionario de Justicia o del Ministerio de Salud.

El brote de paperas que se presenta en el sistema penitenciario desde hace ya varias semanas y que a hoy mantiene a 232 enfermos, provocó el cierre tanto de esa prisión como de otras cuatro. El ingreso de terceros está prohibido para evitar propagación de la enfermedad.

Casi un mes después de esa alerta sanitaria, el centro Gerardo Rodríguez es el que presenta la mayoría de casos, con 85. Y es justamente en esa misma prisión donde, hoy, la mayoría de sus reos formaron un motín para dejar ver su molestia por no poder ver a sus familiares.

A las 9 a. m. de este lunes, 15 reclusos tomaron uno de los pasillos de esa prisión, colocaron colchones y les prendieron fuego.

Conforme pasaban los minutos, más y más reos se sumaron al movimiento, al punto en el que más de 900 privados de libertad participaron; unos de forma activa y otros únicamente de forma pasiva (dando gritos de apoyo al movimiento), confirmó Pablo Bertozzi, director de Policía Penitenciaria.

Esa situación alertó a las autoridades, puesto que se trató de la mayoría de la población penal y temían que se saliera de control. Hasta hoy, hay 1.148 personas recluidas allí, pese a que su capacidad real es de solo 794 campos, según datos brindados por ese ministerio.

Los policías penitenciarios, por su parte, lanzaron gases y tuvieron que capear las piedras que también les lanzaban los reos. Solicitaron colaboración al Cuerpo Nacional de Bomberos y a la Cruz Roja.

Una hora más tarde, el motín fue controlado. No hay reclusos ni oficiales heridos, confirmó la cartera.

Según conteo de Justicia, los privados quemaron diez colchones y un estañón con basura.

“Ellos lo que hacen es destruir las pilas que hay en el centro para sacar de ahí los blocks; destruyen camarotes para usar las reglas con clavos y, bueno, buscan desprender el material que les sirva para generar violencia”, detalló Bertozzi.

La oficina de prensa de esa cartera confirmó que, tras el incidente, los 15 presos fueron trasladados a la cárcel Jorge Arturo Montero Castro, conocida como La Reforma.

Además, las autoridades no descartan presentar una denuncia penal por daños a la infraestructura.

El brote continúa

Actualmente, hay 232 enfermos distribuidos en ocho de las 20 cárceles que hay en todo el país.

Según el último reporte brindado por Justicia, donde se registran más casos de paperas es justamente el Centro de Atención Integral (CAI) Gerardo Rodríguez, con 85. Ocho de esos en aislamiento.

Luego sigue la cárcel Carlos Luis Fallas, en Pococí, con 78 enfermos, de los cuales 10 están aislados.

Está también la prisión Antonio Bastida, en Pérez Zeledón, con 25.

Los restantes son la Luis Paulino Mora (18), la de Limón (13), La Reforma y la de Liberia (ambas con 6) y la Unidad de Atención Integral Reynaldo Villalobos (1).

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.