Vanessa Loaiza N.. 6 julio
Según la Procuraduría, Celso Gamboa sería responsable de un delito de cohecho propio, un delito de incumplimiento de deberes, dos delitos de tráfico de influencias agravados y un delito de fraude de ley. Fotografía José Cordero
Según la Procuraduría, Celso Gamboa sería responsable de un delito de cohecho propio, un delito de incumplimiento de deberes, dos delitos de tráfico de influencias agravados y un delito de fraude de ley. Fotografía José Cordero

La Procuraduría de la Ética Pública (PEP) presentó este lunes 6 de julio una querella y una acción civil resarcitoria en contra de Celso Gamboa Sánchez, y se suma así a la causa que se le sigue al exmagistrado por, presuntamente, haber recibido como dádiva un viaje a Panamá.

Al parecer, los gastos de tiquete aéreo y hospedaje habrían sido cubiertos por el grupo económico de su amigo y empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños Rojas. El viaje se realizó del 9 al 10 de octubre del 2016.

La acción civil resarcitoria, estimada en ¢10 millones, se incorporará en el proceso penal que se sigue bajo el expediente 17-000015-33-PE, contra Gamboa, Bolaños Rojas y un primo de este último, identificado como Javier Rojas Segura, quien fungía como gerente general del grupo empresarial.

“Los hechos que se querellan constituyen delitos de cohecho propio, penalidad del corruptor bajo la modalidad de cohecho propio, incumplimiento de deberes, tráfico de influencias agravados y fraude de ley, previstos y sancionados en el Código Penal y la Ley Contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública respectivamente”, explica la Procuraduría en un comunicado enviado este lunes por la tarde.

El daño social derivado de estos hechos también fue estimado en ¢10 millones para Juan Carlos Bolaños y en ¢5 millones adicionales para Rojas Segura.

La Procuraduría le había confirmado al Ministerio Público, desde el viernes 26 de junio, que interpondría la querella y la acción civil, en su condición de víctima y en defensa de los intereses del Estado.

“El siguiente paso en el proceso es realizar las comunicaciones de las piezas interpuestas por la Procuraduría, lo cual se realizará en la Fiscalía General, para luego remitir el expediente al Juzgado Penal de Hacienda para la realización de la audiencia preliminar, y decidir, en ese momento, si la causa penal se eleva a juicio, entre otros”, agregó la PEP.

La acusación

El 25 de junio pasado, la Unidad Especializada de la Fiscalía General de la República concluyó la acusación contra el exmagistrado Gamboa Sánchez, por supuestamente haber recibido en dádiva un viaje a Panamá.

En un comunicado divulgado ese día por el Ministerio Público se indica que: “En apariencia, como resultado del beneficio otorgado, Gamboa efectuó un acto contrario a sus deberes como magistrado de la Sala de Casación Penal, al no inhibirse de resolver la solicitud de desestimación de la causa 15-000022-0033-PE”, en la que se señaló a los exdiputados Víctor Morales Zapata y Otto Guevara Guth, además de los imputados Wálter Céspedes Salazar y Juan Carlos Bolaños Rojas, “por un presunto delito de tráfico de influencias en favor de este último”.

“Por estos hechos se acusa a Gamboa por el presunto delito de cohecho propio, al empresario por un supuesto delito de penalidad del corruptor bajo la modalidad de cohecho propio y a Rojas por presunta penalidad del corruptor en calidad cómplice”, agregó el Ministerio Público.