Judiciales

¿Quién es Cholo Chorrillo, el narco detenido en Grecia con orden de captura estadounidense?

Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de San José definirá si lo extradita a Estados Unidos

Cholo Chorrillo es el alias de un hombre panameño de 42 años, quien hasta este viernes 12 de febrero era desconocido en Costa Rica. En su país de origen, Jorge Rubén Camargo Clarke es señalado como el presunto líder de la banda los Bagdad, una organización criminal que reúne entre 30 a 40 grupos pequeños dedicados al tráfico local e internacional de drogas.

Las autoridades canaleras le atribuyen también a esta agrupación lavado de dinero y al menos 70 homicidios, 12 de ellos registrados en la cárcel La Joyita, aunque este sujeto, alto y de tez negra, lo niega. Incluso, en 2021 aseguró al Diario Crítica que lamentaba lo sucedido y que desde que fue excarcelado por orden de un juez que cambió sus medidas cautelares en el 2018, estaba colaborando con la Policía Nacional.

Camargo debía reportarse dos veces al mes ante la justicia local, así como permanecer en Panamá, pero en una fecha desconocida escapó y para abril del 2021 la Policía Internacional (Interpol), con sede en Costa Rica, recibió la alerta de que el hombre podía estar en suelo tico.

Desde entonces, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) trabajó con la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y la Unidad Especial de Intervención (UEI) hasta capturarlo este viernes en San Isidro de Grecia, Alajuela. Vestía una camiseta blanca, un pantalón corto de color celeste con rayas blancas y chancletas. Además, andaba acompañado de su esposa y otras personas cuya relación con el sujeto se desconoce.

Las autoridades tienen datos de que se movía entre ese cantón alajuelense y La Unión (Cartago), aunque la Policía Judicial cree que tenía múltiples propiedades en el país. De él solo sabían los cuerpos policiales que desde hace 10 meses le seguían la pista, ya que al parecer utilizaba una identidad falsa que le permitía borrar todo rastro que alertara de su presencia o levantara sospechas. Precisamente, cuando los agentes ticos le preguntaron su nombre dijo llamarse Leonel Armando, según un video que circula en diversas redes sociales.

Jonathan Goñi, jefe de Policía Internacional (Interpol), sede Costa Rica, destacó que el sujeto contaba con varias casas en el país, por lo que cada vez que se trasladaba entre lugares utilizaba “carros de escoltas con personas de seguridad armadas”. Asimismo, dijo que era buscado por la DEA porque su grupo criminal, al parecer, traía droga de Colombia a Panamá y, posteriormente, la llevaban a Estados Unidos, que era el destino final de la cocaína.

La abogada de Camargo, Shirley Castañedas, manifestó al periodista panameño Álvaro Alvarado que la detención en territorio costarricense obedecía a una investigación de la Fiscalía canalera por “delitos relacionados con drogas”.

Juan Manuel Pino, ministro de Seguridad Pública de Panamá, dijo que el hombre enfrentará una audiencia judicial en suelo tico, lo cual ratificó también Jonathan Goñi, jefe de Interpol Costa Rica, quien indicó que será el Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de San José el que determine si se le extradita a Estados Unidos, donde tiene una orden de captura que fue emitida por un tribunal de Los Ángeles, California.

Por datos sobre su paradero, la Policía Nacional de Panamá ofrecía una recompensa de $50.000 (poco más de ¢32,1 millones), según difundieron varios medios de ese vecino país meses atrás.

Carlos Valencia, director de Investigación Judicial, relató que Cholo Chorrillo cuenta con expediente por “un sinúmero de actividades ilícitas” y aunque no ahondó en detalles de su aprehensión reiteró que debe esperarse a dónde se decide enviar al sujeto, quien se cree que desde Costa Rica manejaba su banda junto con otros altos mandos de la organización.

Medios locales también dan cuenta de que los Bagdad, en apariencia, reclutaron a policías que les alertaban de operativos para que sus integrantes no fueran detenidos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.